SPREADING FREEDOM AROUND THE WORLD


UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICAS Y POLITICAS, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Tuesday, May 22, 2012

EL GAS NATURAL: LA ENERGIA QUE HOY EN DIA MUEVE LA HISTORIA

La mayor refinería de gas en el golfo Pérsico entrará en funcionamiento el año que viene en la isla de Queshm, en el sur de Irán, según anunció el director de la Compañía Iraní de Petróleo Submarino (NIOOC, por sus siglas en inglés), Mahmoud Zirakchianzadeh.

La energia que la demangante y de-mente caldera industrial del mundo cada dia necesita mas y mas tiene un nombre: gas natural.

Y a por él, cueste lo que cueste, caiga quien caiga, van las grandes potencias. 

Esto se ha convertido en una pelea entre canibales --armados con arsenal nuclear-- que no se detendran ante nada con el fin de apoderarse de esta energia vital.  

Y, naturalmente, detras de todos los eufeminismos, caretas ideologicas, retoricas orwellianas, letanias metafisicas y pseudoculturales, se hipostasian los verdaderos intereses que mueven este monstruo del consumo que se ha creado y cuyos nutrientes energeticos se desplazan --ante el atrofiamiento del petroleo-- hacia el abracadabra del gas. 

De haber vivido, Marx hubiese dicho que el motor de la historia, mas que la lucha de clases, es la lucha por el gas natural. Es como si estuviesemos pasando a una clase de tauromaquia mortal en la que la ultima estocada para sobrevivir frente a las embestidas del toro energetico es el apoderarse de los ultimos recursos de materias primas que aun quedan en este ordeñadisimo planeta Tierra.

He aqui lo que el experto, Imad Fawzi Shueibi, nos dice al respecto. 
Es indispensable el conocerlo porque es la Rosseta Stone para poder descifrar la clave hermeneutica que nos haga entender la guerra, la lucha y la sangre que a nivel geopolitico corre hoy en dia por el mundo. 

Porque las 'agencias de noticias' burguesas nos dejan en la inopia sobre todo ello llamandoles a las invasiones a paises 'operaciones humanitarias para salvar civiles'...¿desde cuando el gas o el petroleo van 'vestidos de civiles'?.
Que jeta tienen estos gangsters. 
Pero descubramos la tramoya de la mano de Imad.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

De la geopolítica del petróleo a la del gas

Siria, centro de la guerra del gas en el Medio Oriente


En momentos en que asistimos al derrumbe de la eurozona, en que una grave crisis económica ha llevado a Estados Unidos a acumular una deuda que sobrepasa los 14,940 billones de dólares, en momentos en que la influencia estadounidense declina ante las potencias emergentes que conforman el BRICS, se hace evidente que la clave del éxito económico y del predominio político reside principalmente en el control de la energía del siglo XXI: el gas.

Y Siria se ha convertido en blanco precisamente porque de halla en medio de la más importante reserva de gas del planeta. El petróleo fue la causa de las guerras del siglo XX. Hoy estamos viendo el surgimiento de una nueva era: la de las guerras del gas


Con la caída de la Unión Soviética, los rusos se dieron cuenta de que la carrera armamentista los había dejado exsangües, sobre todo por falta del aprovisionamiento energético que todo país industrializado necesita.


Estados Unidos, por el contrario, había logrado desarrollarse e imponer sin mucha dificultad su política internacional gracias a su presencia de décadas en las zonas petrolíferas. Los rusos decidieron entonces posicionarse en las fuentes energéticas, tanto en las que producen petróleo como en las productoras de gas.


Considerando que, debido a su repartición internacional, el sector petrolero no ofrecía buenas perspectivas, Moscú apostó por el gas, por su producción, su transporte y su comercialización a gran escala.


La partida comenzó en 1995, cuando Vladimir Putin trazó la estrategia de Gazprom: partir desde las zonas gasíferas de Rusia hacia Azerbaiyán, Turkmenistán, Irán (para la comercialización), hasta el Medio Oriente.


La verdad es que los proyectos North Stream y South Stream demostrarán ante la historia el mérito y los esfuerzos de Vladimir Putin por situar nuevamente a Rusia en la arena internacional y por desempeñar un papel importante en la economía europea, que durante las próximas décadas dependerá del gas como alternativa al petróleo o como complemento de este, dando la prioridad al gas por encima del petróleo.


A partir de entonces, era urgente para Washington instrumentar el proyecto Nabbuco, como competidor de los proyectos rusos y con la esperanza de desempeñar un papel decisivo en la determinación de la estrategia y la política para los próximos 100 años.


El hecho es que el gas será la principal fuente de energía del siglo XXI, como alternativa ante la reducción de las reservas mundiales de petróleo y, al mismo tiempo, como fuente de energía no contaminante. El control de las zonas gasíferas del mundo por parte de las antiguas potencias y de las potencias emergentes es el elemento que da origen a un conflicto internacional con manifestaciones de carácter regional.


