UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' ". Manuel Freytas



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Wednesday, August 18, 2010

¿QUÉ ES EL HOMBRE?

                       Huellas de un 'afarensis' en las cenizas de un volcan en Tanzania,
                                                    hace 3.2 millones de años



                                 Pisada del pie, cubierto ya, del 'homo sapiens' en la Luna.
                                   En 3.2 millons de años se han cubierto muchas cosas




Preparando la III Guerra Mundial (III), la hoja de ruta militar

Etiqueta: La Locura del Medio Oriente, Los Ejes del Mal
Michel Chossudovsky
Global Research / Rebelión
Traducido por Paco Bello
16/08/10


El papel de Israel en la gestación de un ataque a Irán
Parte I: Guerra Mundial
El almacenamiento y despliegue de sistemas de armas avanzados contra Irán empezaron a raíz de los bombardeos de 2003 y la invasión de Iraq. Desde el principio, estos planes de guerra fueron encabezados por los EE.UU., en colaboración con la OTAN e Israel (.........)


2 comentarios:
sisifocansado dijo...

En la introdución a sus conferencias sobre "Lógica", Immanuel Kant presenta su última
y mas abracadabrante pregunta:
¿Qué es el hombre?
(Porque ésto, ahora, es lo único que se me ocurre después de leer la DEMENCIAL situacion que nos presenta Chossudovsky)
¿Alguno de vosotros me podriaís ayudar a responderla?
Gracias.


P.D.:
W. Reich, en su libro "La Muerte de Cristo", decía:
"Todo apunta a un sólo hecho: hay algo crucialmente y básicamente equivocado en la estructura de los procedimientos para -realmente- conocernos a nosotros mismos".
¿Será cierto?

17 de agosto de 2010 20:17


.............................................

Equipo Señales De Los Tiempos dijo...


El conocimiento de sí no solo es posible, sino que es la clave para poder salir del caos interno creado por el entorno patológico en el que vivimos actualmente, sin objetividad interna, ganada a través de la adquisición y practica del conocimiento adquirido derivado de nuestras propias observaciones (internas y externas) y fuentes de información confiables, nunca podremos comprender porqué pasan las cosas en este mundo, quién está en la punta de la pirámide (quién se beneficia) y como poder HACER algo realmente efectivo para materializar un cambio tangible global. Podemos decir que sin objetividad interna nunca podremos ver la realidad como es y mucho menos dilucidar planes de acción para un cambio real (el cual vendría de un grupo de personas con objetivos y percepciones de la realidad similares). Citando a Ghandi: "Debes convertirte en el cambio que quieres para el mundo"


Para una mejor comprensión de quién podría estar generando este caos patológico actual, te recomendamos de sobremanera leer Ponerología Política incluyendo esta nueva entrega con fecha de hoy, que nos brinda conocimiento sobre los procesos de contaminación psicológica (queda claro es premeditada) por parte de la patocracía (minoría patológica que se hace del control de la sociedad a través de variados métodos y técnicas de manipulación).


También, este proceso del conocimiento de sí solo se puede lograr a través de la desintoxicación de toda la basura emocional y psicológica externa que adquirimos desde muy pequeños, este conjunto de programas y sistemas de creencias tan arraigadas que pensamos son parte del YO, no son más que una estructura mental artificial que nos "hace pensar" que es parte del YO. Esta tiene muchos nombres, el ego, la mente del depredador, la falsa personalidad, etc., la cual debe ser eliminada estratégicamente. Esto se ejemplifica de manera simbólica en el mito de Perseo y Medusa. Es solo a través del este proceso de depuración y realización de la verdadera esencia del Ser, la alquimia de la transformación, que el hombre puede alcanzar a cristalizar el verdadero yo, un ser individual y soberano a las influencias externas. Por ejemplo Gurdjieff le llama el hombre consciente. Si bien esta explicación es bastante simplista, hay mucha información disponible en cassiopaea.org, te recomendamos visitarla con una mente crítica pero abierta, ya que mucha de la información que podemos encontrar ahí puede ir en contra de esos sistemas de creencias y programas mencionados arriba.

