UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Saturday, March 30, 2013

"COMMENTATIO MORTIS" EN LA MUERTE DE MI SUEGRA: EL 'ESPIRITU' Y EL 'ALMA' ES LO QUE MOLESTA.



"Ahora nos es dado concluir. Desde nuestra introducción, habíamos descubierto la conciencia como una llamada al ser, y habíamos mostrado que e! cogito remitía inmediatamente a un ser-en-sí objeto de la conciencia. Pero, después de descubrir el En-sí y el Para-si, nos había parecido difícil establecer un nexo entre ambos, y habíamos temido caer en un dualismo insuperable. Este dualismo nos amenaza, además, de otra manera: en efecto, en la medida en que puede decirse que el Para-si es, nos encontrábamos frente a dos modos de ser radicalmente distintos: el del Para-sí que tiene de ser lo que es, es decir, que es lo que no es y que no es lo que es, y el del En-sí, que es lo que es. Nos preguntábamos entonces si el descubrimiento de estos dos tipos de ser no terminaba en el establecimiento de un hiato que escindiera al Ser, como categoría general perteneciente a todos los existentes, en dos regiones incomunicables"

Esta es parte de la conclusión que hace Sartre
de su 'opus magnum', "El Ser y la Nada",
o, lo que es lo mismo,
"El Ser y la Muerte",
 o, según Heidegger,
"el ser para la muerte",
dualismo insuperable,
dos regiones incomunicables"

'Media vita in morte sumus', cantaba un himno medieval atribuído a San Notker, llamado el Balbuciente: «ya en medio de esta vida nos encontramos inmersos en la muerte».

Por esto tanto los estóicos clásicos como los ascetas cristianos han entendido la vida humana como un 'memento mori', un 'ars moriendi', un tiempo para aprender a morir, para prepararse al trance final.

«Deja a otros que se dediquen a estudiar cosas del derecho, a la poesía o a hacer silogismos», decía el estoico Epicteto. «Tú dedícate a aprender a morir». Y Cicerón lo mismo: la filosofía no es más que un 'commentatio mortis', un «reflexionar sobre la muerte».

Tonterías.

La tendencia exacerbada, común en nuestro tiempo, a querer desembarazarse de la conciencia de la muerte es indicio de lo mismo.

Son muchos los autores (entre ellos, Max Scheler, Theodor Adorno y Karl Jaspers) que han reflexionado sobre la tendencia humana de no querer mirarla a la cara, sobre el esfuerzo actual de quitar la noción de la muerte de la conciencia humana, evitando pensar en la propia muerte

Esta conciencia espontánea de la impropiedad de la muerte llevaba a Jean-Paul Sartre a reflexionar coherentemente sobre lo absurdo que es una vida que se apaga con la muerte, y concluye: «todo lo que existe nace sin razón, se prolonga en la debilidad, y muere por casualidad»

No se puede decir, sin embargo, que la muerte sea antinatural, añade Sartre, por la sencilla razón que no existe una naturaleza humana definible con respecto a la cual «pudiera comprobarse el carácter absurdo de la muerte»

Sartre ha criticado como absurda la visión superficialmente optimista del hombre que vive lúcidamente como un ser-para-la-muerte.

En efecto, Heidegger afirmaba que la autenticidad se alcanza sólo cuando el hombre se adelanta hacia su propia muerte. Y Sartre respondía a esta posición: «Lo más probable es que nos muramos antes de cumplir nuestra tarea… Esta perpetua aparición de la contingencia en mi existencia no puede ser considerada como mi posibilidad, sino, al contrario, como la aniquilación de todas mis posibilidades, una aniquilación que en sí no es más que una de mis posibilidades»

Hegel creía todo lo contrario.
Para el pensador aleman no se puede ser 'libre' sino se muere. La muerte es el devenir de la dialéctica del hombre, sin ella no podriamos ser lo que somos: un ser dialéctico.

En cierta forma, el concienzudo aleman tenia razon, porque: ¿podriamos ser 'libres' sin morir, viviendo eternamente?

Todo ésto es absurdo.
Desde Epitecto a Hegel pasándo por Sartre.