Es evidente que Rusia ha sabido leer las cartas y que ha aprendido las lecciones del pasado ya que el factor que provocó el derrumbe de la Unión Soviética fue precisamente la falta de control de los recursos energéticos globales, indispensables para inyectar el capital y la energía que necesita la estructura industrial. Rusia ha comprendido además que el gas está destinado a ser la fuente energética del próximo siglo.


Una primera ojeada al mapa del gas nos revela que ese recurso se halla en las siguientes regiones, tanto en lo tocante a la situación de los yacimientos como al acceso a las zonas de consumo:

1. Rusia: Vyborg y Beregvya
2. Anexo a Rusia: Turkmenistán
3. En los alrededores más o menos inmediatos de Rusia: Azerbaiyán e Irán
4. Arrancado a Rusia: Georgia
5. Mediterráneo Oriental: Siria y Líbano
6. Qatar y Egipto.

Moscú trabajó rápidamente sobre dos ejes estratégicos: el primero es la creación de un proyecto chino-ruso a largo plazo basado en el crecimiento económico del Bloque de Shangai; el segundo es garantizar el control de los recursos gasíferos. Se sentaron así las bases de los proyectos South Stream y North Stream, frente al proyecto estadounidense Nabucco, respaldado por la Unión Europea, que apuntaba al gas del Mar Negro y de Azerbaiyán. Una carrera estratégica por el control de Europa y de los recursos gasíferos se estableció entre los proyectos de ambas partes.


Los proyectos de Rusia:


El proyecto North Stream conecta directamente a Rusia con Alemania a través del Mar Báltico, hasta Weinberg y Sassnitz, sin pasar por Bielorrusia. El proyecto South Stream comienza en Rusia, atraviesa el Mar Negro hasta Bulgaria y se divide pasando por Grecia y el sur de Italia, por un lado, y por Hungría y Austria, por el otro lado.


El proyecto de Estados Unidos:


El proyecto Nabucco parte de Asia Central y de los alrededores del Mar Negro, pasa por Turquía –donde se sitúa la infraestructura de almacenamiento–, y recorre Bulgaria, atraviesa Rumania, Hungría y llega hasta Austria, desde donde se dirige hacia la República Checa, Croacia, Eslovenia e Italia. Originalmente debía pasar por Grecia, idea que se abandonó debido a la presión de Turquía.


Se suponía que Nabucco debía ser el competidor de los proyectos rusos. Nabucco estaba previsto para el 2014, pero diversos problemas técnicos provocaron su posposición hasta 2017. A partir de esa posposición, el proyecto ruso comenzó a ganar la batalla por el gas, pero cada parte trata siempre de extender su propio proyecto hacia nuevas zonas.


Lo anterior tiene que ver por una parte con el gas iraní, que Estados Unidos pretendía incorporar al proyecto Nabucco conectándolo al punto de almacenamiento de Erzurum, en Turquía. Y también tiene que ver con el gas proveniente del Mediterráneo oriental, o sea Siria, Líbano e Israel.


Pero en julio de 2011, Irán firmó varios acuerdos para el transporte de su gas a través de Irak y de Siria. Por consiguiente, Siria se convierte así en el principal centro de almacenamiento y producción, vinculado además con las reservas del Líbano. Se abre así un espacio geográfico, estratégico y energético completamente nuevo que abarca Irán, Irak, Siria y el Líbano. Los obstáculos que ese nuevo proyecto viene enfrentando desde hace más de un año dan una idea del grado de intensidad de la lucha que se está desarrollando por el control de Siria y del Líbano.


Y al mismo tiempo aclaran el papel que ha venido desempeñando Francia, país que considera el Mediterráneo oriental como su propia zona de influencia histórica, destinada por lo tanto a satisfacer los intereses franceses, y donde Francia necesita recuperar el terreno perdido desde la Segunda Guerra Mundial. En otras palabras, Francia pretende desempeñar un papel en el mundo del gas donde, después de adquirir en Libia una especie de «seguro médico», ahora pretende obtener un «seguro de vida» a través de Siria y del Líbano.


Turquía, por su parte, se siente excluida de esta guerra del gas debido al retraso del proyecto Nabucco y porque no tiene nada que ver con los proyectos South y North Stream. El gas del Mediterráneo oriental parece escapársele inexorablemente a medida que se aleja del proyecto Nabucco.


Para concretar sus dos proyectos, Moscú creó la sociedad Gazprom en los años 1990. Alemania, deseosa de liberarse de una vez de todas las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, se preparó para incorporarse a ambos proyectos, tanto en materia de instalaciones como de revisión del gasoducto norte o de las instalaciones de almacenamiento del conducto South Stream en su zona de influencia, principalmente en Austria.


