UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Sunday, August 5, 2012

EL LLAMADO 'DEPORTE': JUEGOS OLIMPICOS, LONDRES, 2012




El deporte.
Las Olimpiadas.
Y el mundo,
el que posee televisión
y tiene tiempo para ello,
esta pegado a las pantallas,
en un momento u otro,
siguíendo los Juegos Olímpicos.

Las Noticias constantemente 
nos hablan de las Olimpiadas,
de records,
de atletas,
de países triunfadores,
de medallas,
de oro, 
de bronce,
de plata,
aúnque después resulte
que en el oro no hay oro,
ni en la plata, plata,
que todo son símbolos vacios de latas.

Tal vez todo ello sean símbolos vacíos
que llenamos con figuraciones
para creer en algo que nos hace falta.

Las Olimpiadas pasan a primera plana.
(¡Hasta Palestina esta representada!)
Es cómo un contagio universal
que entromete nacionalismos,
etnias,
competencias,
premios,
histórias,
fracasos,
alabanzas,
y estrellas,
en cinco circulos
que se entrelazan
en una unión ficticia
al unísono con la guerra.
¡Hasta Siria, Libia e Iraq están presentes
como si nada pasara por sus compuertas! 
En las Olimpiadas todos quieren estar presentes
para probarle al mundo 
que sus hombres y mujeres son fuertes.

Debe ser debido a que el poder de los argumentos racionales
se desbanca: no gana el que lleva razón,
lleva razón el que gana.
Como en la Realidad.
Como en la Historia humana.

Y aqui, la lógica bélica estimula y se alza,
los guerreros luchan, pelean,
y al final se dan la mano
pasada la batalla;
la identificación con el otro
se hace muralla,
cada cual lucha desde su atalaya
para imponer su marca, su distancia,
émbolos y pistones de cada individuo,
de cada máquina.
  
El 'deporte' nace después de la Revolución Industrial 
con la primera acumulación de capital 
que crea unas clases sociales bien alimentadas 
y con tiempo libre sin verse en la necesidad de trabajar. 

Asi surge el ocio y, con éste, 
la necesidad de llenar el agujero existencial 
que ello implica: nace el juego, 
el movimiento físico, el deporte, 
pero aún no competitivo porque aún está ubicado
solamente en las clases pudientes 
y estas no tienen la necesidad de competir 
sino de divertirse...
bastante tuvieron que competir ya 
para alcanzar el status economico 
desde el que dedicarse a los juegos corporales.
El deporte nace por diversión de los ricos
y lo continuan las demas clases sociales,
por mimesis ideologica, en competencia.


Esto se produce, por primera vez, en Inglaterra 
porque es alli donde emanan 
las primeras clases sociales que se puede permitir 
el lujo 'deportivo', para extenderse mas tarde 
a los 'beatis posidentes' de paises colindantes 
y al mundo entero. 

Norbert Elias decia que cómo «explicar que un entretenimiento inglés denominado sport pudiera servir como modelo del ocio a escala mundial». 


La explicacion es muy sencilla: 
porque no en mucho espacio de tiempo,
el tiempo libre, el ocio,
y la suficiente alimentacion fueron abarcando 
a otras clases de la piramide social...
hasta llegar, incluso, a los trabajadores. 

Y es aqui donde comienza un cambio cualitativo 
en ésta cadena dialectica: 
se inicia la 'competicion deportiva' 
y se va diluyendo el 'juego'  porque los ricos 
no sudan realmente en sus pasatiempos y juegos 'deportivos': son los que necesitan triunfar, vencer, ser.
¿Se ha visto alguna vez a un rico correr,
saltar, lanzar, mas lejos que nadie?
No lo necesitan.

Theodor Adorno y Jürgen Habermas relacionaban la práctica del deporte con la aparición del tiempo libre en una sociedad capitalista que necesitaba ocupar el ocio de los trabajadores. Y creo que llevaban razon, porque el que practica un 'deporte' "molesta" menos que el que se dedica a leer, pensar, estudiar. Y este es otro aspecto --de los muchos que conlleva este tema-- que hay que tener muy en cuenta.




