UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, August 7, 2016

LA OLIMPIADA: LA COLOSAL E INFLUYENTE INDUSTRIA DEL DEPORTE


Gran Bretaña, con ese sentido megalófilo del juego competitivo que tuvo el imperialismo inglés (para ellos era un deporte muy gustoso el conquistar y saquear pueblos porque siempre ganaban la competición, claro), es el origen de casi todos los deportes actuales.

Todos fueron robados o copiados de lo que presenciaban en las costumbres y tradiciones de los múltiples pueblos de sus extensivas colonias. Podemos decir en este sentido que fueron los pueblos nativos y originarios los genuinos creadores de juegos y esparcimientos colectivos que después, cuando llegaron sus conquistadores europeos, lo transformaron en deportes para montar con ello una de las mas importantes infraestructuras socio-económica de los tiempos modernos.


La Revolución Industrial llevó a tiempos de ocio tanto a las clases sociales medias como a las altas, tiempo que algunos emplearon para empezar a realizar actividad física, participar en campeonatos locales y para la gran mayoría del pueblo supuso que encontró en ello una alternativa de ocio simplemente como espectadores en los acontecimientos deportivos

Es decir, que la originaria acumulacion de capital tambien fue el principio de la acumulacion de un excedente de energías y ocio en esas mismas clases sociales que poseian las riquezas que produjo las primeras importantes riquezas en pocas manos.

La cultura deportiva se focalizó en los colegios y las universidades en los siglos XVIII, y en los inicios del XIX en estas instituciones dentro del ámbito educativo inglés, se aplicaron reformas que potenciaron los juegos deportivos.
Los programas educativos van a conceder al esfuerzo físico un papel importante por entender que fomenta la responsabilidad del alumno y le inicia en la vida social adulta, además de vincularle desde edades tempranas con los valores positivos que el deporte promueve en un sociedad dada.

Y se toma la decisión de conceder a estos colegios la dirección de las asociaciones deportivas, y los excelentes resultados obtenidos hicieron que esta experiencia educativa de extender el deporte se popularizara por toda Inglaterra, estableciendo un horario escolar de al menos 3 medias jornadas semanales dedicadas a la educación física, y lo más importante es que de los colegios pasó a las universidades inglesas y de esta, poco a poco, al publico en general.

Las asociaciones las gestionaban los propios alumnos que nombraban a su capitán al que obedecían en el campo de juego. Se entendía que el trabajo de esta asociación era un excelente aprendizaje para la vida social, por otro lado, estas asociaciones decidieron llevar a cabo enfrentamientos deportivos entre sí.

Esto popularizó el deporte y sobre todo unificó las reglamentaciones para hacer viable los campeonatos, así las competiciones de remo, cross, fútbol se fueron integrando en las escuelas preparatorias, y a mediados del siglo XIX en las universidades

Los ricos, y sus colegios, empiezan a ser deporte.
Y todo lo que ellos empiezan y crean es transferido a todos los demás, bien por mimesis de ser como ellos, bien porque, en si, el juego es una actividad incrustada en el humano desde tiemos inmemoriales, o también porque representa un bien para el cuerpo...cuando no había que ganarse el sustento diario trabajando 16 horas diarias.


Y asi se origina la ideologia terapeutica de hacer deporte, ejercicio físico, porque, entre otras cosas, de ésta inocua manera se puede destilar toda la frustacion e impotencia que crea el régimen.

Exito asegurado.
Mente sana in corpore sano.
Ahora lo que hay que hacer es venderles los estadios, gimnasios,
centros deportivos,
zapatos,
vestidos,
gorras,
cacharros...


Asi cambió el pan y circo 
en pan, circo y deportes.
Y se puso em marcha un gran cotarro.
Una religión universal donde dios no castigaba al malo, al que llegara el ultimo, porque lo principal ahora es tener el honor de competir, no solamente el de ganar. Un dios físico, bueno y benevolente, sin barbas, atlético y en sus juicios justo y contundente.


El circulo mágico estaba completado:
pan, circo y deportes a dos apiernas y brazos,
en el gua, en la tierra,

corriendo, saltando o lanzando.

Y tal vez lo más  importante: NOTICIAS, el opíparo negocio de las Noticias Deportivas, con sus comerciales, escaparates, fuguras, records, bellas damas y entrevistas. Los deportes pasan a todos los partes noticiosos como los sucesos mas importantes del día. El día que haya una guerra nuclear estaremos mas pendientes de un partido de fútbol y sus goles que de los daños colaterales y saques de esquina del hongo atómico.

Asi surgió la necesidad de crear y producir una nueva necesidad: la del ejercicio físico (a costa del mental)


Y la racionalizacion era perfecta: la salud.
¿Y quien podia rechazar el tener buena salud?
Nadie.