La empresa Gazprom fue fundada con la cooperación de Hans-Joachim Gornig, un alemán conocido en Moscú, ex vicepresidente de la compañía alemana de petróleo y de gas industrial que supervisó la construcción de la red de gasoductos de la RDA. Hasta octubre de 2011, el director de Gazprom fue Vladimir Kotenev, ex embajador de Rusia en Alemania.


Gazprom firmó numerosas transacciones con empresas alemanas, en primer lugar con las que cooperan con el proyecto North Stream, como los gigantes E.ON, del sector de la energía, y BASF, del sector de los productos químicos. En el caso de E.ON existen cláusulas que garantizan tarifas preferenciales en caso de alza de precios, con lo cual Rusia concede una especie de subvención «política» a las empresas del sector energético alemán.


Moscú aprovechó la liberalización de los mercados europeos del gas para forzarlos a desconectar las redes de distribución de las instalaciones de producción. Ya superados los antiguos enfrentamientos entre Rusia y Berlín, se abrió una fase de cooperación económica basada en aligerar la enorme deuda que pesaba sobre los hombros de Alemania, la de una Europa excesivamente endeudada por el yugo estadounidense. Se trata de una Alemania que considera que el espacio germánico (Alemania, Austria, la República Checa y Suiza) está destinado a convertirse en el centro de Europa, sin tener que soportar las consecuencias del envejecimiento de todo un continente, ni las de la caída de otra superpotencia.


Las iniciativas alemanas de Gazprom la empresa conjunta (joint venture) de Wingas con Wintershall, una filial de BASF, que es el mayor productor de petróleo y de gas de Alemania y controla el 18% del mercado del gas. Gazprom otorgó a sus principales socios alemanes participaciones en sus activos rusos nunca vistas anteriormente. De esta forma BASF y E.ON controlan cada una cerca de la cuarta parte de los campos gasíferos de Lujno-Rousskoie que alimentarán en gran parte el circuito North Stream. Y no se trata de una simple coincidencia si la equivalente alemana de Gazprom, llamada «la Gazprom germana», llegará a ser dueña del 40% de la compañía austriaca Austrian Centrex Co, que se especializa en el almacenamiento de gas y que está destinada a ampliarse hacia Chipre.


Esta expansión no es ciertamente del agrado de Turquía, país muy necesitado de participar en el proyecto Nabucco. Esa participación consistiría en almacenar, comercializar y transportar un volumen de gas que alcanzaría los 31,000 millones de m³ de gas al año, cifra que se elevaría posteriormente a 40,000 millones al año, un proyecto que hace que Ankara sea cada vez más dependiente de las decisiones de Washington y de la OTAN, sobre todo teniendo en cuenta los repetidos rechazos a sus pedidos de incorporación a la Unión Europea.


Los vínculos estratégicos que determina el gas son cada vez más decisivos en el plano político debido al cabildeo de Moscú en el Partido Socialdemócrata Alemán en Renania del Norte-Westfalia, importante base industrial y centro del conglomerado alemán RWE, proveedor de electricidad y filial de E.ON.


Hans-Joseph Fell, responsable de políticas energéticas de los Verdes, ha reconocido la existencia de esa influencia. Según el propio Fell, las 4 empresas alemanas vinculadas a Rusia tienen un importante papel en la definición de la política energética alemana. Estas empresas se apoyan en el Comité de Relaciones Económicas de Europa del este –o sea, en empresas que mantienen contactos económicos muy estrechos con Rusia y con los países del antiguo bloque soviético–, Comité que dispone a su vez de una red muy compleja de influencias sobre los ministros y la opinión pública. En Alemania, sin embargo, la discreción es la regla en lo tocante a la creciente influencia de Rusia, en base al principio de que es altamente necesario mejorar la «seguridad energética» de Europa.


Es interesante subrayar que Alemania considera que la política de la Unión Europea destinada a resolver la crisis del euro puede llegar a obstaculizar las inversiones germano-rusas. Esta razón, entre otras, explica el desgano de Alemania ante el salvamento del euro, moneda ya muy lastrada por las deudas europeas, a pesar de que el bloque germánico podría soportar esas deudas él solo. Además, cada vez que los europeos se oponen a su política hacia Rusia, Alemania afirma que los utópicos planes de Europa no son realizables y que incluso pudieran llevar a Rusia a vender su gas en Asia, lo cual pondría en peligro la seguridad energética europea.


