UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, July 4, 2012

PLANES DE LA C.I.A. ANTE LA IMPOSIBILIDAD DEMOCRATICA DE ESTRANGULAR A LA REVOLUCION BOLIVARIANA SOCIALISTA Y ANTI-IMPERIALISTA





En el vestibulo de la CIA en Langley, Virgina, aunque parezca increíble, está escrito:

                                     AND YE SHALL KNOW THE TRUTH AND 

                                      HE TRUTH SHALL MAKE YOU FREE
                           

                                                                                 John 8:32
 

                               Y CONOCEREÍS LA VERDAD Y

                               LA VERDAD OS HARÁ LIBRES

 

¿Será éste el mismo plan que la CIA está trazando para acabar con la Revolución Bolivariana: hacerles "conocer la verdad" al pueblo venezolano para "hacerlos libres"?

 

 .........................

 

Oficina de planes de la CIA ha puesto el Metro de Caracas como uno de sus objetivos

Autor: Percy Alvarado Godoy

06:34 pm
02 Jul 2012

Odio, realmente, ser alarmista, pero quien conoce la actividad de la CIA, su carencia de escrúpulos, su participación en magnicidios a lo largo de la historia, su injerencia mediante guerras sucias por todo el mundo, truculentas conspiraciones, incluso dentro de su propio territorio; así como macabros experimentos contra sus propios conciudadanos y otros maliciosos avatares, no puede menos que desconfiar siempre.

Para nadie resulta un engaño que, en Venezuela, Chávez será reelecto presidente y la continuidad de la Revolución Bolivariana debe ser impedida a toda costa. ¿Mostrará Estados Unidos, acaso, vacilación ante la profundización del proceso socialista venezolano? Evidentemente, no. ¿Tendrá reparos aquel a quien muchos dedos apuntan como el real culpable de los nefastos hechos del Word Trade Center, en Nueva York, para realizar acciones terroristas en gran escala contra Venezuela? Claro que no.

Por mi parte, me dedico a estudiar vulnerabilidades y posibles objetivos de la CIA; distinguir dentro del enorme flujo informativo en red y mediante otras fuentes, los indicios de lo que puede estar sucediendo tras bambalinas. 

Particularmente, tengo plena conciencia de que la CIA maneja varias opciones desestabilizadoras en estos momentos, como agresiones provenientes desde el exterior hasta hechos terroristas como los que está promoviendo actualmente en Siria. 

Impedir la victoria de Chávez y castigar al pueblo venezolano es uno de los asuntos neurálgicos para el poderoso vecino del Norte. Así, de esta forma, he evaluado ciertos indicios que me llevan a la conclusión de que la CIA planea, al igual que la introducción de grupos militares de alta versatilidad y eficacia por la frontera colombiana, para llevar a cabo una limpieza de altos dirigentes bolivarianos, el desarrollar un atentado en gran escala contra Venezuela. Crear caos, miedo, desestabilización social, inconstitucionalidad, agresiones armadas, etc., son parte de los actuales protocolos de la Agencia.

La CIA ha apresurado a sus Oficinas de inteligencia y Análisis para buscar planes que resulten efectivos para impedir el triunfo electoral de Chávez en el próximo octubre 7. 

Igualmente, una parte de sus agentes operativos en Caracas se han activado para estudiar cada una de las vulnerabilidades a tener en cuenta para ejecutar los diversos planes, aprobados ya en su cartera. En este tinglado de conspiraciones, como señalé en un trabajo anterior, se encuentran involucrados varios entes de la CIA, el Pentágono y el Departamento de Estado, identificados como KUCAGE (para acciones paramilitares y de propaganda), KUCLUB (Oficina de comunicaciones), KUGOWN (Propaganda), KUHOOK (Logística), KUSODA (Interrogatorios CIA), la ODACID en Caracas (representación del Departamento de Estado) y los oficiales del United States Department of Defense (ODEARL).

