UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICA Y POLITICA, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Monday, December 11, 2017

EL EFICIENTE SERVICIO METEREOLOGICO DEL TIEMPO QUE HACE Y DEL QUE VENDRA


El eficiente Servicio Metereológico 
del Tiempo que hace y del que vendrá
es una nueva religión burguesa cuyo propósito
--bien calculado-- es hacernos sentir
que sabemos lo que hace y hará 
el clima atmosférico
para que terminemos despreocupandonos
de otras clases de tiempos y climas
que son los que realmente nos afectaran.
Es lo que los  meta-psicólogos llaman
"transferencia hipostasiada"


Eso si, en ésto si que estamos de acuerdo: la dictadura capitalista nos mantiene muy bien informados del clima. 
Aquí no hay desinformación ni manipulación 
de las noticias. Es en lo único que son honestos. 

En ésto no nos podemos quejar: el preciso servicio metereológico que entra en todas las casas conlleva toda  clase de detalles, previsiones y pronósticos del clima que hace y hará. Asi que nos podemos ir todos los días muy tranquilos a la cama sabiéndo el tiempo que mañana llegará, seguros de que controlamos la Naturaleza y pase lo que pase no nos sorprenderá...

Estamos perfectamente informados 
del tiempo que hace,
del tiempo que viene,
del frío que aparacerá
y del calor que se nos vá;
de las lluvias que pasaron
y de las que vendran;
si hay inundaciones
o la sequía nos arrugará;
del nivel de los pantanos
que de agua se llenan 
o se vacíaran
según el pluvíometro 
marque en menos o más;
de cómo está la temperatura
de cada región,
de cada ciudad; 
si nevará a una altitud 
ddr 1500 metros o de 600 metros
a nivel del mar,
y si haran falta cadenas
para circular;
si una borrasca entrará por Galicia
o dará  la vuelta para no regresar jamás;
si el ciclón y el anticiclón
se siguen peleando
o han hecho la paz,
y si seguíran interponiéndose 
las líneas isobáricas
y la presión del barómetro 
bajará o aumentará...
pero de las otras presiones
que todos padecemos,
del clima interno, 
¿quíen nos hablará?

Por eso nosotros proponemos que nos den todos los días un informativo del tiempo 
que hace en nuestra descompuesta sociedad 
dónde los huracanes, las tormentas, 
las galernas y el temporal, 
con otras clases de servicios metereológicos 
también nos lo tendrían que dar
porque éstos son los que, precisamente, 
nos gustaría escuchar 
para saber quíenes se libran, hoy o mañana, 
del vendaval y quíenes, 
sin medios para salvarse, se ahogaran. 
Quíenes van bajo paraguas 
y quíenes cojeran una pulmonía mortal. 
Quíenes se moriran de frío 
y quíenes se calentaran. 
Quíenes seran llevados por la inundación
y quíenes, sacando fotografias,
veran las aguas pasar...

Estos son los partes metereológicos 
que estamos esperando 
porque las líneas isobáricas 
en la atmósfera
y la presión del barómetro 
bajará o aumentará, si, es verdad,
pero de las otras presiones
que todos padecemos,
del clima interno, 
¿quíen nos hablará?

LA EQUIVOCACIÓN DE JOSÉ Y MARÍA

¡ YA SE ACERCA LA NAVIDAD...! ¡PROTEGEROS! (Dedicado a la Memoria del Padre Miguel d’Escoto...)


"Desde que Cristo nació,
el enemigo de sus enseñanzas
ha sido siempre el capitalismo"
Miguel d’Escoto

A la Memoria del padre Miguel d’Escoto Brockmann
y de Hugo Chávez Frías, en la genuina amistad
que les unió bajo la misma percepción
de ver en Cristo un revolucionario socialista
en claro mensaje de justicia,
y de los que tanto aprendimos.

Por Navidad es cuándo Cristo --el verdadero-- se enfada más. Salta de su cuna y, enfurecido, látigo en mano, comienza a expulsar a los mercaderes que han invadido el templo sagrado,
su templo,
nuestro templo,
el templo del Espíritu
que lo convierten en Mercado.
Y nosotros, que ni somos Cristo ni tenemos látigo, ni tenemos los cojones suficientes para echarnos a la calle y gritar lo que está pasando, y como ya somos grandecitos y no podemos dormirnos al igual que ese duerme, duerme, mi niño, nos parapetamos, como miembro de la Société des Observateurs de L'homme, en nuestra jaula contemplando éste escandoloso espectáculo y escribimos nuestras impresiones en ésta pobre bitácora de barco varado que no va a ningún lado.

Ya nada va a ningún lado.

Nada parece tener lados,
forma,
perímetro,
sentido,
ángulos...
y todo parece haberse convertido
en un omnipresente Mercado
dónde todo se compra-y-se-vende
al mejor postor que pague
el precio señalado.


Un gran Mercado dónde se han crucificado
a todos los Cristos 
y a su genuino mensaje navideño
que por todas partes lo masacramos
...pero que debajo de la cuna 
de ese duerme, duerme, mi niño,
nos sigue iluminando:

"Llegado Cristo a Nazaret, ciudad donde se había criado, entró en la sinagoga a rezar. Le pusieron en las manos el rollo del profeta Isaiac, lo desenrrolló y elijió ésta parte al hacer lectura:

'El espíritu del Señor está sobre mi...

Y me envió a darle 
la Buena Nueva a los Pobres, 
a poner en libertad a los oprimidos 
y a liberar a los cautivos' "
(San Lucas, 4 16-25)


::::::::::::::::::::::::::::::::::

En realidad, la Navidad, la Buena Nueva, 
Cristo no vino a dársela a todos;
no; aquí estamos muy equivocados:
la Buena Nueva se la vino a dar a los pobres
(a los ricos no les hace falta la Buena Nueva),
a aquellos a los que les dirigió la palabra
en el famoso Sermón de la Montaña.

Blog Archive