SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD


UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, February 11, 2018

¿SABIAIS QUE FEDERICO GARCIA LORCA TUVO UN HIJO QUE SE LLAMABA JUAN?




"Que no baile el Papa!
¡No, que no baile el Papa!
Ni el Rey,
ni el millonario de dientes azules"
FGL



Si, Federico tuvo muchos hijos,
bosques de hijos...
y hasta una niña
y un pez muerto 
bajo la ceniza de los incensarios,
y a todos ellos los fue dejando por el camino
para que después fueran creciendo 
con la demiúrgica fuerza que él sintió
antes de que lo asesinara el fascismo,
el del Papa
el del Rey,
y el del Millonario de dientes azules
que hoy, impunes, bailan en la patria
la danza macabra
de sus crímenes y latrocinios. 

Entre esos muchos hijos que tuvo Federico

hubo uno que se llamaba Juan
que se perdió por los arcos 
un viernes de todos los muertos
Pero dejemos a Federico que nos lo cuente:

Yo tenía un hijo que se llamaba Juan
Yo tenía un hijo
Se perdió por los arcos 
un viernes de todos los muertos.

Le vi jugar en las últimas escaleras de la misa 
y echaba un cubito de hojalata 
en el corazón del sacerdote.

He golpeado los ataúdes. 
¡Mi hijo! ¡Mi hijo! ¡Mi hijo!
Saqué una pata de gallina 
por detrás de la luna 
y luego comprendí que mi niña era un pez
por dónde se alejan las carretas.

Yo tenía una niña
Yo tenía un pez muerto 
bajo la ceniza de los incensarios.
Yo tenía un mar. 
¿De qué? ¡Dios mío! ¡Un mar!

Subí a tocar las campanas, 
pero las frutas tenían gusanos.
y las cerillas apagadas
se comían los trigos de la primavera.

Yo vi la transparente cigüeña de alcohol
mondar las negras cabezas 
de los soldados agonizantes 
y vi las cabañas de goma
dónde giraban las copas 
llenas de lágrimas.

En las anémonas del ofertorio te encontraré, 
¡corazón mío!,
cuándo el sacerdote levanta la mula 
y el buey con sus fuertes brazos,
para espantar los sapos nocturnos,
rondan los helados paisajes del cáliz.

Yo tenía un hijo que era un gigante,
pero los muertos son más fuertes 
y saben devorar pedazos de cielo.

Si mi niño hubiéra sido un oso,
yo no temería el sigilo de los caimanes,
ni hubiése visto el mar amarrado a los árboles
para ser fornicado y herido 
por el tropel de los regimientos.

¡Si mi niño hubiera sido un oso!
Me envolveré sobre ésta lona dura 
para no sentir el frío de los musgos.

Sé muy bien que me darán 
una manga o la corbata;
pero en el centro de la misa 
yo romperé el timón y entónces
vendrá a la piedra la locura
de pingüinos y gaviotas
que harán decir a los que duermen 
y a los que cantan por las esquinas:

Él tenía un hijo.
¡Un hijo!. ¡Un hijo!. ¡Un hijo
que no era más que suyo
porque era su hijo.
Su hijo. Su hijo. Su hijo.

Federico Garcia Lorca

.......................................

¿Habéis entendido, Papas, 
sacristanes, monaguillos,
sacrílegos de dioses podridos?
¿Habéis entendido, Reyes,
súbditos, rastreros concubinos?
¿Habéis entendido, Millonarios,
lacayos, cómplices de crimenes y cuchillos?
¿Habéis entendido todos
los que habéis asesinado a Federico?
-----------------------
La música que se oye son 'Los Cuatro Muleros',
grabación de Federico García Lorca y La Argentinita
para La Voz de su Amo, en 1931;
fueron en total cincos discos gramofónicos 
con diez temas en total 
(dos por disco, y una canción por cara) 
que pertenecen a la Colección de Canciones Populares Antiguas.

Blog Archive