Ademas, el deporte nos hace podernos escapar de la mal vista clase trabajadora para entrar en el privilegiado club de la clase deportiva. Un dulce irrechazable.

Ahora la Olimpada está aqui.
Y con ello nos ha hecho reflexionar en esta omnipresente y omnimoda Industria Deportiva que abarca, como un gigantesco pulpo, las bases estructurales de la entera humanidad.

Y viendo a los atletas en la pantalla desarrollar ese tremendo caudal energético en frenéticas competiciones, nos hemos preguntado:

¿Cómo esa colosal cantidad de energías humanas no ha podido ser transferida y aprovechada mas racionalmente para el bienestar de todos en éste cada vez mas rasgado y empobrecido Planeta donde tantísimo hay que construir, sembrar, repoblar, recolectar, etc., para que no continúen muriéndose de hambre y sed centenas de millones de personas?

Y todo ello se me ocurrió cuando, viendo a los ciclistas dale que dale a los pedales, dije: ¿cómo no usan esas energias para sembrar garbanzos, hacer casas, carreteras, viaductos, colegios, hospitales...y se dejen de ese absurdo pedalear que sólo beneficia a los amos de la industria y a los dueños de otra industria complementaria, la del entretenimiento?  Ni que decir tiene que no fui muy lejos con mi comentario porque todos me hicieron callar para ver quien ganaba la carrera que se disputaba.

Y lo mismo que la enfermedad es un suculento negocio para la industria farmaceutica, el ejercicio fisico, la salud, su contrario, es igualmente un tremendo negocio. Y vemos aqui que el Negocio capitalista actua bajo lo que yo llamo la ley de sinonimos y antonimos: lo mismo genera enormes ganancias y fortunas con una cosa que con su contrario
Las multinacionales deportivas que dominan el mercado, son conocidas a nivel mundial y libran, desde hace años, una canibalistica guerra sin igual dentro de la industria del deporte para ver quien promociona mejor y vende mas.

Desde hace décadas la batalla por la conquista de un mercado tan enormemente rentable como es el del deporte ha sido y es despediada. 

Las tres compañías más importantes del mundo, Puma, Adidas y Nike, se han convertido en objeto de análisis y concienzudos informes por parte de las universidades más prestigiosas. En los últimos años, a este trío ganador se le ha unido una de las marcas que más ha crecido en menos tiempo: la norteamericana Under Armour, que amenaza con destronar a todas ellas y convertir la conquista del sector en una batalla a cuatro. Entre estas compañías también se esta produciendo otra clase de maratón atlético a ver cual de ellas lega antes a la meta. Vamos, otra Olimpiada

Un simple detalle nos hara ver claramente el poder e influencia en las gentes de estas multinacionales: cuando se entrevista en TV a una figura del deporte, detras de él o ella, aparece en pantalla los logos de una multitud de estas compañias deportivas, todas compitiendo entre si según la  colocación del comercial en la pantalla, para que nos centremos en una de ellas y rechazemos todas las demas. ¡Hasta a Fidel Castro lo he visto --en una entrevista enTV-- con una chaqueta de Adidas!

Lo curioso es que hoy, en el esplendor de esta servidumbre moderna, los propios esclavos, en lugar de correr, saltar y lanzar hacia las Bastillas,  Palacios de Inviernos o las Sierras Maestras, en lugar de gastar el excedente de sus energías y sus sobre-pesos en el ejercicio fisico por liberarse de sus cadenas, lo hacen corriendo hacia una meta donde se entregaran medallas y trofeos 

...Que es lo que ahora mismo estoy viéndo en Río a través del sortilegio televisivo y entiendo el por qué a todos nos gusta la Olimpiada.

Porque la industria deportiva y la industria del entretenimiento son los cimientos estructurales que hacen posible que la servidumbre moderna no asalte el Palacio de Su Majestad para establecer cualquier record mundial que nos proporcione el útil uso del enorme potencial de nuestro deportivo arsenal para tratar de mejorar asi esta grotesta desigualdad económica y social en la que, incluso  en las Olimpiadas, el propio pueblo no puede asistir a ella --y de ahí todos los asientos vacios  que vemos en los estadios-- porque el espectáculo esta diseñado solo para los pudientes.

-O-Limpiada creo que ha quedado esta imagen y templo de la industria deportiva dónde se generan beneficios que en muchos casos supera el PIB de los países pobres, y que ahora, en el Río revuelto de Brasil, un presidente ilegítimo y golpista, Temer --un gangster a temer-- la ha innaugurado frente a las favelas de luces apagadas y frente a un pueblo sin tierras y sin medios de subsistencia al que le han robado su gobierno legal.

 
 
 

No comments:

Blog Archive