Video recomendado:

http://www.youtube.com/watch?v=Oex32HZgCig


17 de agosto de 2010 21:51


.....................................................


Primeramente, gracias por responder.
(Aunque a mi cuestión, repetidas varias veces ya, de si me dejaís entrar en los comentarios en inglés, nunca habeís dicho ni 'pío')


Según se puede ver, todo quedó angulizado por otras vertientes diferentes a la abracadabrante interrogante antropológica --que no política-- de, ¿qué es el hombre?, sobre la que no se obtuvo ninguna clase de respuesta; pero, bueno, la cuestión --que es lo que importa-- es que, como decían los romanos, "respondeo, ergo sum", 'respondo, luego existo'; y en un mundo dónde pocos ya 'existen', el existir es todo un triunfo.


Aparte de esa pregunta de marras de Kant, al final de su "Crítica de la Razón Pura", don Manuel citaba estas otras tres
en las que todo el interés de la razón humana está centrado:
"¿Qué puedo saber?
¿Qué puedo hacer?
¿Qué puedo esperar?"
Claro que, cuando las formuló (en la primera edición de su obra) aún faltaba ocho años para la Revolución Francesa, ciento treinta y seis para la Rusa, y aún no habían nacido ni Marx, ni Nietzsche, ni Freud, ni Sartre, ni Kafka, ni Antonin Artaud, ni Andrés Bretón, ni Marcuse, ni la Escuela de Frankfort, entre otros tirabuzones culturales que hicieron evolucionar el cortex cerebral humano. Por lo tanto, Don Manuel las contestó con las herramientas históricas que tenía a mano. Hoy, si nos hicíeramos esas mismas preguntas, también tendríamos que echar mano al presente arsenal cognoscitivo del que disponemos. Todo es un producto histórico, o, como nos dice la Dialéctica, la 'verdad' de hoy es el 'error' de mañana, y viceversa.


Corriendo el riesgo de sacar las citas de su contexto (semántico), acoto:


"El conocimiento de sí no solo es posible, sino que es la clave para poder salir del caos interno creado por el entorno patológico en el que vivimos actualmente"


"¿Qué puedo saber?
La primera pregunta de Don Manuel.
Yo, personalmente, carezco de todo "caos interno", es más: mi "caos es que carezco de caos", sin petulancia: todo lo veo bastante claro (mi gran problema), y creo, que, el que realmente este interesado en ver y entender, no es 'misión imposible', es muy fácil lograrlo; todo depende de la necesidad que se tenga de ello. Para mi, el problema es que cada día nos cuesta más ser tontos. Y ésto sí que es un calvario.


Ese "entorno patológico" no está -solamente- afuera de nosotros, está, también, obviamente, en nosotros, de lo contrario no podría estar 'afuera de nosotros'. Dios no creó al hombre, fue el hombre el que creó a Dios; la 'pathocracia' no creó al hombre, es el hombre el que creó la 'pathocracia' (aunque aqui haya el 'boomerang' de la interacción) Entonces, lo primero es ser 'pacientes de nosotros mismos'.


"Sin objetividad interna ....nunca podremos comprender porqué pasan las cosas en este mundo".


"Objetividad interna", curiosa frase. ¿Qué es la objetividad interna? ¿Cuándo uno es objetivo --imparcial-- acerca de algo? ¿Y cómo sabemos que somos objetivos desde nuestro subjetivismo? Tremendo y eterno problema epistemológico. Yo, con la venia, no creo en la "objetividad interna ni en la externa"; solamente creo en ella cuando se trata de las ciencias: cuando podemos verificar empíricamente, a través de un experimento 'in situ' y específico, la teoría de lo que pensamos, o sea, cuando lo concebido concuerda con la realidad, con la Naturaleza, con los hechos. Por eso, la "objetividad" marxista es una "objetividad subjetiva", puesto que está directamente vínculada a la acción y a la pregunta de ¿qué me toca hacer ahora para transformar el mundo en el sentido de la história, en el sentido que debe ser transformado para que todo no continue 'al revés'?.
También, hay que agregar, que el cortex cerebral con el que supuestamente debemos alcanzar esa susodicha 'objetividad interna' esta encima del cerebro de reptil , y otros cerebos mas, que lo llevamos siempre con nosotros como equipaje fíjo, por eso Holderling decía que "el hombre es un mendigo cuando piensa y un dios cuando sueña", porque sabía perfectamente que cuando 'pensamos' siempre tratamos de fragmentar, de 'mendigar', nuestro pensamiento abstracto a costa del resto de ese equipaje fijo que es, en esencia, lo que, en totalidad,  armoniza con el resto y nos divinidiza, como en el libre y auténtico lenguaje de los sueños.