Este matrimonio de intereses germano-rusos tiene sus bases en la herencia de la guerra fría, a raíz de la cual 3 millones de rusoparlantes viven actualmente en Alemania, conformando así la mayor comunidad extranjera en ese país, sólo después de la comunidad turca. Putin también era favorable a la utilización de la red de ex responsables de la RDA, que favorecieron los intereses de las compañías rusas en Alemania, sin entrar a mencionar el reclutamiento de ex agentes de la Stassi, como los directores de personal y finanzas de Gazprom Germania, así como el director financiero del Consorcio North Stream, Warnig Matthias quien, según el Wall Street Journal, ayudó a Putin en el reclutamiento de espías en Dresde en la época en que el propio Putin era agente del KGB. Hay que reconocer, sin embargo, que el uso que Rusia ha dado a sus antiguas relaciones no ha sido perjudicial para Alemania, ya que los intereses de ambas partes se han visto beneficiados sin favoritismo para ninguna de las dos.


El proyecto North Stream, principal vínculo entre Rusia y Alemania, fue inaugurado recientemente con una conductora que costó 4,700 millones de euros. Aunque esa conductora conecta a Rusia con Alemania, dado el reconocimiento por parte de los europeos del hecho que ese proyecto garantizaba la seguridad energética de Europa, Francia y Holanda se vieron obligadas a declarar que se trataba, en efecto, de un proyecto «europeo». Es importante mencionar en ese sentido que el señor Lindner, director ejecutivo del Comité Alemán para las Relaciones Económicas con los Países de Europa del Este declaró, con toda la seriedad del mundo, que se trataba efectivamente de «un proyecto europeo y no de un proyecto alemán y que [el proyecto] no encerraría a Alemania en una mayor dependencia con respecto a Rusia». Esa declaración subraya la inquietud que suscita el incremento de la influencia rusa en Alemania. Lo cierto es que el proyecto North Stream es, por su estructura, moscovita y no europeo.


Los rusos pueden paralizar a su antojo la distribución de energía en Polonia y en varios países más y estarán en condiciones de vender el gas al mejor postor. Sin embargo, la importancia que Alemania reviste para Rusia reside en el hecho que Alemania es la plataforma que Rusia necesita para desarrollar su estrategia continental, sobre todo teniendo en cuenta que Gazprom Germania posee partes en 25 proyectos cruzados, en países como Gran Bretaña, Italia, Turquía, Hungría, entre otros. Lo anterior nos hace decir que Gazprom está destinada a convertirse, en algún tiempo, en una de las empresas más importante del mundo, si no se convierte en la más importante.


Los dirigentes de Gazprom no sólo han desarrollado su proyecto sino que también se las han arreglado para contrarrestar el proyecto Nabucco. Gazprom posee el 30% del proyecto consistente en la construcción de una segunda línea conductora de gas hacia el este, siguiendo más o menos el mismo trazado que Nabucco. Los propios partidarios de esa segunda conductora confiesan que se trata de un proyecto «político» destinado a proporcionar una demostración de fuerza al frenar, e incluso bloquear, el proyecto Nabucco. Moscú se esforzó además por comprar gas en Asia central y en el Mar Caspio para enterrar ese proyecto y ridiculizar a Washington políticamente, económicamente y estratégicamente.


Gazprom está explotando instalaciones vinculadas al gas en Austria, o sea en el entorno estratégico de Alemania, además de alquilar instalaciones en Gran Bretaña y Francia. Son, sin embargo, las importantes estructuras de almacenamiento en Austria las que servirán para rediseñar el mapa energético de Europa, ya que alimentarán a Eslovenia, Eslovaquia, Croacia, Hungría, Italia y Alemania. A esas instalaciones hay que agregar el centro de almacenamiento que Gazprom está construyendo en Katrina con la cooperación de Alemania, para poder exportar el gas hacia los grandes centros de consumo de Europa occidental.


Gazprom creó una instalación común de almacenamiento con Serbia para proporcionar gas a Bosnia-Herzegovina y a la propia Serbia. También se han realizado estudios de factibilidad sobre métodos de almacenamiento similares en la República Checa, Rumania, Bélgica, gran Bretaña, Eslovaquia, Turquía, Grecia et incluso en Francia. Gazprom fortalece así la posición de Moscú, proveedor del 41% del gas que se consume en Europa.

Esto representa un cambio sustancial en las relaciones entre el este y el oeste a corto, mediano y largo plazo. Presagia además un declive de la influencia estadounidense, representada por los escudos antimisiles, y se avizora el establecimiento de una nueva organización internacional cuyo pilar fundamental será el gas. Para terminar, todo esto explica la intensificación de la lucha por el gas, desde la costa oriental del Mediterráneo hasta el Medio Oriente.


