UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICA Y POLITICA, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Thursday, March 2, 2017

EL BARCO DE LOS LOCOS...EN SU COMPLETA SEMANTICA


El Barco de los Locos,
sí, de acuerdo, pero en el cúal
el Consejo de Administración,
los inversionistas  de la compañía naviera
dueña del mismo,
éstan cuerdos, muy cuerdos,
y, al llevar el timón del Barco,
siempre lo dirigen muy cuerdamente
al puerto de sus intereses.
 
No olvidemos éste dialéctico
contradictio in terminis e in adjecto
 entre locura y cordura,
aúnque, en realidad,
no hay contradicción alguna:
simplemente es la necesaria
y funcional antítesis que rige el régimen
del cuaderno de bitácora de abordo.
 
 Asi que no lo olvidemos.
Porque si lo olvidamos
y no lo tenemos en cuenta
terminaremos más locos y alienados 
de lo que ya vamos
en ésta demencial navegación
 
También tenemos que tener en cuenta
que los componentes
de tal Consejo de Administración,
naturalmente, se quedan en tierra,
no navegan en el Barco de los Locos.
 
Para eso les pagan al capitán,
a la oficialidad y a la tripulación.
(locos pagados)
 
Y nosotros, los pasajeros 
le pagamos a ellos, a los dueños,
(locos que pagan)
 
A fín de cuentas estamos pagando
para navegar, para sobrevivir,
y mantener así nuestra propia locura.

(Y es que los locos,
en términos clínicos y sociales,
siempre van contra sus intereses)

Ahora el Barco de los Locos
cobra una semántica más completa
y en consonancia
con la genuína realidad
del mar por dónde navegamos.
 
PD:
Un servidor va de polizón.
Por eso puedo decir éstas cosas.

 

No comments:

Blog Archive