"Entender el 'por qué pasan las cosas en el mundo' ",


Creo, que, mas que ser consecuencia de la criptólogica "objetividad interna", el entender por qué pasan las cosas en el mundo, es una cuestión de poseer las adecuadas herramientas culturales y la proporcional experiencia vivencial al respecto, lo cual, como decía Marx, es una excelsa "objetividad subjetiva"


"Y como poder HACER algo realmente efectivo"


¿HACER algo efectivo?
Yo vengo de padecer y luchar contra el brutal fascismo del antiguo 'generalissimo' en España y sé lo que es "efectivo" y no "efectivo", creédme. Y después de cabalgar por el mundo en éste cojo y viejísimo Rocinante que me lleva, he llegado a la conclusión, aunque parezca truculento ( y no es para 'Épater la bourgeoisie') , que lo "efectivo" ha estado siempre, está y estará (según prueban los records historicos) en las primeras y las últimas fases de éste video de George Carlin:


http://www.youtube.com/watch?v=bO0-u900OG4&feature=related

"Citando a Ghandi: 'Debes convertirte en el cambio que quieres para el mundo' "


Esto es, simplemente, una de esas 'verdades tácticas' que Ghandi tenía que usar para echar a los ingleses de casa. Poníendolo en la centrípeta personal --que no me gusta mucho--yo nunca me podría convertir --internamente-- en ese 'cambio que quiero para el mundo' por la sencilla razón de que ese cambio tiene que ser llevado a cabo independientemente de mi subjetivismo, aparte de en lo que yo me quiera o desee convertirme. Uno tiene que afinar su endógena arpa según su batuta ontogenética, 'Solus Ipse', Yo, alone, Yo, solo. En ésto hay que ser un existencialista total. Después, eso si, éste 'pentagrama', para proporcionarle la ética y estética que necesitamos en la vida, tiene que tener el deber social de coger la lata y achicar agua de la embarcación colectiva en la que todos vamos navegando y en la que, según vemos, la 'vía de agua' crece en un crescendo alarmante.
Y es que uno, como decía el gran poeta español Leon Felipe, no tiene ya esperanza (creo que se ha ído demasiado lejos), pero le gusta muchísimo cuando otros la tienen; por eso siempre colaboro, en cuerpo y alma, con los 'achicadores de agua' de la goleta dónde vamos.
Decía Sartre que tenemos que actuar "con la esperanza de la desesperanza" . Muchos actuamos con la esperanza marxista y pensamos con ese espíritu de 'espectador del espectáculo' del que hablaba George Carlin:


http://www.youtube.com/watch?v=7f0GStBCeUU&NR=1


"Te recomendamos de sobremanera leer Ponerología Política"


Tengo entendido que Ponerología es el nombre dado por el psiquíatra polaco Andrzej Łobaczewski a un estudio interdisciplinario de las causas de períodos de injusticia social. (Indudablemente, esas 'causas' en nada tienen que ver con la psiquiatría y todo que ver con que "el sueldo sea y constituya el trabajo no pagado"). La teoría e investigación original fueron realizadas por psicólogos y psiquiatras trabajando en Polonia, Checoslovaquia y Hungría durante los años antes de la institución del comunismo como Kazimierz Dąbrowski y Stefan Blachowski...Al menos ésto es lo que dice la Internet.