Se suponía que Nabucco transportaría gas hacia Austria a través de 3 900 kilómetros de territorio turco y estaba concebido para proporcionar anualmente a los mercados europeos 31 000 millones de m³ de gas natural proveniente del Medio Oriente y de la cuenca del Caspio. El apuro de la coalición OTAN-Estados Unidos-Francia por eliminar los obstáculos que se oponían a sus intereses en materia de aprovisionamiento en gas en el Medio Oriente, esencialmente en Siria y Líbano, reside en la necesidad de garantizar la estabilidad y el consentimiento del entorno cuando se habla de las infraestructuras e inversiones que exige la industria del gas. La respuesta siria fue firmar un contrato para trasladar el gas iraní hacia su territorio, pasando por Irak. La batalla se focaliza, por lo tanto, alrededor del gas sirio y del gas libanés. ¿Alimentará a Nabucco o a South Stream?


El consorcio Nabucco se compone de varias empresas: la alemana REW, la austriaca OML, la turca Botas, la búlgara Energy Company Holding y la rumana Transgaz. Hace 5 años, los costos iniciales se estimaban en 11,200 millones de dólares, pero de aquí al año 2017 podrían elevarse a 21,400 millones. Esto plantea numerosas interrogantes en cuanto a su viabilidad económica ya que Gazprom ha logrado contratos con varios países que debían alimentar a Nabucco, que no podrá contar ya con los excedentes de Turkmenistán, sobre todo luego de los infructuosos intentos por apoderarse del gas iraní. Este último factor es uno de los secretos que se desconocen sobre la batalla por Irán, país que traspasó la línea roja en su desafío a Estados Unidos y Europa al escoger Irak y Siria como trayectos para el transporte de una parte de su gas.


Así que la mayor esperanza de Nabucco es aprovisionarse con el gas de Azerbaiyán y el yacimiento de Shah Deniz, convertido en casi la única fuente de aprovisionamiento de un proyecto que parece haber fracasado sin haber comenzado. Eso es lo que se desprende, por un lado, de la aceleración de la firma de contratos que Moscú ha concluido para la compra de fuentes inicialmente destinadas a Nabucco y de las dificultades surgidas, por otro lado, al tratar de imponer cambios geopolíticos en Irán, Siria y Líbano.


Y todo esto se produce en momentos en que Turquía reclama su tajada en el proyecto Nabucco, ya sea mediante la firma de un contrato con Azerbaiyán para la compra de 6,000 millones de m³ de gas en 2017 o a través de la anexión de Siria y del Líbano, con la esperanza de obstaculizar el tránsito del petróleo iraní o de recibir parte de la riqueza gasífera de Líbano y Siria. Parece que la posibilidad de hacerse de un lugar en el nuevo orden mundial exige prestar cierta cantidad de servicios, que van desde el apoyo militar hasta servir de base al dispositivo estratégico del escudo antimisiles.


Lo que quizás sea la principal amenaza para Nabucco es el intento ruso de hacerlo fracasar mediante la negociación de contratos más ventajosos que los suyos a favor de Gazprom para North Stream y South Stream, lo cual invalidaría los esfuerzos de Estados Unidos y de Europa, disminuiría la influencia de ambos y perturbaría la política energética de esos contendientes en Irán y/o en el Mediterráneo.


Además, Gazprom podría convertirse en uno de los inversionistas u operadores más importantes de los nuevos yacimientos de gas en Siria y Líbano. No por casualidad el ministro sirio del Petróleo anunció, el 16 de agosto de 2011, el descubrimiento de un pozo de gas en Qara, cerca de Homs, cuya capacidad sería de 400 000 m³ diarios (146 millones de m³ al año), por no mencionar la importancia del gas existente en el Mediterráneo.


Los proyectos North Stream y South Stream han reducido, por lo tanto, la influencia política de Estados Unidos, que ahora parece haberse rezagado. Los síntomas de hostilidad entre los Estados europeos y Rusia se han atenuado, pero Polonia y Estados Unidos no parecen dispuestos a renunciar. A finales de octubre de 2011, estos dos países anunciaron la modificación de su política energética como consecuencia del descubrimiento de yacimientos europeos de carbón que deberían disminuir la dependencia con respecto a Rusia y al Medio Oriente.


Ese parece ser un objetivo ambicioso, pero sólo posible a largo plazo debido a los numerosos pasos previos que exige la comercialización ya que se trata de un tipo de carbón hallado en rocas sedimentarias a miles de metros bajo tierra, por lo cual exige el empleo de técnicas hidráulicas de fractura a altas presiones para liberar el gas, y eso sin entrar a considerar los riesgos para el medio ambiente.


La cooperación chino-rusa en el campo energético es el motor de la asociación estratégica entre los dos gigantes. Según los expertos, constituye incluso la «base» de su reiterado doble veto a favor de Siria.


Esta operación no tiene que ver únicamente con el aprovisionamiento de China en condiciones preferenciales. China está llamada a vincularse directamente con la distribución del gas a través de la adquisición de activos y de instalaciones, además de un proyecto de control conjunto de las redes de distribución. Paralelamente, Moscú da muestras de su flexibilidad en cuanto a los precios del gas, a condición de que se le conceda acceso al muy provechoso mercado interno chino. Se ha acordado, por lo tanto, que los expertos rusos y chinos trabajen juntos en los siguientes campos: «La coordinación de estrategias energéticas, la previsión y la prospección, el desarrollo de los mercados, la eficacia energética y las fuentes alternativas de energía».