Porque entre la muerte --entre la vida-- de una cucaracha y la nuestra no hay, en esencia, ninguna diferencia: la unica existente es que nosotros, por nuestro hiperdesarrollado coco artificilamente, montamos todos estos cambalaches, alucinaciones, eruditimos y fantasias, motivados por la caguitis y miedos que acarreamos, para ocultarnos la autentica realidad de la muerte  que es, simplemente, material que llega a su fin y se descompone en sus partes constituyentes, y echa peste, y vuelve a su lugar de origen: la tabla periodica de los 118 elementos que actualmente componen lo que se sabe sobre la materia.
Todo lo demas es fabricado por el innatural exceso de 'materia gris' que tenemos...¡y que no sabemos donde ponerla!

Nada mas.
Y que bien que sea asi.
Que paz.
Que tranquilidad.
Pensar que todo lo que pensamos no existe.


Porque una vez sacado de en medio
el llamado 'espiritu' y la llamada 'alma',
y ese maya del 'ser' que la ontologia desata
sobre el tinglado del obseso intelecto
donde se arman las ficciones en atalayas
...todo vuelve a la calma,
al nímbico equilibrio
donde todo descansa.

Porque lo único que molesta es "el espiritu"
que nos hemos autocredo para quedar
separados de todas las demas criaturas,
--'inferiores a nosotros'--
que, como nosotros, evolucionaron
hasta la actualidad, cada una de ellas
en funcion de sus necesiades.

Porque hacemos coches, misiles,
bombas atomicas, satelites,
edificamos carceles y tecnicas de tortura
...nos cremos diferentes
a una ameba, un pez, un gato,
çun cuervo, un tigre, o un lagarto.

Estamos equivocados.
No hay diferencia sustancial.
Es mas, si la hay, nuestra efimera durabilidad:
en este planeta, cuando no quede rastro
de nuestra 'cultura', miles de especies
aun quedaran deambulando riendose
de nosotros y de nuestra 'superioridad'

Pero tanto es nuestro naufragio
que no podemos vivir sin engañarnos
y vislumbrar una costa ficticia
a la que nunca vamos a llegar
porque no existe en realidad,
porque solo existe en nuestra fiebre
y zozobra que se esparcen sin parar,
aquella que delimitó Cristo
con sus sabias palabras:
"Las aves del cielo tienen sus nidos
y las alimañas sus guaridas,
pero el hijo del hombre
no tiene donde descansar su cabeza"

Y por eso hemos manufacturado
eso del 'espiritu', del 'alma',
para ver si con ello podemos ''descansar";
pero es inutil: no existen;
y la prueba esta en que nunca hemos
podido 'descansar' despues
de dos millones de años
de recorrer caminos y patear.

Y la unica forma genuina
de hallar el equilibrio natural,
aquel que perdimos cuando nos arrojaron
del Eden por comer
el fruto prohibido ancestral,
es aceptarnos y asumir lo que somos
y nos prueba la muerte cuando
se acaba el respirar,
y el Corazon ya no late mas,
y los organos internos dejan de funcionar,
y el cerebro se marchita
y la conciencia deja de actuar,
y cuando todo este complejisimo
material ensamblado decae
y lo organico vuelve a lo inorganico
de donde salio en unas fugaces 'vacaciones'
que tuvieron lugar para despues regresar...

...¿Por que inventarnos "la otra vida"?,
¿es que no tenemos bastante con esta?,
¿es que queremos seguir sufriendo mas?,
¿tanto es nuestro deseo de sufrir el castigo
por nuestro 'pecado original'?

¿Por que preocuparnos con 'el alma donde irá',
 la 'inmortalidad' y demas...?;
¿por que continuar con las zozobras,
las monomanias, las angustias
y demas berengenales metafisicos
que solo existen en nuestro enfermo cerebro
que, incluso, ante la muerte,
sigue escarbando y escarbando sin parar?;
¿qué nos pasa?;
¿tantos son nuestros miedos
que no podemos quedarnos tranquilos
y aceptar, sin ningún cuento, la realidad?

! Aqui no hay espíritu,
ladies and getleman !
Y si hay 'espiritu' debe oler muy mal
porque al cabo de dos dias de morir
el tufo  ¡ya no se puede soportar!
Ni alma,
ni "mas alla",
ni "mas aca",
ni ontologia,
ni altares con luces encendidas:
aqui lo que hay es una simple,
llana y mera VERDAD:
NUESTRA ANIMALIDAD.

