SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD


UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, February 5, 2020

LA DIFERENCIA ENTRE EL DESPRESTIGIO Y EL ESTAR DENTRO, Con Post Data


Post Data:

"Si para llevar a cabo una ley se tiene que aplaudir al rey, lo haremos sin ningún tipo de duda".

(Recordemos que no es 'un rey' cualquiera, es un rey franquista ubicado sobre impunes Crimenes de Lesa Humanidad y 114.000 desaparecidos por cunetas y campos de los que nadie quiere hablar)

"Tú puedes tener los mismos principios, pero cuando uno está en la política institucional ve las cosas desde diferentes perspectivas. No se trata tanto de cambiar de opinión como de asumir el rol que te toca".

Irene Montero, Ministra de Igualdad

Nos parece que todos tocamos las palmas cuándo estamos dentro, sin negar --claro está-- a los imprescindibles que no tocan las palmas porque el desprestigio de sus axiologías, éticas y principios no les compensa el producir el chasquido adulador del choque de sus manos dedicado al ilegitimo rey franquista del lugar.


Par excellencepasa en la política, pero también en las relaciones individuales y sociales; pasa al  asumir el rol que te toca, o el rol que deseamos que nos toque.

¿Como se pueden mantener los mismos principios
dentro de la política institucional y afuera de ella? 
Es una absurda 'coincidentia oppositorum'
Porque en éste caso tendríamos que preguntarnos qué son los principios, ¿algo maleable y adaptable 
a los intereses de turno?  Entónces no son principios;
entónces es un marketing dónde lo subastado se le adjudica al mejor postor, o al mejor desprestigiado 
que acepte tal operación.

¿Se puede cambiar el régimen desde dentro?
¿O es suficiente arrancarle un poquito más para quedar asi compensados por el irreversible desprestigio que sufrimos que anulará nuestra credibilidad?

¿Y si nunca hubiésemos padecido ningún desprestigio porque nunca fuimos realmente lo que decíamos ser, sino tan sólo una mimesis arribista para llegar al poder y desde allí darle un rostro humano al régimen para que todo, en esencia, lo mismo pudiése seguir?

Asumir el rol que te tocadice doña Irene
¿Qué es ésto?
¿Con qué cuchara se come éste chanchullo, ésta prestidigitación para que la coartada cubra con sus cortinajes retóricos una socialdemocracia que, por su palpable historia, todos sabemos adónde va y qué estafas, para tapar sus fachadas, tiene que hacer?

Ah, ya sabemos: todo para que la ultraderecha de la francocracia no alcance la pujanza que quiere tener. Con el menos-malo topamos otra vez. 
Ahora entendemos el papel de los malos en éste circo romano dónde todo menos que te echen a los leones

Y detrás de todo la de omnipresente 'voluntad de poder', ese felino agazapado esperando siempre su oportunidad de ser, de tener, de vencer. Vale, de acuerdo, pero que le digan la verdad a las gentes, que no las engañen, que pongan las genuínas cartas sobre la mesa, de lo contrario vamos a terminar todos como el traidor de Monedero...un monedero que sólo quiere ser llenado por los que pagan...Que verguenza de dignidad y alma vendidas por el plato de lentejas de turno. Por eso las gentes no creen en nada, en nada, y con razón.

"El Ministerio de Justicia 
es como el Ministerio de Trabajo. 
El Ministerio existe, pero no hay trabajo. 
Pues también hay un Ministerio de Justicia, 
pero no hay justicia" (A)

El Ministerio de Igualdad,
el de doña Irene, existe, 
pero no hay igualdad.

El Ministerio de Principios existe,
pero no hay principios,
lo que si hay son finales,
finales dónde ésta gangstercracia 
de los intereses privados 
sobre los de la colectividad
siempre gana y triunfa comiéndose
a los oponentes que quieran
las cosas cambiar.

Es la gran diferencia 
entre el desprestigio
y el estar dentro.

Porque no olvidemos
que cuándo uno está dentro
ve las cosas desde diferentes perspectivas.
No hay dudas.

Esta es una vieja historia
Hablada, escrita y remachada muchísimas veces sobre el mismo yunque de siempre. Y es muy simple, simplísima, en la dictadura capitalista.Y decimos dictadura por una razón que a éstas alturas debería ser muy fácil de aprehender y és ésto:
todos los partidos políticos 
en el gobierno capitalista
son, naturalmente, capitalistas.
(Asi funcionan las dictaduras de clases)
Si. 
Es de perogrullo. 
Lo sabemos.
Pero parece que está olvidado.

A Fidel Castro le preguntaron una vez sobre el por qué en Cuba no habían partidos políticos, y respondió: "Si, hay muchos, y todos conjugados en uno sólo, en el pueblo, en los intereses colectivos sobre los intereses privados: todo dentro de la Revolución, nada afuera de ella".

En la plutocracia burguesa si, hay diferentes partidos políticos, pero todos conjuntados en uno sólo, en la oligarquía, en los intereses privados sobre los intereses colectivos: todo dentro del Capitalismo, nada afuera de ello. 

Pablo Iglesias e Irene Montero estan englobados en ese sacrosanto esquema de: 
Si, desprestigiados, pero estamos dentro

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

(A)
Juan Manuel Olarieta Alberdi. Abogado (Bizkaia, 1955). Estudió Derecho y Ciencias Económicas. Sufrió su primera detención y encarcelamiento en 1977, y desde entonces ha sido detenido en más de 10 ocasiones. Desde 1979 ha ejercido como defensor de represaliados políticos y presos sociales. A su vez ha sido también represaliado por esta actividad. En 1992 obtuvo el Premio de la revista del Colegio de Abogados de Madrid por un artículo científico sobre conflictos jurisdiccionales. En 1991 publicó el libro ‘Los jueces en el banquillo. Antejuicio e impunidad judicial: El caso de las sentencias bondadosas’. En 2009 el libro ‘Las leyes de represión del anarquismo a finales del S. XIX’. Es autor de numerosos artículos jurídicos, políticos y científicos. 
https://insurgente.org/entrevista-a-juan-manuel-olarieta-yo-no-he-visto-nunca-la-sonrisa-de-este-regimen-solo-he-visto-sus-colmillos/
Entrevista:

Blog Archive