UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, June 9, 2013

"Nosce te Ipsum", EL ORÁCULO DE DELFOS





Conócete a ti mismo.
El Oráculo de Delfos.
"Nosce te ipsum".

Esta inscripción, puesta por los siete sabios de Grecia en el frontispicio del temple de Delfos, es clásica en el pensamiento griego.

En todos los tiempos muchos pensadores han reflexionado sobre ella con variados matices siguiendo el ejemplo de Sócrates y Platón.

La sabiduría de Occidente comienza,
en su vertiente filosófica,
con éste pensamiento.

La sabiduría de la humanidad comienza 
a meter la pata a partir de éste pensamiento.

La interpolada pregunta,
¿Qué es el hombre?,
que es la forma interrogativa
para conocernos a nosotros mismos,
desafortunadamente,
ya conocemos su respuesta:

Un mono sexómano vestido
con un corto circuito cerebral
que le ha hecho perder
la orientación existencial
del necesario y justo camino.

Lo que nos hace, obviamente,
la cabeza tan pesada,
contradictoria y desorientada,
como tan magistralmente lo dijo Cristo:

"Las aves tienen sus nidos
y las alimañas sus guaridas,
pero el Hijo del hombre
no tiene dónde apoyar
su --pesada-- cabeza"

Por más vueltas que le demos
ésta es la verdadera respuesta
al Oráculo de Delfos,
la misma que,
en el presente histórico,
explica los parámetros
de destrucción y conflictos,
los múltiples 'Titanics' que navegan
a toda máquina a los icebergs
que no son vistos,
la misma que, inútilmente,
tratamos de cubrir y omitir
para que no perturbe y derribe
todos los mitos y patrañas
que hemos levantado
sobre nosotros mismos.

Eso si, con ésta 'testa',
éste mono sexomano vestido
puede construír bombas de hidrógeno,
viajar a la Luna,
hacer matemáticas
y bombardear a sus congéneres
con aviones-computadoras

que siempre aciertan el tiro.

Es un loco genial,
que duda cabe en sus records y pergaminos,
y se siente muy orgulloso
de éstas Alturas y designios


...Pero una sombra,
un eclipse lleva escondido:
y es que cada vez sigue
más descontento con él mismo,
como si un turbio y acertado presagio
le dijese que si sigue engulliendo
al mundo que le dá vida y sentido,
terminará hundíendose en el abismo.

¿Por qué?
Nadie se atreve a explicar
esta desconocida anomalia
y crasa patología
en el Universo conocido.

Somos "una invención reciente",
como dijo Foucault,
"un dibujo en la arena que borrará el mar",
y por mucho que levantemos muros
para detener las mareas
que a ese dibujo puedan borrar,
al menos que no nos reinventemos de nuevo
y hagamos un dibujo distinto en otro lugar,
con otro sistema de lápices y acuarelas
que puedan perdurar...
ese Oráculo de Delfos se quedará sin contestar.

Continuaremos mañana porque ya es tarde
y tenemos que descansar ésta cabeza
del Hijo del hombre de la que hablaba Cristo.

Este es otro día.
El mismo día.

El Laberinto --sin hilo de Ariadna--
que tenemos en la cabeza
ha dado sus correspondientes vueltas.

"El hombre es un dios cuando sueña
y un mendigo cuando piensa",
dice Hölderlin...No tanto, Sir, no tanto.
Lo de mendigo, vale --es obvio--,
pero lo de dios...ya es otra cosa,
porque el hombre cuando sueña
es un caos,
un tirabuzón de timon liado

Pero ya hemos despertado,
Ya es otro día.
Y hemos vuelto sl diurno Laberinto.

Y hemos descorrido ahora,
para continuar,
la cortina de lo que dijo Rousseau
que estaba totalmente equivocado
en la primera parte de su famoso escapulario
de que "el hombre nace libre
y en todas partes es un esclavo".

Si, es un esclavo,
pero no nace libre, no;
esta usted totalmente equivocado:
nace deformado,
y son sus congéneres los que lo forman
para que con ellos marque el paso.

Y es en ésta parte del Laberinto
dónde vemos que el hombre,
como dice el Zen,
"es una pulga dando saltos
en una plancha caliente",
que dicho de una manera
mas real y exacta, sería:
"el hombre es mono sexomano vestido
dando saltos en la plancha de sus contradicciones".

"En otras palabras, nuestro cerebro ha triplicado su tamaño en los últimos tres millones de años y esto supone un cambio explosivo en las pautas de la evolución. ¿Por qué? Nadie lo sabe en realidad."

                                               Isaac Asimov

Con razón no para de dar saltos.
Un antropoide que haya triplicado su cerebro
en tan sólo tres milliones de años
tiene que crearse a si mismo
muchisimas "saltarinas" paradojas y discordancias

Y de ahí que nadie sabe en realidad que pasó

(...¿O no?...¿o tenemos una intuición
de la que queremos huir porque presentimos
que algo "oscuro" ocurrió?)

¿Nadie, Señor Asimov?

Porque hay mentes, en  concreto,
que han tratado y tratan de responder
a ese ¿Por qué?, y lo que entónces ocurre
es que, como no concuerda
con lo que se debe pensar y postular,
esas mentes son guillotinadas
del escenario intellectual.

Su "The Beginning and the End"
('Doubleday', 1977),
tiene una contrapartida en
el "The Begining was the End"
de una mente que ha tratado de responder
a ese ¿Por qué?, y, consecuentemente,
al oráculo de Delfos.

Y es muy simple, esa respuesta,
sacrilega, escandalosa y corrosiva,
por supuesto,
porque el teorema que tiene
para explicar el por qué ese cerebro se ha triplicado
y esa inteligencia por mil multiplicado,
(algo extrañisimo en los cambios
muchísimo mas lentos  
de la evolución natural),
es que todo ello fue causado --Begining--
por el canibalismo ancestral
--comer cerebros aumenta,
no el ombligo, sino el cerebro--,
y, según lo que vemos por todo lugar,
es ese mismo canibalismo --End--
con el que nos estamos comiendo
hoy en día la tierra,
unos a los otros, 
el cielo,
los ríos,
las montañas
y el mar.

¿Que tiene de descabellado éste teorema
cuándo por todos lados se puede comprobar?

Y si no tiene nada de descabellado,
¿por qué no se le dá cabida
en nuestro arsenal hermenéutico intelectual?

¿Tal vez porque no resulta muy halagueño
para la criatura hecha a imagen y semejanza de Dios?

Por eso el Oráculo de Delfos es Tabú.
Por eso los siete sabios de Grecia
nos invitaron a romperlo,
a traspasarlo,
a investigar estudiandolo,
a estudiarlo para contestarlo,
con el fin de autoliberarnos
y salir de éste Decorado
bajo el que vivimos,
de toda la tramoya de ésta farsa antropológica
que nos hemos levantado para no vernos,
y cuyo corolario es la otra farsa y absurda
estrutuctura convivencial que,
en lo económico,
lo político y lo social,
nos oprime a todos
cada día más y más.
 

No comments:

Blog Archive