UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, August 27, 2014

LA JUBILACIÓN, El OCIO, Y LA CLOTOIDE, UN TRIO A CALCULAR DE GRANDES PROPORCIONES...

                              
 
 
Vivo, como decían los griegos --no los de la 'crisis' actual, los otros-- en mi tiempo de diagogos, palabra intraducible, pero que significa algo asi como ocio elegante, reposo distinguido, vamos, en cristiano, jubilao; lo cúal  quiere decir que ya no soy un esclavo asalariado.

(Ahora estoy en otra clase de esclavitud:
frente al espejo)

Decía  Marx --que era muy listo-- que el obrero se encuentra a si  mismo sólo cuando no  está trabajando; cuándo está currelando no  se siente a si mismo, porque el régimen lo  reduce a una máquina, y con el tiempo lo reemplaza por una.

(En mi antiguo puesto  de trabajo ahora hay una máquina, una computadora. El otro dia me pasé  a visitar a mis antiguos  compañeros  de labor y sólo me encontré  com-puta-doras, una forma de impuesta prostitución mecanicista que me partió el alma)

O sea, que ahora puedo ser yo.

(El cómo puedo ser  yo si no-sé-quien-soy-yo es un conundrum epistemológico y óntico que lo vamos a  dejar aparte para no liarnos)

Yo soy yo y mi ocio.
Y ésto  se logra --tarde ya--  cuándo
se es un  anci-ano

(Me gustaría ser un ano-anci, pero no  puedo
porque el ano, destinos anatómicos antagónicos,
no puede entrar en la metamorfosis del anci
...al menos que no nos dediquemos
a esas cosas pecaminosas
que no se las contamos a nadie)
 
Dentro de poquísimo tiempo,
con el permiso de Zeus,
entraré en la clotoide 
de los tres cuartos de siglo.
Entraré en tres cuartos.

--Uno, la segunda ley de termodinámica:
la entropia, pia, pia, pia 
(Aún estoy en el primer pia)
--Dos: el anfiteatro del status  de muerto-vivo
dónde el muerto, ni acaba de vivir,
ni el vivo termina de  morir.
(Una ambivalencia aún no estudiada
que no queremos  digerir)
--Tres: la muerte,
al poco tiempo, olor pestilente
(Debe ser el aroma del alma
que reclama su realidad inmanente)

Dentro de poquísimo tiempo,
con el permiso de Zeus,
entraré en la clotoide 
de los tres cuartos de siglo.

Yo, antes, cuando  era productivo ,
y no un parasito como ahora,
calculaba clotoides.

Y ahora me dedico a calcular la clotoide
que pasa por éstos tres cuartos...

Y aqui hay, como en todo,  una gran metáfora,
una gran parabola.
Cristo hablaba en parabolas, cúbicas y cuadradas,
y, sin calcular, las gentes lo entendían
y encendían el candil de sus esperanzas.

Porque la clotoide es lo que se llama una parabola cúbica
que enlaza dos puntos curvilineamente,
pero rompiendo la matematica de la circunferencia,
y es un tanto complejo porque enlazar armónicamente
dos puntos distantes, por  ejemplo,
la vida y la muerte, nunca ha sido fácil.
 
La parabola cúbica es la más usada en la trancisión de curvas, es casi idéntica a la clotoide, pero doña clotoide es la reina de todas las curvas de trancisión porque r, radio, y l, longitud, estan siempre en una relación constante,
 y, cuándo el vehículo --la existencia del hombre--
circula por ella con constante velocidad,
se produce el prodigio de que la fuerza centrifuga que recibimos es directamente proporcional al tiempo que pasamos por la clotoide.
Una maravilla de cálculo
                                             
Todos vivimos en un cubo.
En el cubo de nuestro ácido desoxirribonucleico
(¿Cómo podemos vivir dentro de ésta palabrota?)

En la cubeta biológica, histórica,
geográfica,  sociológica,
económica, psicológica, emocional,
que nos ha tocado en la tómbola al llegar.
(Nada de lo que tenemos es nuestro;
todo es prestado, copiado o robado) 

Y dentro de ésta cubeta tenemos
muchas parabolas cúbicas
y clotoides que calcular para,
al enlazar el alfa con el omega,
lo  hagamos con una curva de trancision 
donde la fuerza centrífuga que recibimos,
en el vehiculo dónde vivimos,
sea directamente proporcional
al tiempo que pasamos en la clotoide,
desde el nacimiento a la muerte,
 desde BT, Beginning Tangent,
           hasta ET, End Tangent.         
 
Y a eso me dedico
en estos tres cuartos
...dónde estoy metido. 

No comments:

Blog Archive