LA EXITOSA OPERACIÓN DEL PENTÁGONO, COVID-19

LA EXITOSA OPERACIÓN DEL PENTÁGONO, COVID-19
Pinchar en la Imagen

SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD



Pinchar en la Imegen

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Monday, February 13, 2017

LA VIOLENCIA DE GENERO QUE NO SOLAMENTE QUEDO IMPUNE, SINO QUE FUE RECOMPENSADA

No, no son budistas
Eran cristianas. Y tenían nombres. Esposas, madres, hijas: Prudencia Acosta, María Antonia de la Purificación (conocida por sus vecinos como «Pureza»), Antonia Juntas Hernández («Antonia la Planchadora») y Antonia Gutiérrez Hernández.

Fueron rapadas, agredidas, golpedas, humilladas hasta sus tuétanos y obligadas a beber el aceite de ricino del fascismo del 'Caudillo' para ser exhibidas como trofeos de la jauría oficial por calles y plazas. Imaginémosnos el espectáculo que tenía lugar entre insultos y risotadas.

Sucedió en Oropesa, Toledo. Sí, aquí, en el ahora Reino de España de rey franquista y Monumento a ésta Victoria, en Madrid. La Victoria de las mujeres rapadas y el aceite de ricino que en tal monumento quedó glorificada.

Mujeres republicanas rapadas en Montilla, Córdoba
Las rapaban para que nadie olvidase su «delito». Muchas de ellas fueron forzadas a beber grandes cantidades de aceite de ricino, cuyos efectos inmediatos eran un gran dolor de barriga, quemazón, diarrea y vómitos. Luego eran paseadas o exhibidas en los pueblos y ciudades, vagando como figuras fantasmales para su propio escarnio y el de sus familias. A algunas, como las de Montilla, Córdoba, se las rapaba pero dejaba en la coronilla un mechón de pelo al que anudaban un lazo rojo como mofa por su supuesta vinculación a partidos y grupos izquierdistas.


Y todo esta "violencia de genero" fue justificada por los ideólogos y asesinos del fascismo, gañanes que se convirtieron en ejecutores, monstruos con aires de grandeza, enfermos de patologías que pondrían los pelos de punta, Como Queipo de Llano (el "libertador de Sevilla" al que Arthur Koestler lo llamaba "psicópata sexual", uno de los casos teratológicos más salvajes de la historia mundial que por Unión Radio Sevilla exhortaba al atavismo y la violencia contra las mujeres: «Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y de paso también a sus mujeres […] "Esto está totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y patalee".



Y todo quedó en la IMPUNIDAD.
Tengamos en cuenta, para conocer la 'Marca España', que incluso el actual partido gobernante en España tuvo su Big-Bang formacional, precisamente, en éste mismo régimen de ésta sui generis "violencia de genero" constitucional que aún, a pesar de que el término hoy en día está tan en boga, sigue su recorrido histórico, no ya en total impunidad rapadaera y ricinoera, sino que sus ejecutores fueron condecorados y premiados, y aún siguen enterrados en basílicas oyendo misas y junto a dios ensalzados.

No, aunque lo parezca, no es ficción, es el axis mundi de una 'Marca España' que en el planeta Tierra no tiene parangón.

::::::::::::::::::::::::::::::

PD:
Le damos las gracias al excelente blog Agente Provocador del cual damos su dirección rogándole que nos perdone si en su texto hemos introducido ciertos complementos sintácticos para ayudar a semántizar éste innaudito trauma histórico en el que ha quedado atrapado el pueblo español pues, como dijimos, aún sigue, frente a la Ciudad Universitaria de Madrid, el Monumento-Arco de la Victoria que santifica ésta gran victoria de las mujeres rapadas desfilando por las calles --muchas con sus hijos del brazo y acompañadas de sus seres queridos-- bajo los efectos del ricino. Que sepamos, algo único en la historia universal. Ni bajo las hordas de Atila se trató a la mujer igual. Otro record, unido al de las fosas comunes, que tenemos que celebrar.

Violencia de Genero,
Violencia Machista, si...hablemos de ella...
http://www.agenteprovocador.es/publicaciones/las-rapadas-que-nunca-deberiamos-olvidar

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ASI SE ESPIRITUALIZABA ESTA VIOLENCIA DE GENERO:

 

'AUNQUE DE NADA SIRVA'. En un lugar de la Tierra. Un año cualquiera

"Un pedante que vio a Solón llorar la muerte de un hijo le dijo: «¿Para qué lloras así, si eso de nada sirve?» Y el sabio le respondió: «Por eso precisamente, porque no sirve». Claro está que el llorar sirve de algo, aunque no sea más que de desahogo; pero bien se ve el profundo sentido de la respuesta de Solón al impertinente. Y estoy convencido de que resolveríamos muchas cosas si, saliendo todos a la calle y poniendo a luz nuestras penas, que acaso resultasen una sola pena común, nos pusiéramos en común a llorarla, y a dar gritos al cielo...Lo más santo de un templo es que es el lugar a que se va a llorar en común. Un Miserere, cantado en común por una muchedumbre azotada del Destino, vale tanto como una filosofía. No basta curar la peste, hay que saber llorarla. ¿Para qué? Preguntádselo a Solón"

El Hobre de Carne y Hueso,
Del Sentimiento Tragico de la Vida
Miguel de Unamuno



¿Dónde quepo yo en esa zanja
que habéis abierto?
¿Hay algo en ella que pueda abarcar
mi cuerpo entero?
Decidme
Respondedme, sepultureros
 
Cavadme una mucho mas grande
Quiero estar ancho
y meter en ella lo que en vida
no me concedieron
 
Quiero moverme en las holguras
que siempre me huyeron
 
Quiero que entierren conmigo
todos los utensilios
que nunca me sirvieron:
todo lo que quise y nunca pude tenerlo,
no para gozarlos en la otra vida
en la que no creo,
sino para devolvérselos a la tierra
para que otros, quizás,
puedan usarlos y llevar a cabo los sueños...
 
Quiero que caveis hondo,
sin escatimar esfuerzos,
hasta alcanzar el nadir sin retorno
dónde anidan todos los huesos
de los hombres que llegaron y pasaron
sin realizar sus deseos...
 
Quiero una zanja tan grande como el cielo
dónde pueda poner todas mis estrellas
que apagaron los vientos,
dónde se cumpla la afirmación
de negar a esos que mantienen
los cementerios llenos.
 
¿Me oiis, sepultureros?
 
Quiero que caveis un profundo agujero
para que salga de él toda la tierra
con la que quiero ser cubierto
y encontrar asi el calor que no tuve existiendo
 
¿Me oiis, sepultureros?
 
No os haré esperar mucho tiempo,
os lo  prometo.
Uno se levanta su propio nicho
cuándo las aguas se estancan
y todo se convierte en un gran estercolero
y la mariposa que sale del gusano
ya no vuela como queremos
 
Uno decide su propia muerte
cuando se cansa de caminar estrecho
y sólo desea ya que le ahondéis esa zanja
dónde quepa su cuerpo entero.
 
En un lugar de la Tierra
Un año cualquiera

Blog Archive