Otros intereses estratégicos comunes están vinculados a los riesgos que representa el proyecto estadounidense de «escudo antimisiles». Washington no sólo ha implicado a Japón y Corea del Sur sino que, a principios de septiembre de 2011, también invitó a la India a sumarse al proyecto. Esto trae como consecuencia que las preocupaciones de los dos países se cruzan en momentos en que Washington trata de reactivar su estrategia en Asia central, o sea en la Ruta de la Seda.

Y esa estrategia es la misma que George Bush había emprendido (el proyecto Gran Asia Central) con vistas a contrarrestar –con la colaboración de Turquía– la influencia de Rusia y China, resolver la situación en Afganistán de aquí al año 2014 e imponer la fuerza militar de la OTAN en toda la región. Uzbekistán ya ha dado a entender que podría acoger a la OTAN, y Vladimir Putin ha estimado que lo que pudiera hacer fracasar la intrusión occidental e impedir que Estados Unidos perjudique a Rusia sería la expansión del espacio Rusia-Kazajstán-Bielorrusia, en cooperación con Pekín.


Este panorama de los mecanismos de la actual lucha internacional da una idea del proceso de formación del nuevo orden internacional, basado en la lucha por la supremacía militar y cuyo elemento central es la energía, con el gas en primer lugar.


EL GAS DE SIRIA


Cuando Israel emprendió la extracción de petróleo y gas, a partir de 2009, estaba claro que la cuenca del Mediterráneo se había sumado al juego y que había dos posibilidades: o bien Siria iba a ser objeto de un ataque o toda la región lograría vivir en paz, ya que se supone que el siglo XXI sea el siglo de la energía limpia.


Según el Washington Institute for Near East Policy (WINEP, el think-tank del AIPAC), la cuenca del Mediterráneo encierra las mayores reservas de gas y es precisamente en Siria donde se hallan las más importantes. Ese mismo instituto ha emitido también la hipótesis de que la batalla entre Turquía y Chipre se intensificará porque Turquía no puede aceptar la pérdida del proyecto Nabucco (a pesar del contrato firmado con Moscú en diciembre de 2011 para el transporte de gran parte del gas de South Stream a través de Turquía).

La revelación del secreto del gas sirio da una idea de la enorme importancia de lo que está en juego. Quien tenga el control de Siria podrá controlar el Medio Oriente. Y a partir de Siria, puerta de Asia, tendrá en sus manos «la llave la Casa Rusia», como decía la emperatriz rusa Catalina la Grande, y también la de China, a través de la Ruta de la Seda, lo que le permitirá dominar el mundo ya que este siglo es el Siglo del Gas.


Es por esa razón que los firmantes del acuerdo de Damasco, que permite que el gas iraní pase a través de Irak y llegue al Mediterráneo, creando un nuevo espacio geopolítico y cortando la línea vital de Nabucco, declararon en su momento que «Siria es la llave de la nueva era».


Imad Fawzi Shueibi
Filósofo y geopolítico. Presidente del Centro de Estudios Estratégicos y Documentación (Damasco, Siria)

http://sisifocansado.blogspot.com/2012/05/el-gas-natural-la-energia-que-hoy-en.html

MIENTRAS LA GANGSTER-CRACIA INTERNACIONAL DENUNCIA AL "DICTADOR HUGO CHAVEZ", SILENCIAN LOS CRIMENES DEL TERRORISMO DEL LOBO QUE TIENEN EN HONDURAS

José Bayardo Mairena, de 52 años, asesinados al salir de su programa de radio

Las dos últimas víctimas de la barbarie contra el periodismo en el país centroamericano fueron Erick Martínez Ávila, de 32 años, y el coordinador de noticias de HRN, Alfredo Villatoro. Ambos fueron secuestrados y aparecieron posteriormente muertos, en un caso el 6 de mayo y el otro el 16, con signos de estrangulamiento y violencia física.



El papelón del presidente Porfirio Lobo no pudo ser mayor, pues en referencia a Villatoro, el día anterior a que apareciera su cadáver, había declarado que el gobierno tenía una prueba de vida.


Ese hombre de radio, de las más escuchadas en el país, fue hallado muerto y su cadáver había sido vestido con uniforme de “Las Cobras”, un organismo policial de antecedentes represivos.


Como Villatoro era un periodista de muchos años en el ejercicio de la profesión, a la Sociedad Interamericana de Prensa no le quedó más remedio que emitir un comunicado. No suele ocuparse de estos casos, pero con aquél hizo una excepción.


