SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD


UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Friday, June 19, 2015

UN JOROBADO PRINCIPE JORDANO DE LOS DERECHOS HUMANOS ENCARGADO

                                

Sepa quien es el Alto Comisionado de la ONU que ataca a Venezuela


JEAN-GUY ALLARD – Zeid Ra’ad al Hussein, el Alto Comisionado de la ONU quien se robó los titulares en los últimos días reclamando la liberación de los golpistas detenidos en Venezuela por provocar múltiples acciones de violencia, es nada menos que un aristócrata de Jordania, miembro eminente de la familia real que gobierna este país, con una mano de hierro desde décadas.

Su Alteza Real el Príncipe Zeid Ra’ad Zeid Al-Hussein no pertenece a una rama cualquiera de esta dinastía medieval.
 
Es es el hijo del Príncipe Zeid de la Casa Hachemita y de la princesa turca Fahrelnissa Zeid, y es heredero de las Casas Reales de Irak y Siria.

En materia de represión, el Principe Zeid sabe mucho, muchísimo.
 
En 1989, el rey Abdala II le encargó la dirección de la Policía del Desierto de Jordania (la sucesora de la Legión Árabe) y cumplió servicio hasta 1994.
 
La aparentemente exótica policía del desierto, que dispone de 4 000 hombres y que con frecuencia usa camellos, patrulla las áreas desérticas (cuatro quintas partes del país) donde hace reinar el orden del régimen.
 
En su función de alto oficial de policía, Zeid estuvo en contacto cotidiano con otra policía, la que hace temblar a los opositores del gobierno real: el Departamento General de Inteligencia de Jordania (GID) – conocido como el Mukhabarat -, la temible inteligencia jordaní. La “que persigue, encarcela, tortura e incluso mata a todo aquel al que consideren un peligro para el gobierno”, según el testimonio reciente de un disidente refugiado en Londres.
 
El GID tiene una reputación de crueldad que ha provocado severas críticas de grupos de derechos humanos.
 
Según organismos internacionales, la ley jordana obliga a pedir un permiso a as autoridades para celebrar encuentros públicos, que pueden ser prohibidos con total.
 
No es ningún secreto que Jordania es el país más pro-norteamericano en el mundo árabe. Siempre fue un aliado de Estados Unidos a tal punto que se dijo que el fallecido rey Hussein – el abuelo de Zaid – se encontraba en la nómina de la CIA.
 
La capital de Jordania, Amman, sirvió como base para las operaciones de desestabilización de la CIA contra Saddam Hussein e Irak.
 
El GID trabajó con agentes de inteligencia estadounidenses interrogando a sospechosos y han cooperado con las operaciones que enviaron cientos de presos a Guantánamo.
 
Al dejar su puesto con la policía del desierto, Zeid fue delegado por el régimen en teritorio de la ex Yugoslovia donde  ha desempeñado el cargo de Oficial de Asuntos Políticos en el UNPROFOR – asociada a la OTAN – desde febrero de 1994 hasta febrero de 1996.
 
Ahí tuvo que conocer cada detalle del momento más horrible de esta fracasada  operación “humanitaria”. Mientras se encontraba precisamente en la región, ocurrió la Masacre de Srebrenica, también conocida como Genocidio de Srebrenica, el asesinato de 8.000 personas de etnia bosnia.
 
Aunque sus títulos de nobleza – que el protocolo de la ONU le prohibe usar – hacen de su persona una figura de las mil y una noches, Zeid prefiere los lujos bien occidentales de Londres, París o Nueva York y apenas disimula su americanofilia.
 
En 1972, Zeid se casó con una ciudadana norteamericana, Sarah Butler, hija de una familia de Texas vinculada al mundo del petróleo.
 
Disponiendo de toda la confianza del rey de Jordania, Su Alteza ha sido embajador de su país ante las Naciones Unidas durante los cuatro años antes de ocupar su actual puesto, y se encontró en la misma posición entre 2000 hasta 2007. En el medio, fue embajador en Washington.
 
En lugar de buscar cómo agudizar la crisis creada por Estados Unidos en Venezuela, al emocionarse con una supuesta represión producto de las campañas de desinformación desarrolladas por la extrema derecha, Zeid pudiera tal vez darle más atención a lo que ocurre en su propio país.
 
