UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Tuesday, February 4, 2014

EL GRAN ICEBERG DE LO IMPENSADO

                                                              
'Le Cogito et L'impensé'

El pensar y lo impensado.
Aqí está el nudo gordiano asentado.

Los dos bueyes que tiran del  carro dónde  vamos,
aúnque el carrero sólo arree a uno de ellos.

Lo que llega a la conciencia
y lo que se queda en el camino
sin poder cruzar la frontera
dónde policías y gendarmenes
vigilan a los 'indocumentados',
esas ideas, percepciones y sentires
que no pueden tomar la palabra
porque carecen del pasaporte necesario
y no pueden pasar por un filtro estacionado;
Erich Fromm lo llama
el "filtro socialmente condicionado".

El primer aspecto de ese filtro es el leguaje.
"Por lo común" --dice Fromm-- "una experiencia casi nunca entra en la conciencia si el lenguaje no tiene palabras para expresarla".

(Sin contar, claro está, el limitado arsenal del vocabulario personal. De ahí que el "Homo ferus", como dice Lucien Malson, que no pose el habla, sea un caso teratólogico porque ningúna experiencia, a nivel de 'sapiens',  puede entrar en su conciencia )

El segundo aspecto del filtro que hace posible la conciencia es la 'lógica' que dirige el pensamiento en determinada cultura. Así como la mayoría de la gente supone que su lenguaje es 'natural' y que otros lenguajes sólo utilizan palabras diferentes para las mismas cosas, supone también que las reglas que determinan el pensamiento adecuado --correcto-- son naturales y universales, y que lo que es ilógico en un sistema cultural es también ilógico en cualquier otro. Un buen ejemplo de ello es la diferencia entre la lógica aristotélica y la dialéctica. Entre otras reglas, la primera se basa en la ley de identidad que afirma que si A = A  nunca puede ser igual a No-A, mientras que en la segunda se mantiene que A y No-A no se excluyen. En tanto que una persona vive en una cultura en la que la verdad de la lógica aristotélica no es puesta en duda, es muy difícil --si no imposible-- para ella tener conciencia de las experiencias que contradicen tal lógica. Como resultado, sería muy difícil para ésta persona tener conciencia, por ejemplo, de los sentimientos de ambivalencia, puesto que si siente amor, no puede sentir odio, porque carecería de sentido tener dos sentimientos contradictorios hacia la misma persona.

El tercer aspecto es el contenido de las experiencias. Toda sociedad excluye ciertos pensamientos y sentimientos de ser pensados, sentidos y expresados,
dependiendo de los valores, reglas e ideologías que correspondan a las necesicades del grupo --en el poder-- para mantener su necesaria coherencia interna sin desgarros y escinsiones que peligren su global supervivencia.

Aparte de lo restringente de éste "filtro socialmente condicionado", existimos y pensamos en éste "estado social en el que los hombres son dominados por sus falsas objetivizaciones", como decía Marx, o en ésta "ontología de un estado de cosas equivocadas" como apuntaba Adorno, lo que coadyuva a que el Iceberg de lo Impensado se haga muchísimo mas complejo al adquirir, no solamente los condicionamientos sociales, culturales y personales, sino los políticos y ontológicos del  momento histórico.

En el "Nacimiento de la Clínica" escribe Foucault:
"Lo que cuenta en el pensamiento de los hombres
no es tanto lo que han pensado sino lo no-pensado,
lo que desde el comienzo del juego los sistematiza".

Primero, lo que más cuenta para F. es lo no-pensado,
y, lo más importante es que desde
el 'comienzo del juego' es, precisamente,
ésto, lo que sistematiza --ensambla-- a ambos.
Muy interesante.

Extrapolando, ello se puede proyectar a una correlación con la História que nos da pie a decir que lo que cuenta en la História no es tanto lo que ha pasado y pasa sino lo que se impide que pase y, ni que decir tiene, que, al vivirse bajo un momentum histórico en el que cada vez se le dedican mas recursos a impedir que ocurra algo distinto de lo que ocurre, estamos obligados a deducir un insoslayable corolario: la fragilidad del régimen, sólo perceptible con ésta lógica dialéctica que es con la única que podemos desvelar la 'parte oculta del iceberg' que es, en su auténtico lenguaje, el mundo, que  N'est pas l'expression d'una chose, mais l'absence de cette chose"
(Maurice Blanchot, "Le Paradoxe d'Aytre", Les Temps Modernes, June, 1946, p.1580 ff.)  'No es la expresión de una cosa, sino la ausencia de esa cosa'.

(En este sentido podemos decir que es lo 'inexistente' --lo que se impide-- lo que hace posible lo existente --lo que tiene lugar--.  Es como en física la materia y la anti-materia, compuestas por partículas y antipartículas; la diferencia es que en la física, si éstas se encuentran se aniquilan entre sí, y en la  sociedad si lo que se impide y lo que que tiene lugar se encuentran se produce una revolución cuyo perdedor o ganador dependerá del potencial de la 'carga eléctrica' de cada cual)

'Le Cogito et L'impensé'
El pensar y lo impensado.
Aqui esta el nudo gordiano asentado.

El "Con la iglesia hemos dado, Sancho",
de Don Quijote, aquí habría que traducirlo
"Con la dialéctica hemos dado",
que es el único anzuelo que tenemos para pescar
lo que debajo de las aguas
se  está realizando:
lo que no ocurre y está pasando;
lo que se impide
para que pueda suceder
lo que se está llevado a cabo,
para que la ausencia
haga posible la presencia,
para hacer que lo-que-no-se-piense
sea la razón de lo-que-estamos-pensando.


Asi se matiene un orden

en el que  lo que desde el comienzo del juego sistematiza lo pensado y lo no-pensado,
es decir, lo que pasa y lo que se impide que pase,
como el anverso y reverso de una misma medalla
a la que hay que desplazar mediante
una drástica revolucion dónde no haya ya
que impedir nada distinto de lo que ocurre
porque lo que ocurre

es lo que debería de estar ocurriendo. 

Y ésto sería cumplir con lo que dialécticamente Hegel define el pensar: 
"Pensar es, en verdad, y esencialmente,
la negación de lo que está frente a nosotros", 
porque al negarlo afirmamos y rescatamos
lo que no-pensamos, que es,
en verdad y esencialmente,
la crisálida-iceberg dónde se fermenta la larva 
de posibilitar que las cosas pasen de otra forma
a la que pasan, dado que el mundo capitalista
--entremos ya al claustro--

'No es la expresión de una cosa,
sino la ausencia de esa cosa':
la ausencia e impedimento de su Nemesis:

Lo Impensado.
Porque mientras algo quede impensado
nunca podrá ser realizado.


                                                

No comments:

Blog Archive