UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Monday, November 26, 2012

VIVIÓ DE ALONSO QUIJANO, CUERDO, Y MURIÓ DE DON QUIJOTE, LOCO. "In Memoriam"

                                               


A Domingo Solano Evangelista 
le pasó al revés que a Don Quijote:
vivió de Alonso Quijano, cuerdo,
y murió de Don Quijote, loco.

Así, que, de viejo,
"lanza en astillero, adarga antigua y rocín flaco",
después de haberse leído
la entera librería de la existencia,
dónde "se le pasaban las noches leyendo de claro en claro,
y los días de turbio en turbio, y así, del poco dormir
y del mucho leer, se le secó el cerebro de manera
que vino a perder el juicio".

Y una noche,
de viejo ya, como decíamos,
"por la puerta falsa de un corral",
salió al mundo a desenredar
entuertos e injusticias,
las mismas que veían los otros,
los cuerdos, sin inmutarse.

Un mundo que, al revés,
a los amenazantes gigantes
se los catalogaba de molinos de viento
de orden y libertad,
sin percatarse de que sus aspas
eran armas de combate mortal.

De tal manera que, al final,
de de-mente, no pudo entender
el por qué fue cuerdo
con tantos agravios,
ofensas e injurias,
que habían por todas partes
sin solucionar.

"Señores ...Yo fui cuerdo, y ya soy loco: fui Don Alonso Quijano el Bueno, y soy agora, Don Quijote. Quede con vuestras mercedes mi seguridad y mi verdad de lo que soy y ganarme asi la estimación que ahora siento por mi..."

Corría el año 1984
cuándo conocí a Domingo Solano Evangelista
en Quisqueya,
una noche de ron,
en un bar del malecón,
en Santo Domingo.
Frank Perez Palacio
("La hora cero", Yale University),
Luís Manuel Gómez Rodriguez,
'Ho Chi Min',
('La hora eterna', Life University),
y yo.
Fue cuándo Domingo Solano se nos acercó.
Se bajo de Rocinante,
no traía escudero,
se invitó él sólo y nos contó
que había vivido cuerdo toda su vida
hasta que los yanquis invadieron su isla
y depusieron a Juan Bosch.
Y aquí fue cuándo, ya de viejo, enloqueció.
Y desde aquel entónces iba de-mente
por un mundo que, al revés,
a los amenazantes gigantes
se los cataloga de molinos de viento.

Y nos recitó, porque era poeta,
--ya murió-- ésta especie de poema nocturno
que llevo apuntado como recuerdo postumo
a su perínclita memoria de Don Quijote y trovador:

Esa lanza maya,
de obsidiana,
con la Tecún Uman
mató al caballo
de Pedro de Alvarado,
anda aún por el mundo
confundiendo al jinete
con el caballo.
Este ha sido
el error de siempre,
Pedro de Alvarado,
por el que tú te has salvado
...Tú, que eras el invasor,
el agresor imperial
al servicio ciego de tus amos.
Este ha sido
el error de siempre,
historiadores, eruditos,
hombres de títulos y cargos:
confundir al jinete con el caballo.
Esta ha sido la falla eterna,
Tecún Uman,
héroe del pueblo inmolado:
sólo los que pelean por la Justicia
confunden al jinete con el caballo.
Por eso en la história
siempre han triunfado
los Pedro de Alvarado.

Nos quedamos helados
en la noche calurosa y húmeda.
Del mar llegaban voces
que nunca supe descifrar.
Parecían repetir las palabras de Domingo Solano
como si no quisieran dejarlas escapar.
En el eco marino oímos con claridad:

...Este ha sido
el error de siempre...
confundir al jinete con el caballo...

Después, sin pronunciar palabra algúna,
Domingo Solano subió a su Rocinante,
se marcho galopando,
y nos dejó a todos pensando.

PD:
En 1523, en la batalla de Salamá, el 'conquistador' español Pedro de Alvarado derrotó a los indios maya-quichés al mando de su caudillo Tecún Uman, pero éste logro escapar y presentó la definitiva batalla en Pachah, al norte del lago Atitlan.  En medio de la batalla, Tecún Uman se dirigió resueltamente hacia dónde estaba Pedro de Alvarado, y creyendo que el jinete formaba un sólo cuerpo con su montura, clavó su lanza de obsidiana en el caballo tratando de matar al invasor español, lo cúal le dió tiempo a Alvarado para atravesar con su lanza de hierro al caudillo quichés.
 

No comments:

Blog Archive