UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Friday, November 2, 2012

EL CANIBALISMO MODERNO Y CAPERUCITA ROJA


Hoy, los antropófagos del capitalismo moderno,
a una escala universal ya, 
practican y llevan a cabo las mismas pulsiones,
instintos  y desesos atávicos que teníamos
en la época prehistórica de la humanidad
(seguimos en la prehistoria, como decia Marx):
controlar comíendo mentes,
los cerebros de los demás,
pero, claro,
ahora con una tecnología
y metodologías infinitamente
mas sofisticadas y eficientes
que en la antiguedad.
Y aqui esta lo peligrosísimo del momento actual.

Hoy, el  "ay, abuelita, 
por qué tienes una boca tan grande,
para comerte mejor",
lo vemos por todos lados,
aristas y esquinas de ésta ya imparable
cabalgata navegacional
de éste Barco de los Locos
llamado "progreso"
que lo único que quiere
es siempre seguir navegando,
avanzando, 'progresando',
sin querer atracar, descansar, parar,
en el puerto que le dé cobijo
a nuestra orfandad espiritual.

Este "progreso" que ya está convertido,
indeteniblemente --no hay marcha atrás--,  
en esa boca del lobo disfrazado de abuelita
que se la comió, se metió en su cama
y se disfrazó para comernos a todos mejor.

Desde China a la India
(¿de qué sirvieron Lao Tzu,
el Tao, el Buda y el Zen?),
desde Kuala Lumpur a Washingtón,
desde Moscú a Japón,
todos queremos los mismos
inútiles cacharros y cachivaches:
todos queremos ser ricos.

(Parece ser que ya nadie quiere subir
al reino de los cielos.
Porque ya sabemos lo que dijo Cristo:
"Es mas difícil que un rico suba
al reino de los cielos...")

Hoy, el canibalismo lo ha industrializado todo
para poderselo "comer mejor". 

Hoy todo está hecho una Industria Privada
dónde un grupo de antropófagos,
accionistas e inversores, billonarios, 
--"los que dán trabajo"--
ponen sus dineritos para engullirse
a las caperucitas que entran en el tablado,
inocentemente, 
con su cestita de pan, queso y miel,
a participar en éste "juego democratico".

(Aquí no hay cazadores
que maten al lobo después)

Es la industria de la guerra,
la política,
el entreteni-miento,
los deportes,
las noticias,
los comerciales,
las finanzas,
la informática,
los seguros,
la seguridad,
la pornografía,
la destrucción
(es otra industria),
el transporte,
la energía,
los disidentes
(somos otra industria),
la comida,
el sexo,
el cuerpo,
las religiones,
el ocio,
la cibernética,
los vicios,
las virtudes,
los defectos,
los sueños,
el espacio exterior
y el espacio interior,
invadidos, asaltados y saqueados
'para comernos mejor'.

Y todo está ya catalogado en precios,
en subastas, hipotecas, crisis
e intereses al por mayor,
en un catafalco de meras mercancías
dónde triunfa el mejor postor
sobre tiempos y espacios
de un fetichismo que nos consume,
también, claro está,
'para comernos mejor'

Es negocio demencialmente bien puesto,
un lobo bien vestido de abuelita
que nos espera en la cama
con su boca grande para engullirnos mejor.

Quizás el destino de la vida
sea el ser engullidos,
--he leído que hasta las galaxias
se comen y absorven unas a las otras--,
tragados por la vida,
por la muerte
por el mas allá,
y por el dolor.

Es la industria global,
la globalización,
el canibalismo actual:
controlar y comerse la mente de los demás,
con el Planeta incluído,
su tierra,
su cielo,
y su mar.

Y todo, rápido, veloz,
express,
comida rápida,
en eslogans y soniquetes
que llenen la falsa panza,
que el paisaje transcurra veloz,
para que nadie se entere de nada,
para que nadie piense,
para que nadie se de cuenta
de que no es el paisaje el que se mueve
sino éste caballo desbocado
en el que se cabalga.

Oscar Kiss Maerth
tiene un libro, su único libro,
cuyo título es muy iluminativo:
"Der Anfang war das Ende".
"El Principio fue el Fín"
Y es verdad.

Porque vamos a terminar
como empezamos: canibalizándonos,
comíendonos ese "fruto prohibído"
que la serpiente del "progreso"
nos ha prometido que si lo hacemos
seremos como dios,
aúnque en realidad
--no sé si somos tontos o no--
cada vez vamos peor.

El "Homo sapiens" nació por canibalismo
(comiendo mentes, cerebros,
la inteligencia es comestible;
asi pasamos de 500 centímetros cúbicos
de capacidad craneal a 1500
en tan sólo dos millones de años,
algo que nadie sabe explicar),
y, según los datos factuales,
asi mismo va a finalizar:
"Der Anfang war das Ende".

                                                  
PD:
Vemos en el centro del  libro el 'ligan',
símbolo --muy nítido y contundente- del pene,
porque la hipótesis de Oscar Kiss
sugiere que la originaria motivación
del canibaismo ancestral fue la adquisición
del placer y la potencia sexual,
sólo después el hominido descubrió
que también incrementaba su inteligencia.
Algo que el mito del Génesis
soporta con sus criptológicas metáforas;
algo que también soporta el 'progreso'
de hoy en día dónde sexo e inteligencia
forman parte del plato fuerte de la cocina.

No comments:

Blog Archive