UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Saturday, June 13, 2015

CON "LEALTAD AL REY", DESAHUCIOS E HIPOTECAS






La nueva alcaldesa de Barcelona en su juramento:

"...Con lealtad al rey"


"Echadnos si no cumplimos
lo que hemos prometido”

Nosotros la echamos
por cumplir con su lealtad
 

"La soberanía popular radica en el pueblo, no  en el rey"

Y lealtad al rey es romper
ésta soberanía, es hacer añicos
el "Contrato Social" que conlleva
toda democracia, que es soberanía.

                                      ...........

Vamos a soñar...

Ada Colau, la nueva alcalde, sube a la tarima para juramentar su cargo y al empezar a decir
"...Con lealtad...", se detiene,
y no llega a decir "al Rey".

Y un silencio profundo se hace a su alrededor.

Ada, de pronto, parece transformada,
como hipnotizada por algo profundo y paralizador,
como si, ipso facto, se hubiéra dado cuenta
de algo que no puede cruzar,
que no puede sostener por mas tiempo.

Nadie entiende lo que pasa.
Parece que el reloj se ha detenido.

Y Ada, hablando detenidamente,
como si algo superior a sus fuerzas le impidera
decir lo que todos esperan de ella,
casi imperceptiblemente atina a desahogar: 

--...No puedo...no puedo jurarle lealtad al rey, no puedo...

Esta vez el silencio se rompe con murmullos de incontenible sorpresa, pero una curiosidad masiva se detecta en todo el ambiente a la espera de saber que ocurre, que va a decir.
Y prosigue...

"...No puedo...Las gentes, el pueblo, por volutad general, me ha elegido y no lo puedo traicionar...porque proclamar lealtad al rey sería eso, traicionar los principios democraticos que me han puesto en éste lugar. Sería jurar una democracia con lealtad a lo menos democratico que existe: un Rey...No puedo... Perdón..."

Soñar
Del verbo soñar.

¿Por qué nunca pasan éstas cosas?
¿Por qué?

Porque hay una "selección natural" a priori que detecta,
criba y clasifica sólo a los que siempre deben pasar a la siguiente ronda. Y ésta criba nunca, nunca se equivoca

Es decir: nadie se cuela.
En este barco no entran polizones.
En este templo no caben intrusos,
nunca hay auténticas sorpresas.

¿Cómo lo hacen?
¿Cómo es posible que nadie llegue a un alto cargo
siendo diferente a como aparenta ser,
y, en un fundamental y estratégico punto,
sale del armario y se define de una manera
opuesta a los valores que tuvo que simular cumplir
para llegar a ésta atalaya?

¿Cómo no existen quintas columnas
dentro de los batallones
de las  clases burguesas?

Imaginemos por un momento el impacto que tendría
la realidad de éste sueño.

Sería como un asalto a un pequeño
Palacio de Invierno

Sería un catalizador tremendamente
revolucionario que encendería las mechas
de los primeros explosivos que nos abran el camino...

:::::::::::::::::::::::::::::::::::

PD:
No somos tontos,
al menos eso nos creemos de nosotros mismos.
Y sabemos que, si doña Ada,
el día que esté convertida, como ha prometido,
en HAda protectora de los desahuciados
(ya veremos a ver lo que le contestan los bancos),
a uno de ellos le dicen,
después de haber podido salvar su piso
por la nueva HAda en la alcaldia barcelonesa,
que su HAda madrina juró "Con lealtad al rey",
y el que ha podido  mantener su apartamento por ella,
contestará, obviamente, y con toda la razón del mundo: 
que eso a él le importa un rábano frito.

¿Quiere decir esto que lo que  hemos dicho aqui también importa un rábano frito?
Obviamente, no: son dos cosas completamente distintas.

Porque hay muchas clases de desahucios:
el del piso medido en metros cuadrados,
el de la casa de la dignidad,
el del  apartamento de los principios,
el del refugio de la moral
el de la cabaña de la integridad revolucionaria.
El primero lo poseen los bancos por hipotecas;
los otros los poseemos nosotros
con valores inhipotecables,
y viviendo en ellos somos indesalojables.
 

No comments:

Blog Archive