Uno de los planes más peligrosos evaluados por los analistas es el sabotaje contra el Metro de Caracas. Ellos tienen bien claro que, de ocurrir, crearían no solo un ambiente de inseguridad social, antes y durante las elecciones, así como usarían este argumento para cuestionar la eficacia del CEOFAN, DIBISE, la GNB, la SEBIN, la Corporación de Servicios de Vigilancia y Seguridad para instituciones públicas y privadas (CORPOSERVICA), el Observatorio Nacional de Seguridad Ciudadana, la Misión de Seguridad Pública y de otras agencias venezolanas de seguridad. 

Por otra parte, este ambiente favorecería a la realización de otros planes simultáneos ya orquestados para poner en marcha, tales como incursiones armadas por la frontera colombo venezolana, protestas masivas de grupos de derecha, incitaciones manipuladas y otros procedimientos subversivos. No les importaría, desde luego, el cuantioso número de víctimas que cobren con tan criminal acción. 
 Cuentan, como apoyatura, a un vasto tinglado mediático que se encargará de trastrocar la verdad y manipularla a su antojo.

¿Por qué el Metro de Caracas? Obviamente, en determinadas horas es usado por millones de personas, con lo que se procuraría un daño en gran escala que sirva de pretexto a sus acciones inmediatas. Por otro lado, la explotación del hecho mismo, como fenómeno mediático, resultaría de alta eficacia para ser usado contra Chávez.

Como todos conocen en Venezuela, el Metro es hoy en día la mayor forma de transporte colectivo en Caracas, articulado a otras formas de transportación terrestre tales como el Metro Bus, Metrocable, Metro de Los Teques, taxis, y otros medios de transportación. Actualmente, el Metro de Caracas el emplea cuatro líneas con 44 estaciones y una extensión operativa de 54,2 kilómetros. El gobierno Bolivariano inició el desarrollo de las líneas 5 y 6, lo que permitirá cubrir una margen mayor de transportación de la población. Las altas densidades de población en pleno movimiento lo hacen extremadamente vulnerable.

Por otro lado, existen precedentes que no deben ser echados a un lado. No es la primera vez que se atenta contra el metro en varias ciudades del mundo y, casualmente, en la mayoría de los casos, los terroristas han servido a la CIA en alguna oportunidad o han recibido entrenamiento en explosivos y guerra biológica por parte de sus oficiales.

Aún recuerdo el atentado que se había planeado realizar en Barcelona España, en enero de 2008, por 11 yihadistas islámicos, comprometidos alguna vez con la CIA. Aunque se dictó fallo contra ellos el 14 de diciembre de 2009, no todo salió a luz. Mediante ciertas sospechosas argucias, se juzgó a Mahroof Ahmed Mirza, Mohammed Ayud Elahi Bibi, Ahmed Hafeez, Qadeer Malik, Sahib Iqbal, Mohammed Tarik, Roshan Jamal Khan, Mehmooh Khalid, Inram Cheema, Mohamed Shoaib y Aqeel Uhr Rehman Abassi, quienes habían recibido entrenamiento por agencias norteamericanas, cuando actuaban cercanos a Al Qaeda. El tribunal no vio planes concretos para imponer penas más severas.

Cuatro años antes, tres explosiones sacudieron las cercanías de las estaciones de Atocha, Los Pozos y Santa Eugenia. Cuatro trenes, atestados de personas, fueron saboteados un funesto 11 de marzo de 2004. El macabro resultado fue de 191 muertos y más de 1.500 heridos.

Un año después, el 7 de julio de 2005, otros cuatro atentados explosivos se cometieron contra tres vagones del metro de Londres, mientras otra se realizó contra un autobús que circulaba en esos mismos momentos en la Plaza Tavistock. El costo fue de 56 muertos y 700 heridos. Nuevamente Al Qaeda, socio oportuno de la CIA, fue el responsable.

Un atentado contra el metro de Nueva York se neutralizó en julio de 2010, al ser capturado Abid Naseer, de 24 años y de origen paquistaní, vinculado igualmente a Al Qaeda en Pakistán.

Tampoco el metro “Oktiabrskaia”, de Minks, en Bielorrusia, el año pasado, escapó a un atentado contra él, realizado por dos asesinos, quienes fueron capturados. El costo fue de 12 muertos y 204 heridos.