No puede ignorar que, ahí donde nació, en esa Jordania gobernada por su propia familia, más de medio millón de refugiados sirios, se encuentran sobreviviendo en campamentos,  víctimas de la actividad imperial de EEUU la nación que tanto ama.
 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
 
Lo que a éstas alturas altureras empieza
a ser totalmente increíble
es que ésta nítida y criminal desfachatez,
cinismo, descaro y cara dura,
no terminen de hacerle ver a las gentes
bajo qué clase de abyecta Gangstercracia
estamos dejando nuestras vidas.
 
¿Tanto es el poder de compra, terror y manipulación
con el que opera el BUF,
el Brainwashing Under Freedom,
que son capaces de nombrar a éste tipo como
HAUT-COMMISSAIRE
AUX DROITS L'HOMME
...y no pase nada?
De miedo.
 


UNA ESPECIE DE CLARO BORDADO...










El día que no nos levantamos de tontos
(si nos podemos permitir ese lujo onírico)
es el día que los otros
tienen más problemas con nosotros,
y, consecuentemente,
es el día que más notamos 
los problemas de los otros,
claro.

Nunca sabemos
como nos vamos a levantar de la cama

Porque la cama es una Universidad,
vamos, no de per se, claro,
sino como medium.

Porque durante el sueño
duermen los funcionarios
de nuestra prisión de máxima seguridad,
y puede pasar que se escape
alguno de nuestros presos

--Que son muchos, una barbaridad:
hay de toda clase, calaña, bajeza,
inmoralidad, degeneración, criminalidad;
un escaparate bien surtido,
desde el Australopithecus afarensis,
al lírico, el cannibal, el traidor,
y el galopante sexual-- 

Claro, siempre se escapan los más listos,
pero no siempre.

A veces se escapan los mas necesitados.
Necesidad y listeza,
juntas,
liman muy bien las rejas.

También puede ocurrir, claro,
que los guardianes se olviden
de cerrar una celda
y se escape el tonto,
que también puede pasar.

Bueno.
Pues resulta que anoche no se me escapó
ni el tonto ni el necesitado, sino el listo.

Y entre con él en el nuevo día.
Un tío un tanto pesado.

Tal vez porque el saber
no es ingrávido, que pesa.

Bueno, que entro en el día con él
y todo quisqui se me antoja
como un ramillete de zotes en remojo,
y resulta que al verse descubiertos por mi,
se irritan, se vuelven defensivos,
susceptibles, pendencieros
y saltamontes camineros
de egos y cencerros.

Y yo, sin hacer nada.
Solamente observandolos
Lo que les hacía molestarse mas,
aproblemarse mas.

Y lo que pasa es que --después de la observación--
el listo comenzó a decir cosas
que no gustan,
que nadie quiere oírlas,
que nadie quiere mirarse en sus espejos
porque éstos devuelven imagenes
no apetecidadas,
que ninguno de nosotros
queremos descubrir nuestros miedos

En realidad, lo que quieren las gentes,
lo que queremos todos, claro,
es obtener lo que deseamos
y que nos dejen en paz,
ser gratificados y escapar,
nada más,
que la ecuación humana
es muy fácil de calcular.

Que no nos vengan
con la tabarra de hacernos reflexionar.
Que no nos fuercen a posicionarnos
como el  pensador de Rodin.
Que nos dejen en nuestro bote salvavidas
de que todo es cuestión de opiniones 
Que no nos vengan con historias
que no concuerdan con nuestros credos.
Que no nos vengan a destruir
lo que con tanto esfuerzo vamos construyendo.
Y que, naturalmente, no nos hagan nadar
cuando nunca hemos ido al mar.
Que no nos digan cosas que no sabemos
Que no nos hagan cosquillas
dónde no nos podemos reír...
Y para usted el carro, Valentín

Y bueno.
Pues por ahí empiezan los líos

Y por eso digo que es el día
que los otros tienen más problemas
con nosotros.

En contraste,
el día que nos levantamos de tontos
nos lo pasamos mejor.

Pero el día que nos levantamos de necesitados
es cuándo nos quieren, más, claro,
y a quíen no le gusta que lo quieran...

Todo, todo ésto
depende de con qué clase
de almohada duerman los funcionarios
de nuestra prisión de máxima seguridad.

Y eso nunca lo sabemos
cuándo nos vamos a acostar.

Solo lo sabemos al despertar...
mariposa muerta de dos ojos
que la taxidermia diurna
nos ha hecho bordar.

Blog Archive