UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, May 31, 2015

FINAL COPA DE SU MAJESTAD EL REY

 
                                
Un bien armado batallón militarizado del clero,
"Dios, Patria y Rey",
organizado por el Estado,
se apostó en un simulado estadio
a la espera de recibir las ordenes oportunas
de intervenir en caso de que la pitada
alcanzara algoritmos insultantes
al himno del Estado, y, consecuentemente,
a Su Majestad el Rey, Jefe del Estado
ad infinitum generationem
 
La Comisión Antiviolencia advirtió a los dos equipos que una pitada al himno del Estado español, y, por lo tanto, a su Jefe de Estado, Su Majestad el Rey, podría traer multas. Las sanciones también pueden caer sobre los silbadores. Una vez formulada la advertencia la gente optó por descargarse una aplicación que emitió el sonido del silbido. Es una aplicación sencilla que sólo ofrece éste servicio. Está hecha especialmente para la afrenta y la confrontación. Gracias a éste medio tecnológico la pitada se dió sin objeto de multa, aúnque los servicios jurídicos del organismo estudiarán a fondo la manera de sancionar la acción.
 
Debido a ello y, afortunadamente,
 el batallón militarizado del clero,
"Dios, Patria y Rey",
no se vió en la necesidad de intervenír,
con lo que se evitó un derramamiento de sangre.
 
A pesar de ello, algunos críticos temen que,
ante la impotencia del pueblo español,
éste empiece a usar el silbido 
como única opción disponible
en la lucha de clases,
máxime cuándo es un arma que,
como decíamos, puede descargarse
de una aplicación
que emite muy bien el silbido,
con lo cúal las autoridades
no podrían inculpar a los sopladores
bucales de tal sonido.
 
Muchos otros se han quejado
porque han dicho que estan lo mismo que antes
porque a Franco, cuándo se celebraba
 la Copa del Generalísimo,
 tampoco se le podía silbar,
tan sólo, claro, privadamente,
cuándo cada cúal estaba en su casa
y con la puerta cerrada,
para que no lo oyeran los vecinos.
 
Esperemos que para la próxima
Copa Su Majestad el Rey
los silbidos se hayan legalizado
para que el pueblo español
pueda incrementar su eficacia
con ésta importante arma de clase
que, por derecho propio,
en su lucha, le pertenece.

No comments:

Blog Archive