UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Tuesday, August 12, 2014

LOS TRES MUROS

Primero. Trozo pintado del Muro Berlin
                                      
Segundo. Entero Muro Palestino sin pintar
Tercero. Figura que no entiende lo que pasa y usa
un muro abandonado para expresar su alma.
 
Cada día entendemos menos
lo que pasa en el mundo.
¿Qué nos pasa?.
Nosotros también vamos de luto
hasta que alguíen, con-vicente-mente, claro,
nos lo explique con claridad.
 
Hemos intentado diferentes metodologías,
hermenéuticas,
exegésis,
epistemologías,
sociologías,
filosofías, 
teorías y ajustes ópticos de todos los calibres,
hasta hemos recurrido a la prestidigitación
para sacar del bombín ese conejo blanco
que nos dé la solución.
 
Nada.
Todo ha sido inútil.
Siempre nos han faltado o sobrado piezas
del rompecabeza a componer.
Algo no cuadra aqui.

Hemos acudido a la visión marxista y a la psicoanalista,
y a las dos a la vez;
hemos ido desde Meister Eckhart a Foucault, 
desde la Escuela de Frankfurt
a la Escuela de Tomasa la del Barrio,
desde Sartre a Camus,
desde Francisco Gonzalez a Pablo García,
desde Hernan Cortés al neoliberalismo,
desde los existencialistas a los empiricistas,
desde los místicos a los behavioristas,
desde las pinzas económicas hasta las metafísicas,
desde el Tao al Budismo Zen,
hasta nos apuntamos una vez al programa
de 'como ganar el cielo en nueve meses'
yendo a comulgar los primeros viernes de cada mes.

Nada.
Todo ha sido inútil.
Y seguimos de luto.
Sin entender.
Al igual que la dama de negro del tercer muro.
 
Ahora, en ésta aporía, en éste cul-de-sac,
sólo nos queda  Oscar Kiss Maerth:

"Un mono descubrió que el consumo de cerebro fresco de sus congéneres aumentaba los impulsos sexuales. El y sus descendientes se viciaron e iniciaron la caza de cerebros. Sólo más tarde se dieron cuenta de que con ello aumentaba su inteligencia. La inteligencia es comestible (El fruto prohibido del Arbol de la Ciencia del Bien y del Mal: 'Si coméis de éste fruto seréis como Dios') El resultado de éste proceso es el 'homo sapiens'. Asi, el cerebro incrementado artificialmente de volumen, quedó oprimido dado que el craneo no aumentaba de capacidad al mismo tiempo, y en los conductos cerebrales se produjo un corto-circuito físico, con lo que el ser humano perdió sus capacidades para la percepción ultrasensorial y para la comunicación mediante la originaria transmisión de pensamiento, de dónde surgió la emergencia de crear el habla para sustituir la perdida comunicación natural...Esta es la causa de su desamparo anímico que quiere eliminar mediante continuas disposiciones materiales. Esta interminable cadena de medidas materiales condenadas al fracaso es lo que denomina 'progreso'. A consecuencia de su creciente ofuscación spiritual, el ser humano se autodestruirá con su supuesto 'progreso' "
                                              

Lo que ocurrió, en la coherencia de don Oscar, es ese  'cable pelado' del corto-circuito de arriba, debido a que, como el volumen de la masa encefálica aumentaba artificialmente --por el ininterrumpido consumo de cerebros por dos millones de  años-- en desproporción al contenedor oseo del cranium, al quedar tan oprimido el cerebro en los conductos cerebrales se produjo un corto-circuito físico.

...Pero seguimos resistiéndonos a creerlo.
¡ No puede ser verdad...!
Y nos negamos a aceptar la teoría del corto-circuito.
Es demasié.
Y preferimos seguir enlutados
a entender de ésta manera lo que pasa en el mundo.
 
Y así que seguimos esperando a que,
como en el tercer muro,
alguíen nos venga con una explicación 
mas optimista y aceptable
para el orgullo de nuestro ego humano,
que la de don Oscar, 
porque cuándo tratamos de exponer
lo que él dice siempre encontramos
ciertos problemas, como  éste:

"¡Oíga, el corto-circuito lo tendrá su padre!"

Y esto duele,
duele que le insulten a uno su propio padre.

De ahí que guardamos ésta teoría en privado.
Y sigo, en el tercer muro, con mi luto,
callado, contra la pared, esperando...
 
 

No comments:

Blog Archive