Y que bien.
Que bien que asi sea.
Que sosiego.
Que nirvana.
Que felicidad.
Ser tan solo un animal.
Igual a todos.
Sin etnocentricidad.
Que democracia antropologica tan excelsa,
tan esperanzadora, tan gratificante y racional.

(Ademas, pongamos por caso:
si tenemos 'alma', 'espiritu',
¿en que momento de la evolución la obtuvimos?
Cuando los cruzados españoles
"descubrieron" America pensaron
que los nativos no tenian alma...
claro, en este caso,
para poderlos sin culpa matar.
Y de esto hace tan solo 500 años, entonces,
¿cuando obtuvimos ese don celestial?)

Lo que pasa es que nos creemos
que somos diferentes a las demas criaturas
que comparten con nosotros este planeta,
lo que pasa es que nos damos
una Importancia Patologica
que la Naturaleza no corrobora
por ningun lado
...porque la misma peste echa
un camello al morir que nosotros,
hermanos.

Vivimos enajenados de nostros mismos,
del mundo,
del sentido de la existencia
y del entero Cosmos.

Y corremos a la velocidad de la luz
de lo que somos: un animal, un mono,
y, ademas, vestido,
lo cual prueba que en nuestra
extraña evolucion perdimos algo
que nos hacia tanta falta
que lo tuvimos que sustituir
por ropajes artificiales.
La caraba.

Por eso construimos cuartos
para cagar y mear,
para no ser vistos,
para que no nos veamos
unos a los otros nuestra 'animalidad':
nuestro animal vive en 'privado'
para asi mejor poderlo disimular.
Tal vez por eso los llamamos "cuarto de baño"
...seguramente porque eso de excrementar
y dar pedos al "alma" no le vá;
y por eso el coito esta prohibido en publico
porque eso son "las mismas cosas
que hacen los perros" y en la colectividad
no se pueden realizar, no vaya a ser
que los niños lo vean
y ¡EMPIECEN A LADRAR!

Todo es como un campo de concentracion
donde se enclaustra la verdad de lo que somos
para que nunca pueda ser vista
y sobre ella no se pueda reflexionar.
La caraba.

¿Qué pretendemos con engañarnos
de ésta manera tan tonta y brutal?
¿Es digna de nuestra inteligencia, quizás?

¿Y como es posible que estos seres
que de tal manera tan estupida se engañan,
en el colmo de la contradiccion astral,
sean al mismo tiempo capaces
de construir Aceleradores de Particulas
para conocer el 'Big-Bang'...?

...En un 'Big-Bang' estamos todos convertidos,
en una explosion andante
que ya se nos ha escapado de las manos
por su excentrica surrealidad.

Lo que el espejo refleja de nosotros
es una envoltura que mientras
su sofisticadisima materia interior
mantenga la ilusion de nuestro 'ser',
de nuestra 'persona', del 'yo' que fabrica
nuestro cerebro, nos podremos seguir
viendo en él para seguir manteniendo
todas nuestras tipicas distorsiones ataraxicas
...hasta que un dia la muerte llega
y todo lo construido se cae al vacio
por la ventana...y todo se nos va
a hacer puñetas cuando la muerte
llega tocandonos sus campanas.

LA MUERTE ES EL AXIOMA
DE TODAS NUESTRAS MENTIRAS.

Pero todo esto no va contra la vida,
no es un canto necrófilo, no; 
porque la vida, de 'per se',
es el milagro mas extraordinario
de la materia;
es porque este milagro, en nosotros,
aparece bajo la envoltura del ser humano,
bajo el contradictorio, hiperdesarrollado,
extraño y desbalanceado cranium
del 'homo sapiens', hermanos.
Y aqui esta el lío, don Fernando.

Un lío, una contradiccion, una paradoja,
un 'cul-de-sac' que,
en el transtornado humanoide,
llega a su fín con la muerte.

Porque asi ya no tendremos que seguir
pretendiendo ser lo que no somos.

Y ésto es el Extásis del Balance Total
donde el "En-si" y el "Para-si" sartriano
se nos antojan como los símbolos
'par excellence' de la trágica alienación humana
que tiene colofon en el cumplimiento
del castigo que nos impusieron
por comer el Fruto Prohibido
--el cerebro del congenere--,
y que certeramente viene reflejado
en las palabras del 'Genesis':

"...Y a partir de ahora, morirás."

Y bien que estamos cumpliendo la condena.

No comments:

Blog Archive