La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó ayer su repudio por el asesinato. “Nuestra indignación por el desenlace trágico en este caso proviene del lento accionar, la laxitud y el pobre compromiso de las autoridades, que no han logrado ponerle freno a la violencia”, dijo el peruano Gustavo Mohme, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP.


Sobre Martínez Ávila, en cambio, la SIP hizo el silencio acostumbrado. Claro, era un hombre joven, de la izquierda, precandidato a diputado por el departamento de Morazán por el Partido LIBRE que encabeza la esposa del derrocado Manuel Zelaya, Xiomara Castro de Zelaya. Erick era de los sectores más combativos de ese partido legal y el Frente Nacional de Resistencia Popular, y militaba en la Organización Política Los Necios.


Además de esa currícula polítca de la víctima, poco amigable para la SIP, se debe consignar que era dirigente de la comunidad lésbica y gay de Honduras. Justamente su candidatura a diputado por LIBRE había motivado la mofa discriminatoria del diario El Heraldo, uno de los pilares del golpe de Estado militar-cívico de junio de 2009 y, por supuesto, afiliado a la SIP.


El cable de la agencia AP del 17 de mayo, consignaba: “entre 2003 y 2012, el organismo estatal de derechos humanos registra la muerte de 29 periodistas, de las cuales 22 han ocurrido durante la gestión de Lobo, que gobierna desde 2010″.


Otras estadísticas surgen del Comité por la Libre Expresión, C-Libre, de Honduras, que sin contar a Martínez y Villatoro, afirmó: “desde noviembre del 2003 a la fecha, C-libre mantiene en sus registros la muerte violenta de al menos 28 periodistas y comunicadores sociales:

Germán Rivas,
Carlos Salgado,
Rafael Munguía,
Osman Rodrigo López,
Bernardo Rivera Paz,
Gabriel Fino Noriega,
Nicolás Asfura,
Joseph Hernández,
David Meza,
Nahún Palacios,
Bayardo Mairena,
Manuel de Jesús Juárez,
George “Georgino” Orellana,
Luis Arturo Mondragón,
Israel Díaz Zelaya,
Henry Orlando Suazo,
Héctor Francisco Medina,
Luis Mendoza,
Luz Marina Paz,
Saira Almendares
y Fausto Flores Valle.


El golpismo lo acentuó


Uno de los periodistas radicados en Honduras y que viene siguiendo puntualmente las violaciones a los derechos humanos del periodismo y los crímenes que se comenten en su contra es Dick Emanuelsson. De nacionalidad sueca estuvo como corresponsal varios años en Colombia, donde sus noticias sobre el comportamiento del Ejército durante la gestión de Álvaro Uribe lo malquistaron con las FFAA.


Fue amenazado de muerte y debió irse de Bogotá, radicándose en Tegucigalpa. Fue como salir de Guatemala y caer en Guatepeor. Emanuelsson reporteó el 7 de mayo a Gilberto Ríos, secretario general de Los Necios, donde militaba Martínez. Allí se lee que “con el asesinato del compañero y colega ya son 24 los periodistas asesinados desde el 27 de enero de 2010 cuando el actual régimen de Porfirio Lobo Sosa asumió el poder”. Unos pocos días más tarde apareció muerto Villatoro, secuestrado el 9 de mayo; por eso este cronista toma la cifra de 25 periodistas asesinados durante el mandato de Lobo.


Estos crímenes venían de antes, pero el golpe del 28 de junio de 2009, con el títere Roberto Micheletti y sus generales entrenados por el Comando Sur norteamericano, los acentuaron.

Los grupos criminales amparados por el gobierno y las Fuerzas Armadas no sólo matan a periodistas. Hubo 47 campesinos masacrados en el valle del Aguán, por sicarios de los propietarios palmeros de allí, como Miguel Facussé Barjum, que tiene medios de comunicación y otras empresas. Facussé está acusado de permitir vuelos del narcotráfico en sus haciendas y esto es sabido, incluso por la DEA y el Departamento de Estado, que no hacen nada en su contra.


También fueron matados dirigentes políticos, como Santos Alberto Domínguez Benítez, 24 años, miembro de COPINH, de derechos humanos; Miguel Angel Barahona, 67, catedrático universitario que impulsaba la creación del Centro Universitario Regional de El Progreso, y Edilberto Zolano Mejía, 55, secretario general del Partido Socialista Morazánico. Todo esto, más lo de Martínez y Villatoro, ocurrió entre el 1 y el 16 de mayo.


¿Cómo en Colombia?


Primero con Micheletti y luego con Lobo, Honduras se ha convertido en una plaza donde la vida no vale nada, en general, y la vida de quienes tienen alguna profesión comprometida o alguna militancia gremial, social o política, vale menos que nada.


El resultado es que Honduras ha llegado al índice de homicidios más alto del planeta, al menos donde se llevan estadísticas: 86 muertes cada 100.000 habitantes.

