UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, October 17, 2012

Vivimos en una falsa suposición que condiciona nuestra entera existencia.



Vivimos en una falsa suposición que condiciona nuestra entera existencia, y es la de creer que tenemos Vida, que poseemos vida, cuando, en realidad, es la Vida la que nos tiene y nos posee a todos.

Nosotros no estamos en la Vida, es la Vida la que esta dentro de nosotros y marca todo, todos nuestros procesos fisiologicos y, por ende, ontológicos

¿Decidimos nacer?
¿Decidimos pasar de la infancia a la pubertad,
y de ésta a la juventud, la madurez, la vejez, la muerte,
cuándo el dueño de la propiedad viene a por ella
y nos demanda salir porque llegan nuevos inquilinos?

Es la Casa de la Vida.
Dónde estamos.
Todas las criaturas.
Desde una cucaracha a nosotros.
Realmente, según nos dice la genética,
no existen diferencias sustanciales
en el DNA de ambos,
se podría decir, sobre este plano,
que somos hermanos.
La diferencia esta en que nos alquilaron
casas distintas, nada mas,
con necesidades distintas,
con diferentes sentidos de decoracción interna,
nada mas.

Si.
No tenemos vida.
Es la vida la que nos tiene
y nos lleva en volandillas.
Aúnque nuestro Ego nos haga creer
que es al revés.
Tenemos que creerlo, naturalmente,
de lo contrario sería imposible el mantener
una identidad necesaria para sobrevivir.

Ahora bien,
hay que ser justos,
nos dan ciertas 'libertades' y 'autonomias' .
Como, por ejemplo,
podemos 'decidir' cómo arreglar la casa,
decorar aquel cuarto de una manera
distinta a la cocina,
poner unos muebles aqui o alla,
cubrir las paredes con los cuadros y pinturas
que queramos...pero la casa no es nuestra,
es prestada,
alquilada,
rentada,
es igual,
como se quiera decir.

Por lo tanto el dia que la perdemos no perdemos
nada nuestro, sino, que, simplemente,
se acabo el plazo del alquiler que el amo
de la vivienda nos concedió

Pero nos pasa como a esos viejos que rentan
una casa y se pasan en ella el suficiente tiempo
como para terminar creyen que la vivienda es suya.

Hasta que un dia, en cualquier momento,
sentimos que alguien llama  la puerta,
y contestamos:

Pase . ¿Quíen es usted, por favor?

El dueño de la vivienda.

¿Como dice, el dueño de la vivienda?
El propietario de la casa soy yo.
Además,¿qué pasa, algún problema?

No, no, ninguno. Usted ha pagado
siempre puntualmente y la ha cuidado
de manera primorosa, no;
ninguna queja.

¿Entónces?

Es que el alquiler ha terminado.
Su plazo aqui ha terminado:
se le acabo el contrato.

...Un momento, un momento,
¿que dice Usted?, ¿que se acabó el contrato?,
¿pero qué contrato?
¡Esta casa es mía! 
Además, ¡yo no he firmado ningún contrato!

Usted, no, pero yo, si.

¡Cómo¡ Sin mi firma...
...¡¿Como puede ser?!

Muy simple,
porque usted aqui no posee nada,
el dueño de la propiedad que usted ocupa
soy yo, ¿me entiende?. Yo

Y entónces, ¿porque dice Usted
que se rompió el contrato
cuándo Usted, como amo de todo esto,
puede hacer lo que le de la gana?

Usted sigue sin entender
El dueño tiene que jugar su estrategia.
Le tiene que hacer ver al rentista
que es él el que posee la vivienda
...para que la cuide bien, porque, claro,
de otra manera, si supiese que nos es suya,
no la cuidaría...y esto iría contra
los intereses del dueño, contra mis intereses.
¿Sabe Usted?
La vida es como la lucha de clases.
todo es una lucha de distintas clases de intereses,
de necesidades.
Yo, por ejemplo, como clase propietaria,
me veo obligado a defender mis intereses
lo mismo que Usted defiende los suyos,
lo que ocurre es que nuestros intereses
son antagonicos, irreconciliables.
¿Vá entendiendo ahora
que el contrato lo hago yo:
Usted en nada participa en ello,
y se pasa Usted toda la vida apegado
a algo que no es suyo.
Y este es su gran problema fisico
y metafisico y psiquico y emocional,
politico, filosofico, religioso...
que Usted, y los Suyos,
llevan ya un millon de años sin resolver,
y aún no lo han resuelto porque parece ser
que Usted, y su especie,
poseen una rara contradicción consigo mismos:
por un lado vuestra abultada cabeza,
por otro lado un cuerpo como el de hace
un millón de años que no obedece
ni acaba de asumir y asimilar
lo que le dice y le ordena el 'logos' de su cabezón.
Su cuerpo no tiene la cabeza que le corresponde,
su cabeza no tiene el cuerpo que le corresponde,
ambos han evolucionado por distintas avenidas
que estan en conflicto.
La cuestión es que esta clase de cerebro
que posee Usted y los Suyos,
y todos los inquilinos que yo vengo a desalojar,
no le hace aceptar que es la vida
la que lo posee, que no sois los amos
de la vivienda que habitais,
y que viviis de prestados, de alquilados.
Y Usted se peguntará, ¿es validamente practico
el saber y el utilizar lo que Usted dice,
en el supuesto de que sea cierto?
Y yo le puedo asegurar que si,
porque no es valido solamente en el sentido practico,
sino en todos los sentidos:
es válido porque hace ver la realidad.

