UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Thursday, October 30, 2014

LA UNICEF Y LOS CONTENEDORES DE BASURA

                                  
Unicef alerta sobre aumento de la pobreza infantil en países desarrollados. Unos 2,6 millones de niños de los 41 países más desarrollados del mundo fueron arrastrados a la pobreza desde 2008 elevando el número total de afectados a 76,5 millones, según un informe presentado en Roma.
En éstos tiempos de toda clase de contenedores, los gustos entre los niños empiezan a cambiar.

Antes venían con cuatro ruedas y los niños con ellos podian jugar; les ataban una cuerda y, como coches, los movían haciendo con sus boquitas el ruido del  motor:







Pero los tiempos fueron cambiando y los contenedores fueron creciendo y ya los niños no pudieron ponerles las cuatro ruedecitas y tirar de ellos, y se comezaron a usar para tirar cualquier clase de desperdicios y comestibles caducados u olvidados ya.
 
Y pronto llegó la cultura del contenedor:
Los hay azules, grises, amarillos, carmin granate, color habichuela, rentangulares, circulares o con tapaderas de pedal. Y en cualquiera de ellos, la sorpresa  puede estar; una lata de garbanzos a medio vaciar, carne pasadilla, verdura retrasada o un dulce que nadie quiso acabar.
 
Y el perro de Pavlov ante la variedad de contenedores comenzó a salibar.
 
Y los gustos entre los niños empezaron a cambiar ante tantas alterntivas para elegir el contedor ideal.
 
De ahi que las madres, a temprana edad, a sus hijos les empezaran a preguntar, no que querían ser cuándo fueran mayores, sino qué clase de contenedor iban a preferir cuándo les llegase la hora de ponerse a trabajar.
 
...Ya nadie se acordaba cuándo en el pasado los niños les ponían cuatro ruedecitas y tiraban de ellos como cochecitos para jugar...¿Quíen pudo imaginar que un día, ya grandes, llegarían a albergar la única forma de salir de la penuria buscando en ellos un trozo de pan?
 
Como han cambiado los tiempos
...y los contenedores, que barbaridad...
 
Tal vez lo que debería hacer la UNICEF es el estimular que los llenen más a menudo y con una poquita de más calidad de desperdicios que en la actualidad para que los niños --y los adultos-- puedan tener acceso a una nutrición más completa y funcional, y reducir así esas tenebrosas estadísticas de 76,5 millones de niños que aún no han  encontrado su contenedor ideal del que puedan vivir con dignidad.

No comments:

Blog Archive