SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD


UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Monday, November 13, 2017

UNA NUEVA CANCION


El hombre se mueve justamente
como ese tempano de hielo,
de aquí para allá,
a merced de la corriente,
sin marcha atrás.

Sus pensamientos son conducidos
por una fluída fuerza...
cuándo está contento,
cuándo siente miedo,
cuándo el frío derrite sus huesos,
cuándo está apesadumbrado
y ya no puede caminar.

Su mente lo puede trastornar
como una inundación
haciéndole palpitar el corazón
y sofocar su respirar
como una disminución del tiempo,
y ello lo dejará helado.

Y entónces pasará que nosotros,
en nuestra pequeñez,
en nuestra soledad,
nos sentiremos a la deriva,
de aquí para allá,
a merced de la corriente,
como un tempano de hielo...
sin poder articular palabras.

Pero ocurrirá que las palabras 
que necesitamos
afloraran por sí solas
y encontraremos una nueva canción.

Orpingalik,
poeta esquimal
Una nueva canción
La misma que elegimos,
por nosotros mismos,
al comenzar.
La misma que elegimos,
por nosotros mismos,
al terminar.

(Todo lo demás
es de los otros,
del universal glacial,
ese donde te empujan
para subir y bajar)

Es ese alfa y omega
de una eterna curva vertical,
esa parábola matemática
que he calculado muchas veces,
en desniveles desunidos,
para hacerlos transitables
en carreteras, 
en existencias
por las que debemos pasar
con una nueva canción,
la misma que elegimos,
por nosotros mismos
--con nuestros cálculos--
al comenzar;
la misma que elegimos,
por nosotros mismos
--con nuestros programas--
al terminar;
esas por donde 
el hombre se mueve justamente
como ese tempano de hielo,
de aquí para allá...

(Todo lo demás
es de los otros,
del universal glacial,
ese donde te empujan
para subir y bajar)

EL MUNDO HUMANO ESTA CONVERTIDO EN UN ABSURDUS ABSURDISSIMUM...


A Ted Kaczynski 
que vió claramente el Laberinto
(y le pusieron el nombre
que debería llevar Truman)

Me levanto de la cama cargado con el equipaje 
de los sueños, ese fardo que unas veces nos libera de nuestros fantasmas y otras nos deja frente a la Esfingie de nuestros miedos y engaños que se diluyen y desaparecen para dejar rostros y caras que nunca habíamos imaginado y que habitan dentro de nosotros 
sin pagar el alquiler estipulado. 

(¿Qué son los  sueños?
¿En qué clase de ignoto trastero los acarreamos?
¿En qué clase de lengua se expresan?
¿Sobre qué nos avisan y nos advierten?
¿Qué arcanos pasadizos envuelven sus semánticas 
y misteriosos altozanos?
¿Por qué no se dan en la misma lengua 
con la que en nuestra cotidianidad nos expresamos? 

Solo hemos hecho interpretarlos
pero nunca hemos averiguado 
la clase de necesidad que los generan,
como y para qué surgen
y cúales son sus girasoles y significados.

¿O es que tal vez la misma vida humana sea tan solo eso:
un sueño donde la conciencia no es mas que una prestidigitación llevada a cabo por un extraño mago,
que, a distancia, controla los hilos de nuestro existir
sin consultarnos?)


Y salgo --velocidad de escape: 11 kmts/segundo-- 
del absurdissimum del cosmos del homo sapiens; 
es decir, de mi cosmos, del de todos.

No es fácil

Pero merece la pena el intentarlo.
Para mi: una necesidad;
un obsesión en nefrítico estado;
una liberación forzada
que se safa del "Ser y el Tiempo"
que Heidegger había protagonizado;
un viaje interplanetario que nos lleva
a ver y sentir ésta evolución extraviada 
del ser humano como algo corregible
en la --inútil y divina-- catacumba en la que habitamos.

