UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, June 14, 2015

SOBRE EL ESTAFADOR CONCEPTO DE "DIOS"











Dios es un Naufragio,
un Naufragio titánico

(Que aprovechan los fabricantes
de botes salvavidas para enriquecerse
y robarnos)

Estamos tan separados,
tan alienados,
tan Naufragos
en los laberínticos mares
de nuestro desequilibrado
cerebro profanado,
que Dios, para la humanidad,
es ese ansiado padre y madre perdidos,
el seno natural,
el de la  Naturaleza,
al que ya no podemos  regresar...
que hemos tenido que fabricar,
que inventarnos,
una realidad "virtual":
Dios:
ese bote salvavidas,
no ya para tratar de escapar del Naufragio
--que es irreversible en todos los planos--,
sino para suavizarlo,
para hacer mas llevadero
el  hundimiento del  barco,
tanto el social como el metafisico,
que ambos llevan las mismas velas
hacia su destino,

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.
 
PD:
El Budismo Zen tiene una definicion del hombre que nunca olvido: 'El hombre es una pulga saltando siempe en una plancha caliente'
 
Todo lo que he escrito ahora,
todo lo que he escrito
en ésta bitácora de barco varado,
--que ya es bastante el rollo, don Genaro--,
ha sido, precisamente,
detallar cada uno de esos saltos,
porque si me hubiése quedado
en mi plancha sin saltar
me hubiése achicharrado.
A todos nos pasa lo mismo, claro.

Lo que cambia es si elegimos
el salto de longitud o el vertical,
el clavado directo en el agua,
o el  salto mortal.

Yo, ultimamente vengo cogiendo la pertiga,
pero no es facil...por la altura
que hay que alcanzar,
nada más.

Y, por último, diremos que los conscientes del aforismo del Budismo Zen, no podemos creer en Dios porque nos paralizaría el saltar creyendo que es El el que salta por nosotros, y terminaríamos asi calcinados a la plancha como suculentas gambas para deleite de los comensales de turno.
 

No comments:

Blog Archive