UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, October 5, 2014

"ER TORCIO", PERSONAJES DE al-Ándalus QUE SE LOS LLEVA EL TIEMPO...

 
Grafía árabe de al-Ándalus


A mi hijo Miguel,
que empieza a conocer Andalucia

 
"Mire uzté,
llo ziempre e zio
un bagon desenganchao,
y a la primera maquina
que a pazao,
me he pegao"

 
No necesita traducción, pero se la vamos a dar
para que todo quede claro:

"Mire usted,
yo siempre he sido
un vagon desenganchado,
y a la primera máquina
que ha pasado,
me he pegado"

Lo conocí hace años en un pueblo andaluz,
blanco, árabe y medieval,
dónde la luz corre en lugar de andar,
y la luna, en noches arcanas,
hace de centinela de torres
y de anónimas vidas humanas.

Juntos tomamos unos vasos de vino en una taberna donde latía ese pulso de la tribu humana que ya se ha diluído.

Su nombre, Er Torcio, su mirada vieja, muy vieja, por todo lo aprendido; sus ojos, telescopios hundidos que un día pasaron por paísajes ya desaparecidos. Un vaho de melancolias perdidas, ya olvidadas, revoloteaban alrededor de su conversación y dichos. Una sabiduría de milenios, sin que él lo notara, se esparcía a su alrededor a través de todos sus orificios.

Yo me quedé pensando en lo que  me había dicho y le confesé, bajo el buen vino, que a mi me pasaba lo mismo. 

Me miró de reojo, y sentí que su estatura había crecido y que me observaba desde una atalaya alta, muy alta, a la  cúal yo nunca había subido. Hizo una pausa burlona para que continuara y se zampó el vaso de vino.

Yo tambien soy, como usted, un vagón desenganchado y a la primera máquina que pasa, si  me deja, me  pego para no andar solo la incertidumbre y el miedo de los caminos.

Me observó atento, escudriñando mis abiertos postigos.
Hizo una gran pausa que flotó sobre el murmullo de voces que se dibujaban en aquella taberna que en aquellos momentos gobernaba todo el mundo conocido.

...Dégeze de tontería...ezta uzte decarrilando er bagon donde ba zubio...A to no paza lo mizmo...La bida e un tren
donde maquina y bagon ban confundio...¿Zabe uzte er por qué?...Porque la maquina tambien ze engancha ar bagon pa que la llebe adonde zu pezo ze lo tiene prohibio...
 
(Déjese de tonterías...está usted descarrilando el vagón dónde va subido...A todos nos pasa lo mismo...La vida es un tren dónde máquina y vagón van confundidos...¿Sabe usted el por qué?...Porque la máquina también se engancha al vagón para que la lleve adónde su peso se lo  tiene prohibido)
 
Y soltó una contagiosa carcajada que sacudió la taberna como un ciclón que huye perseguido.
 
Cuándo salimos afuera, los dos, pudimos ver que la luna ya se había desengachado de la torre árabe dónde al entrar en la taberna la habíamos visto...
 

No comments:

Blog Archive