Si, es verdad que nada es sin alguna razón
(nihil est sine ratione)
Si, es verdad que cada ser tiene su razón
(omne ens habet rationem)
Y que ya los  sabios nos han explicado cómo y por qué se mueve la locomotora de la Humanidad, la hélice del barco donde vamos. 


Y han acertado en muchas cosas, y han descifrado mucho en qué consiste la cohesión interna de ésta histórica y mítica realidad que cargamos en la que un día, por querer ser dioses, rompimos la prohibición y comimos de aquel fatídico Árbol para despues cubrirnos nuestros genitales 
--los mismos que habían pecado--
con aquellas hojas de parra que aún llevamos como tapa-rabos...las mismas que recibieron aquel castigo del cual nunca nos escapamos: 
"A partir de ahora moriréis" 

Y asi llegó la muerte a una vida Natural 
que hasta aquel día habíamos llevado. 

Y asi nacieron la cultura y las religiones...
para quitarnos de encima ésta sentencia
que debemos cumplir 
con la nueva conciencia que la transgresión ancestral
nos implantó al no obedecer lo mandado.

...Y han acertado en muchas cosas, 
esos  sabios que trataron de guiarnos.

Incluso en la Génesis bíblica que nos han pasado.
Pero falta algo...algo que no cuadra con lo explicado; como un cable suelto que no se quiere amarrar para que no quede solucionado el rompe-cabezas que nunca completamos; que no se quiere atar no vaya a ser que al sujetarlo veamos el puerto al que hemos arribado. Y entónces nos decimos: no, ahí no vamos a entrar no vaya a ser que nos hundamos. Y giramos el timón y navegamos para otro lado.

Y al ir para otro lado...quedamos encallados.
Y ya hemos llegado a un punto que vayamos hacia donde vayamos siempre nos  encontramos que, al solucionar el  problema de turno, creamos mil más con los mismos e  idénticos resultados. 

Como si ya no pudiésemos dar la marcha atrás a sabiendas de que andando hacia adelante también nos encontraremos con los mismos batacazos.

Y asi nos encontramos en un cul-de-sac donde se generan, en contradicciones perpetuas, un tornillo sin fin cuyos engranajes nosotros mismos hemos ido creando.

Extraño y barroco destino el de una especie tan inteligente que no atina a salir del laberinto que ella misma, para progresar,  se ha ido forjando; como si para escapar del laberinto de la trampa donde hemos quedado encerrados nos hubiera dado por asesinar a Ariadna y destruir el Hilo conductor que a la puerta de salida nos hubiése  llevado...

Porque al puerto donde hemos arribado 
es al absurdus absurdissimum
de un mundo que,
habiéndo ya alcanzado los medios
que hoy en día proporcionan
un Sistema Tecnológico tan sofisticado
mediante el cúal podríamos compartir todos
las  riquezas y bellezas 
de éste hermoso y único Planeta tan paradisíaco...
hemos optado por el camino canibalístico
de comernos a nosotros mismos y despedazar
todo lo que tenemos a nuestro lado:
la tierra,
el mar,
el cielo,
nuestros hermanos...

Que raro...¿no...
que asi termine éste ser tan inteligente,
tan polifacético y adaptativo
a cualquier medio y circunstancias
que le presentaron las adversidades
para subsistir en cualquier lado?

Que raro...¿no...
que asi termine un ser cuyas manos
sirvieron para tallar desde hachas de piedras
hasta interpretar al piano
las sinfonías de Beethoven 
que todos escuchamos?

¿Como esas manos, 
éste cerebro tras ellas,
no nos han podido servir para hallar 
ese Hilo de Ariadna
para salir de ésta trampa
que nosotros mismos nos hemos fabricado,
y en lugar de ello hemos puesto en nuestras manos
el burdo pico destructivo 
de un absurdus absurdissimun progreso
que, a ciegas, va rompiendo paredes
sin saber si es correcta la dirección
que tomamos?

Blog Archive