El inquilino parecia otro.
Abatido y sin fondos.
Al final dijo:

Mire Usted: todo lo que me ha dicho me parece bien, muy bien, vale, usted manda,  pero ¿de acuerdo?
¿Usted cree que yo puedo estar de acuerdo con la estafa de un contrato de ésta clase en el cual solo cuenta una de las dos partes, la Suya, por supuesto? Yo me sublevo contra ello, es mas, existo plenamente, dignamente, porque me rebelo contra ese contrato que yo no he firmado, contra el estado Universal en el que nos encontramos en la vida, contra el desahucio que Usted me quiere aplicar. ¿Como voy a estar de acuerdo con lo que va frontalmente contra mis intereses? Seria estupido aceptarlo, ¿no cree Usted? Ademas, pienselo, ya que no puedo hacer otra cosa al respecto, mi insurreccion metafisica, aunque se que es totalmente inutil, es la unica alternativa  de libertad que me queda frente a Usted. Y Usted podra desalojarme, si, es verdad, pero lo que nunca podra imponerme es que lo acepte. Me rebelo, luego existo; si no lo hiciera no existiria.

Mera retórica pseudofilosofica llena de infantiles sofismas.
Se equivoca Usted de nuevo.
Primero, en este contrato no hay tan solo dos partes como dice Usted...Ponga atencion: en este contrato no esta Usted solo, esta su entera especie de invididuos que piensan lo mismo que Usted: que ellos no son una parte, un fragmento,  unos inquilinos, sino el todo, los amos de las casas donde viven, Y aqui volvemos al principio, ¿Lo entiende ahora? Y segundo, el hecho de que Usted responda no estando de acuerdo...es agua al mar, es la inutilidad 'par excellence', es una total perdida de energias inducida, simplemente, por el miedo a la muerte. Es lo mismo que si el reo antes de caerle la cuchilla de la guillotina que le cortara la cabeza...se rebelara contra su situacion, ¿y qué? Es absurdo. 

El inquilino parecia un naufrago a la deriva
Estaba delante del mas grande Desahucio de toda su vida.
Vientos de soledades jamas sentidas
se apoderaban de sus entrañas.
¿La voz? No tenia.
Tuvo que pasar un bien rato hasta que al final
pudo afinar su garganta:

Entonces, todo ha sido una Estafa....

No, hombre, no es para tanto.
Por lo menos le alquile una casa, ¿no cree?
¿Sabe Usted cuantos desgraciados andan por ahi
sin casa y durmiendo y habitando como pueden?
¿No cree Usted que ha tenido un privilegio,
el de haber podido alquilar mi casa y disfrutar
de ella por un tiempo?

El inquilino era ahora una Veronica y, al mismo tiempo,
se le habia alzado en su expresion un rictus
de amotinado en el barco que no controla.
Sus labios se prensaban de una manera distinta,
mas dura, mas convencida.

Usted gana. No hay nada que hacer.
Mis respetos como perdedor.
Pero antes le diré que no ha ganado...del todo.
Y no ha ganado del todo porque
hay ciertas áreas en la casa que tengo que dejar,
pero que ya no son suyas.

¿Como que ya no son mias?
¿Piensa en robarmelas?

No, no es que ya no sean suyas de 'per se':
son mias porque tienen mi espiritu.

Tonterias.
Eso dicen todos los inquiliinos que rentan mi casa.
Y, como Usted comprendera,
de lo que Usted cree ser ahora el dueño,
otros antes que Usted han sentido lo mismo.
Osea, que todos los inquilinos
que pasais por mi casa os autoengañais
...porque, y en cierta forma lo comprendo,
no podriais sobrevivir en mi casa
sintiendo y pensando que no es vuestra.
De todas maneras, se lo tengo que decir, 
su actitud es la mas inteligente táctica
par enfrentarnos a la muerte,
para domeñar la jindama que causa
el Desalojo Final que le vengo a notificar.
Entonces, creo que esta es la moraleja
de todo esto, y creo que es lo que ha debido
apender Usted en el tiempo que paso aqui de alquilado.
Porque en el llegar no participamos en absoluto,
pero en el salir teneis la posibilidad de optar
a elegir por vosotros mismos los ultimos colores
con los que deseais decorar la casa
que teneis que abandonar.
Es como un toque estético final, nada mas...

No comments:

Blog Archive