Ser joven es directamente una invitación al cementerio: 2.092 jóvenes fueron ultimados durante estos años de Lobo; además se cuentan 400 femicidios, 370 presos calcinados en la cárcel de Comayagua, 42 lesbianas y gays eliminados, los campesinos del Aguán citados más arriba, etc.


Semejante panorama tiene conexión con los paramilitares colombianos que operan en Honduras junto a asesores militares israelitas, así como la mala educación democrática inoculada a las FFAA por los estadounidenses que cuentan en el país con la base Soto Cano, Palmerola, más los cursos antiinsurgentes que dieron a los militares hondureños en la “Escuela de las Américas”.


Los generales golpistas de 2009 secuestraron al presidente constitucional, Mel Zelaya, y lo llevaron primero a la base de Soto Cano, antes de deportarlo ilegalmente a Costa Rica.


El panorama de secuestros, torturas, persecución al periodismo y crímenes contra activistas políticos legales tiene gran parecido a lo que ocurre en Colombia. Por eso Emauelsson, que conoce bien lo que pasa en Bogotá, antes con Uribe y ahora Juan M. Santos, planteó días atrás: “¡El “Síndrome de la Unión Patriótica en Colombia recurre ahora a Honduras”!


Se refirió así al caso de la guerrilla desmovilizada a mediados de los ´80, que formó un partido legal, la Unión Patriótica, que fue objeto de una campaña de aniquilamiento. Cerca de 5.000 militantes de UP, incluso candidatos a presidente, legisladores y concejales electos, fueron masacrados por los paramilitares y parapoliciales, eso es, por los militares y policías mandados de noche por el Estado sin sus uniformes de rigor.


¿Será entonces que los dueños del poder, las finanzas y la tierra en Honduras tienen tanto miedo a las elecciones de noviembre de 2013 donde será candidata Xiomara Castro de Zelaya? ¿Han decidido bañar en sangre al pueblo hondureño, comenzando por el periodismo, para asegurarse que en las próximas elecciones el partido LIBRE no pueda competir y nadie quiera ser candidato en su lista porque sería hombre muerto?


Desde Argentina no es mucho lo que se pueda hacer por aliviar aquella situación de los colegas, pero al menos se debe hablar del tema, evitar su invisibilización y el contrabando ideológico. Esto último hicieron en Enfoques (”La Nación” 20/5) Pablo Sirven y su reporteado Jon Lee Anderson. A lo largo de dos páginas tamaño sábana, hubo preguntas y respuestas sobre el ejercicio del periodismo en la región y el mundo, sin que ni uno ni otro se refiriera a los crímenes de Honduras.


Peor aún, la última pregunta de Sirven fue: “¿Qué piensa de gobernantes como Cristina Kirchner, Rafael Correa y Hugo Chávez que hablan de la prensa prácticamente como un poder diabólico?”. Respuesta de Anderson: “No es saludable que los presidentes estén enfrentados con la prensa”.


Ese par de periodistas del sistema sigue creyendo que el país más peligroso para la prensa sería Cuba. Lo cree, pese a que Ernesto Carmona (Mapocho press), desenmascaró esa mentira recordando que “el último periodista muerto en Cuba fue Carlos Bastidas Argüello, corresponsal en viaje ecuatoriano de 23 años, asesinado en 1958 en La Habana por la dictadura de Batista.

(Tomado de Cubadebate)

::::::::::::::::::::::::::::::::

Damos la dirección electrónica del 'blog' del dignísimo periodista, Dick Emanuelsson.
De la mano de su riesgoso trabajo
podemos ver la dantesca situacion
bajo la que vive el pueblo hondureño
...absolutamente taponada
por los medios de incomunicacion:


http://dickema24.blogspot.com/

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El terror que hoy USA el Lobo en Honduras fue cimentado 'didácticamente' por los expertos israelies:

COMANDOS ISRAELIES INSTRUYEN
A LOS MILITARES GOLPISTAS DE HONDURAS

Dick Emanuelsson


Entrevista a René Andrés Pavón, Presidente del Comité de Derechos Humanos de Honduras, CODEH


Hay estructuras paramilitares que están trabajando en coordinación con las fuerzas armadas”, dice el indiscutible líder de la lucha por los derechos humanos en Honduras, Andrés Pavón, ante la tumba de una nueva víctima por la dictadura de los golpistas hondureños.
No es de extrañar. Los principales profesores de terrorismo de Estado vienen del Estado sionista para enseñar muerte, inteligencia, terror y saber como sostener un Estado contra una población que lucha por sus derechos constitucionales. O, como en el caso del pueblo de Honduras, para restablecer la democracia. A continuación, la entrevista a Andrés Pavón, Presidente del Comité de Derechos Humanos de Honduras.

Blog Archive