UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Tuesday, November 6, 2012

PLUMA, BLANCA E INGRAVIDA...






Al levantarme por la mañana
me encontré una pluma en casa.
Blanca, ingrávidad.

La tiré al aire,
y, en delicados meandros,
tardó en llegar al suelo.



Lo repetí de nuevo.

Es libertador observar
como algo va flotando
y, aire invisible,
poco a poco,
se desliza hacia el piso
como si la gravedad
fuese ballet, juego.

La tomé entre mis dedos.
Ni la sentí al tacto.
Lo material encantado.

¿Como habría llegado a casa?
De vez en cuándo encuentro plumas en casa
que no me explico como han entrado.
Pero hoy me quedé pensando.

Porque todo es mente,
mensaje, sortilegio,
espirales que giran tratando
de conformar mundos muevos,
barruntos, premoniciones,
que conllevan la esotérica
materia y antimateria
del espíritu que llevamos dentro.

Lo inorgánico también encierra
vibraciones, pulsos,
que un día serán conciencia,
plumas, vuelos,
orillas de un mismo río
que nos mece sin velos,

espejos que impregnamos
con nuestras ondas
y con el crujido
de nuestros huesos.

Y ello fue lo que ví y sentí
en aquella pluma,
blanca, ingrávidad,
que encontré en el suelo.

¿Cómo llegan y entran
las plumas en nuestras casas,
en nuestras vidas,
si todo esta cerrado, hermético?

¿Invitación a volar?
¿A emigrar?
¿A transcender paisajes y rutinas
que nos hacen pesar más?

De vez en cuándo encuentro plumas en casa,
en la crisálida de mi vida,
y las tomo entre mis dedos
como frágiles melodías huídas
que buscan ser oídas,
que buscan nuestras manos
para que las pongamos en el aire
y puedan caer, ingrávidas,
y decirnos que liviana podria ser la noria
dónde todos los días sacamos agua.

"Hijo, a veces,
que pesada se hace la vida,
cuando las plumas
se hacen hierro
y el camino se hace subida".

He dejado caer otra vez la pluma.
Pero esta vez,
afuera,
en el viento.
Y una corriente de aire,
elevándola,
se la llevó hacia otras casas,
hacia otros puertos...



 http://sisifocansado.blogspot.com/2012/11/pluma-blanca-e-ingravida.html



No comments:

Blog Archive