UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, August 26, 2015

CIRCUNVALAR ES NUESTRO DESTINO

 
 
Volvemos al origen.
Al final, todos aborígenes,
 
Circunvalar es nuestro destino.
Esfera.
Circulo.
 
Magallanes no pudo regresar
después de mútiples peripecias
en la  circunvalación del globo terraqueo,
pero lo hizo su mejor piloto,
Juan Sebastian El Cano
 
(Siempre regresa el mejor piloto,
el mas dotado,
el que supera las pruebas
que el camino le ha levantado)
 
Y al anclar en el Puerto
de Sanlúcar de Barrameda
pronunció la famosa frase:
 
 
El Principio era el Fin
The beginning was the End
 
O, como el título del  libro
de Oscar Kiss Maerth nos enseña:
'Der Anfang war das Ende'
 
Y es que tanto cosmológicamente,
como filogenéticamente,
ontogenéticamente y psicológicamente,
la frase es impecable por su exactitud y veracidad;
porque todo es Redondo,
todo repica en vuelta de campana
en la torre del eterno retorno.
 
Por  ejemplo, la vida zarpa del Puerto
de Sanlúcar de Barrameda de lo inorgánico,
navega por los mares de lo orgánico,
y termina echando anclas
en éste mismo Puerto de dónde salió 
 
La evolucion humana comienza en el mismo
Puerto del canibalismo
y, según evidencian los hechos,
terminará en el mismo Puerto
después de que nos hayamos comido todo,
incluso las Esperanzas
(Que tambien son muy apetitosas
y muy buenas de comer)

Con la trayectoria personal
--si cumplimos el circulo magallanesíaco--,
hagamos lo que hagamos,
nos hayamos quedado quietos o parados,
nos hayamos quedado clavados
en la teta materna
o hayamos remontado el vuelo
a otros parnasos,
o nos hayamos quedado dormidos
sin haber nunca despertado...pasa igual:
siempre regresamos al alfa,
al origen que nos forjó como seres humanos:
al Principio,
al Puerto ancestral,
retorno al horno que nos ha fabricado:
La Tierra.
Nuestra Tierra.
 
Un poco de ésto le pasó a Don Quijote
cuando salió del Puerto de Alonso Quijano
y regresó un día, después de recorrer
los caminos de la Mancha y otros sitios manchados
donde el hombre alzaba un mundo que a Don Quijote
nunca le gustó y quiso transformarlo.

(O tal vez el Hidalgo huyo de un mundo
que le oprimia y lo negaba y se fue 
para ser lo que habia deseado)

Y un día --Sancho estaba distraído--, Don Quijote
jiró las riendas de Rocinante y volvió hacia atrás,
cansado de que nada en éste jodido mundo
se podía arreglar.

Esta es la regresion lineal
(Incluso hay una formula para poderla determinar)

Aqui no hay vuelta de campana
y nada es circular.

Es trigonometría plana de giro
sobre la misma superficie alineada
que dibuja los pasos que queremos dar.

La otra es la de Juan Sebastian El Cano.
La de la curva vertical.

La que se sale hacia el Oeste,
hacia adelante,
y, poco a poco,
en ciertos grados de Longitud,
y sin darnos cuenta,
comenzamos a navegar hacia el Este,
hacia el origen
hacia casa,
hacia el Puerto de donde un dia partimos.

Lo que pasa es que con éste regreso
siempre creemos que nos vamos alejando
de donde salimos,
y, en ciertas coordenadas
--y sin darnos cuenta--,
comenzamos a acercarnos.

Muy curioso

Y es que la flecha del tiempo de circunvalar
en curva vertical es revertible:
tiene dos direcciones:
cuando salimos hacia adelante,
hacia el Oeste
(o hacia el Este, segun el caso)
en un espacio-tiempo dado,
y sin notarlo,
se revierte y empezamos a navegar hacia el Este.

Y éste es nuestro caso.

Por eso ya tenemos el campamento desmontado
y las maletas empaquetadas,
y años de mesetas y montañas
llenas de sueños y nostalgias,
y, como no, temor de retornar
a un origen, a un Puerto,
que no existe ya...

No comments:

Blog Archive