Particular impacto tuvo el atentado contra en metro de Tokio, el 20 de marzo de 1995, perpetrado por cinco miembros de la secta seudorreligiosa “La Verdad Suprema”, quienes usaron un arma mortal como el gas Sarin. El costo fue de 13 personas y más de 5.500 intoxicados.

Varios atentados se realizaron contra el metro de Moscú desde el año 1996, colocando al FSB ruso en una seria situación. Los mismos fueron realizados por separatistas islámicos chechenos, quienes han tenido contactos secretos con servicios de inteligencia occidentales. Uno de estos ataques se realizó el 29 de marzo de 2010, hasta completar la suma de ocho atentados terroristas de este tipo. Los atentados contra el metro de Moscú, han sumado decenas de muertos y cientos de heridos.

También hubo otro intento de atentado, esta vez contra el metro de Washington, en octubre de 2010, que se neutralizó al ser arrestado Farooque Ahmed, de 34 años y residente en esa ciudad y de origen pakistaní, presuntamente vinculado a Al Qaeda.

Hace dos meses, el 26 de abril de 2012 fueron detenidas tres personas por un sabotaje en el metro de Madrid, el cual no tuvo grandes consecuencias, ya que se refirió al frenado mal intencionado del metro, creando caos y confusión. Los detenidos son dos españoles y un ecuatoriano, aparentemente vinculados al M-15.

Otro de estos hechos tuvo lugar en Colombia, el pasado de 14 de marzo de 2010, cuando fueron halladas importantes medios explosivos prestos a ser detonados en el metro de Medellín. En este caso el chivo expiatorio fueron las FARC, a partir de una desenfrenada guerra mediática que el gobierno lanzó contra ellas, responsabilizándolas por el macabro asunto. Las FARC nunca han acudido a este tipo de acciones. Todo hace pensar que en montaje tenía fines electorales, políticos, más que destructivos.

Tal ha sido la incidencia de los atentados a los metros más importantes en el mundo, devenida ya en una forma usual en el accionar terrorista, que los servicios británicos están tomando fuertes medidas de seguridad para evitar uno de estos hechos durante la realización, en esa ciudad, de los próximos Juegos Olímpicos. Varios simulacros y otras medidas se están tomando al respecto, destacándose “Defensa preventiva”, el cual involucra a 2 500 policías, bomberos y otras agencias gubernamentales. No es un secreto ya que cerca de 13, 500 uniformados cubrirán la seguridad del evento.

Por último no quiero sembrar pánico, ya que estas contingencias pueden ser manejadas y neutralizadas con eficacia. Varias medidas pueden dar positivos resultados, entre las que se destacan:

● Profundos estudios de vulnerabilidad del Metros de Caracas, tanto de sus estaciones, tramos más sensibles y recorridos, habilitándolo de medios de vigilancias como sensores, cámaras de video, monitoreo en vivo mediante personal militar, evitando dejar puntos ciegos y brechas de vigilancia.

● Capacitar adecuadamente a todo el personal del Metro con este tipo de acciones, de manera tal que sepan cómo reaccionar ante la amenaza en curso e, incluso, detectar indicios sospechosos.

● Fortalecer e incentivar a la responsabilidad ciudadana, alertándola a una respuesta inmediata ante paquetes sospechosos colocados en estaciones, líneas y vagones, que permitan actuar con celeridad.

● Mantener una férrea vigilancia de frontera que permita detectar la introducción de explosivos y de agentes patógenos por las mismas.

● Mantener un permanente monitoreo sobre aquellas personas ya identificadas como potenciales terroristas, relacionados fundamentalmente con partidos, organizaciones y otros grupúsculos que pudieran reaccionar violentamente ante un fracaso de la MUD en las venideras elecciones. En Venezuela, por su accionar anterior en otros eventos, se conoce plenamente quiénes son los mismos.

Recomiendo, por último, extender estas medidas en zonas aeroportuarias puertos y sitios de alta densidad de viajeros y personas en un momento dado. Hay que recordar que enfrentamos a un enemigo sin escrúpulos, frustrado y cargado de impotencia.

Confío plenamente en la capacidad de los servicios de seguridad venezolanos para enfrentar este tipo de amenazas.

(Aparecido en PATRIAgrande, Julio 3, 2012)

No comments:

Blog Archive