Ortega y Gasset pondría el otro andamio en este templo fisico que empezó a alzarse entre las masas porque él creía que la existencia del hombre-masa giraría en torno al deporte. Y ni que decir tiene que no se equivocó en absoluto cuando vemos los grandes estadios de futbol en todo el mundo llenarse con docenas de miles de espectadores en ebulliciente pasion apoyadora de su equipo favorito.



El sabueso de Freud vió el deporte como represion y desvio de la actividad sexual de la juventud, y Konrad Lorenz observó que sublimaba los instintos agresivos del ser humano.  


La clase domimante no puede dominar plenamente sin la religión y sin el deporte; el primero dociliza el espíritu, el segundo, el cuerpo: dos vectores de doblegación imprescindibles para obtener, en el parelogramo de fuerzas sociales, la Resultante adecuada al 'status quo' imperante.


Si reunimos todo ello, desde Adorno a Lorenz, 
pasando por Adidas,
no nos queda mas remedio que admitir 
que, precisamente, es --el deporte-- lo que necesita el orden capitalista establecido para consolidarse y hacer dinero.

Porque aún nos falta un elemento fundamental:
el complejo-deportivo-industrial,
ese Gran Negocio que acumula una enorme inversion de capital con unos colosales beneficios que manejan a su antojo las grandes Multinacionales en el orden mundial.
Y esto es imprescindible para plasmar este panorama 'deportivo'.

Y todo ello ha colonizado, hasta sus tuétanos,
las Olimpiadas que hoy vemos en Londres.
Las mismas que, en cuerpos desnudos,
comenzaron en la Grecia "democratica" 
dónde habían 18 esclavos por 1 ciudadano libre. 
Por ello, la primera claúsula para participar en ellas era:
"Para participar hay que ser hombre griego libre, ni esclavo, no meteco" --Rezaba uno de sus prerequisitos--


Hoy, claro, es distinto, 
pero continua una misma constante: 
hoy no hay que ser 'libre', 
sólo hay que pertenecer a los "happy few",
cuya proporción es muchísimo mas grande el 18 x 1 citado. 

Porque mil millones de humanos no comen, 
otros mil millones no comen lo suficiente, 
y otros mil millones no tienen fuerzas 
ni para coger el autobús. 
Nos quedan cuatro mil millones mas 
--de los siete mil millones de humanos que existimos--
de los cuales, la mitad, 
atrapados en sus norias sobrevivenciales, 
no tienen humor ni para saltar, 
ni para correr, ni para lanzar ni para nadar. 
Con lo que nos queda ese "happy few" 
de los cuales solo una minoria de minorias 
llega a las puertas del triunfo deportivo. 
 Y de esta exclusiva pleyade, 
tan solo unos pocos cruzan el umbral
de los Juegos Olímpicos. 
Con lo que nos quedamos mucho peor
que la proporción del 18 x 1 de marras.
O sea, hoy las Olimpiadas son menos democraticas.


Pero vistas y sentidas por televisión,
oídas y leídas en las noticias,
bajo esa proyección mundial
que se le dá a todo lo que acontece en la Tierra,
nos la hacen aprehender como si todos
pudiesemos participar en ellas,
aún sin saber que al complejo-deportivo-industrial
le ha costado el montarla,
en esta epoca de desempleos crónicos, 
diecisiete mil millones de dolares
...claro que hoy todos los participantes van vestidos
a diferencia de que, en la ateniense,
todos iban desnudos.

Tal vez porque antes las cosas 
estaban mucho mas 'desnudas' que en la actualidad
y se podían ver y entender mejor.

Porque, la verdad,
yo, aún, sigo sin entender 
el "raison d'étre" de las Olimpiadas
cuándo los que compiten 
y sus patrocinadores van vestidos
y el resto de la humanidad camina desnuda.

No comments:

Blog Archive