UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Friday, November 20, 2015

LOS DESAHUCIADOS


                                 
"La Metafísica no es Metafísica
sino para quien la necesita...
para quien no, es una serie de palabras
que carecen de sentido."
                                  Ortega y Gasset


Hoy, después de haber salido del imperio del sol naciente y poniente, por primera vez, he podido encontrar ese hueco, esa puerta misteriosa por la que entrar a la Metafísica, esa región que, en la topografía humana, yace escondida, indesarrollada y lejana porque las cuitas y pragmatismos de la subsistencia diaria taponan sus postigos y ventanas, hasta que llega ese momento distinto de caida, de parada, cuando ya no tenemos que hacer nada ni entretenernos para desviar miradas, y, pudiendonos ya bajar del tren y del zumbido que nos  llevaba, nos apeamos del vagon que nos cargaba a contemplar el paisaje de dentro, el de los esteros y marismas donde nuestras aguas se estancan, se diluyen,  se arremolinan y pasan...

¿Que es la Metafisica?

Decia Ortega y Gasset, que era un maestro en esta materia, que la Metafisica solo existe para el que la necesita. Y los que la  necesitan son siempre los mismos: los que quieren saber si su status en la vida es el de propietarios o el de inquilinos, si poseen la casa donde viven o estan arrendando, y, consecuentemente, un dia, un dia, llegara el amo de la vivienda para comunicarle que ha expirado su  contrato --no el 'social' de Rousseau, sino el individual que, contra nuestra voluntad, hemos firmado-- que ha terminado, que necesita la vivienda para el proximo arrendatario. Y asi somos  desahuciados.

Pero al contrario que otras veces, porque en la existencia nos desahucian muchas veces de otro tipo de casas y avenidas-, esta vez no tenemos donde ir, esta vez es un desahucio final donde lo perdemos todo, todo lo que  somos, tenemos, queremos, amamos, deseamos, soñamos...perdemos la vida. Es la muerte.

Es el desahucio,
el último, después de éste no hay ninguno mas.
Es la muerte. El desalojo final.
El haber caminado llevando un equipaje
que nos intervienen cuando llega el dueño de la casa
para decirnos lo dicho ya.

Y hay que preguntar:
¿Que beneficio nos trae el pensar en todo esto?
Respuesta:
Ninguno.

La Metafísica no trae beneficios ni ganancias.
Nada hay que usufructuar.
Esto no es una empresa de inversores.
Es el alegato, par excellence, de la verdad.
Y aqui no hay lucro ni rentabilidad;
hay tan solo el resplandor igneo de la realidad 

Al bajarnos del tren y del zumbido que nos llevaba, solo obtenemos el haberlos dejado...no habiendolos dejado,
el separarlos de nosotros para poder ir al encuentro de la Metafisica, del darnos cuenta de que no  vivimos  como propietarios, sino como arrendatarios, y que  un día, un día, llegara el dueño de la vivienda --con orden judicial del 'otro lado'-- y dasahuciará sin apelaciones y sin mas plazos.

Esto es hacer y desahecer la Metafisica,
la del menesteroso, la del necesitado.

Ahora llegamos a un punto, muy, muy delicado, porque se abren dos bifurcaciones que  nos  llevan a distintos lados:
el rebelarse o el aceptarlo.

Rebelarse...para qué, se nos dirá con razón y Logos alzado.
Y es verdad, para qué...si es el orden natural adonde llegamos y existimos hasta que se cumpla nuestro plazo y aqui no hay nada que hacer, hermanos...

Bien.
Correcto.
Pero ocurre que en realidad no pasa asi y nunca lo aceptamos, nunca.

¿Y qué ocurre?
Pasa que, aunque nunca lo aceptamos tenemos que aparentar todo lo contrario, la resignación, la conformidad, acatarlo.

Y aparentar, cuesta, tiene costos y precios altos.
Y para no pagar éste precio surge el Rebelde Metafísico.

El rebelde metafísico es simplemente el que dice:
no contar conmigo para aprobrar todo esto:
yo, simplemente, no estoy de acuerdo, me rebelo,
me rebelo como  desahuciado.

Porque un desahuciado sin rebelarse pierde su status de humano para convertirse en un esclavo: esta de acuerdo con el amo que viene a quitarle la casa por la que sigue pagando, puntualmente, su hipoteca, sus compromisos y todo lo que ha firmado...¿Como aceptarlo, como acatarlo?
Tenemos que pasar este efimero viaje por el que vamos, con dignidad, como dioses, como si fuesemos nosotros los amos, los dueños de ésta vida de 'homo sapiens' que nos han dado. Si, sufriremos el destino del desahucio, pero erguidos, nunca de rodillas suplicando perdón y sumisión a un orden que nunca aprobamos.

Y al igual que el Rebelde de Albert Camus, decimos:
"¡Me rebelo, luego existo¡"

El Desahuciado no puede tener otro grito.
Esto es lo unico que tiene y que le queda.
Lo contrario sería ser un muerto vivo.

Y quizas sea aqui donde la  Metafisica sea una necesaria Sociologia que piensa y es consciente de que esa clase de grito es peligroso porque puede ser que sea la raiz y ontogenesis de otro grito trasladado al orden de los hombres en la tierra, y contra el cual, el grito de marras convierte al hombre, no en un rebelde metafisico, sino en un rebelde revolucionario...y esto es ya algo que el regimen imperante no lo va a consentir; por lo tanto, mejor es cortarlo en sus fuentes metafisicas de origen...Tal vez, la represion metafisica sea el Fons et origo de la represion politica, quien sabe; tal vez prohibiendo la rebelion contra el orden natural existente, tambien se prohibe, implicitamente, la misma clase de rebelion contra el existente orden economico de los hombres...
 

No comments:

Blog Archive