Esta muy bien. Me parece muy bien. Pero creo que al capitalismo no se le puede aplicar la axiología y la hermenéutica de los términos clínicos. Lo mismo que el autor de "Das Kapital" no sería una autoridad si hablara de la psiquiatría; igualmente, un psiquiatra, sin aplicar los fundamentos de "Das Kapital", no podría entender el significado de "pathocracia".


Decia W. Reich que una huelga no se puede psicoanalizar, o, lo que es lo mismo, 'psiquiatrizar', porque su interna fuerza motriz cae totalmente afuera de estas disciplinas, de la misma manera que Espartaco no puede ser estudiado por un psiquiatra o por un pasicoanalista porque, simplemente, sus acciones no caen en el campo de las 'conductas aberrantes' ni en la diagnósis de que "se alzó contra los romanos por 'odio a su padre' ". Lo mismo que a Espartaco o a un huelguista que hace huelga para poder comer, no los podemos sentar en el sofa del psicoanalista o del psiquiatra, al régimen de esclavitud que los produce tampoco lo podemos 'clinicalizar' con los términos de esas dos especialidades porque ello sería lo mismo que salvar a un astuto criminal de la guillotina aduciendo que 'tenia perturbadas sus facultades mentales'. Y aqui estamos hablando de un régimen un millon de veces mas astuto que ese criminal del ejemplo.



Con la llamada "Ponerología", con la "Pathocracia", con los "Psicopatas", pasa exáctamente lo mismo; estos sustantivos representan etiquetas que cubren  a gentes racionales en el sentido de que saben muy bien defender y perpetuar sus intereses  para mantener, de la mejor manera posible, sus riquezas, sus fiestas, sus yates y sus "dolces vitas".  Si Descartes hubíera podido asistir a una de las reuniones de los miembros del Club Bilderberg...se hubíese quedado con la boca abierta del alto grado de coherencia y 'dudas metódicas' del "cogito, ergo sum" de todos ellos. Porque lo único que los mueve es lo que acotó Marx (y aqui no hay 'pathos'):
"El capital — dice el Quarterly Reviewer— huye del tumulto y de las pugnas y es temeroso por naturaleza. Esto es muy cierto pero no es toda la verdad. El capital tiene horror a la falta de ganancias o las ganancias pequeñas, lo mismo que la naturaleza aborrece el vacio. Con ganancias adecuadas el capital se hace muy audaz. Un 10% seguro, garantiza su inversion en todas partes; un 20%, producirá ciertamente avidez; un 50% , positiva audacia; por un 100%, pisoteará todas las leyes humanas; si es un 300% ...no tendra escrúpulos ante ningún crimen ni habrá riesgo que no asuma, hasta corriendo su dueño el riesgo de ser ahorcado....
(P. J. Dunning, loc. cit. [Trade-Unions, etc. — N. de la E.], pags. 35-36.) . "La Acumulacion Originaria del Capital", Carlos Marx. Editorial Grijalbo, S.A., Mexico; 1969; p.107)


"No tendrá escrúpulos ante ningún crimen ni habrá riesgo que no asuma, hasta corriendo su dueño el riesgo de ser ahorcado...."


Aqui. Aqui es dónde el régimen capitalista, persiguíendo constantemente el incremento de sus ganancias, "mutatis mutandi", es dónde entra en el terreno 'patológico'; pero todo incremento cuantitativo --sin limite--, como nos prueba la ley principal de la dialéctica, trae, como consecuencia, un cambio cualitativo; éste cambio, en el desarrollo histórico del capitalismo, pasó, de servir al desarrollo de la sociedad --aumento cuantitativo beneficial--, a convertirse en un obstaculo para solucionar las necesiades de la humanidad, etapa ésta última, si, 'patológica', pero no porque, de 'per se', estaba y está ya inscrita 'a priori' en ningúna clase de inmanente 'Panerologia' que el régimen acarrea y por la cual se pueda definir, sino porque el templo burgués nunca pierde su Racionalidad de saber que le beneficia, que le perjudica, y como llevar a cabo la política, las acciones y las guerras que para ello necesita: y es en éste continuum crescendo dónde aparenta biopatía, pero lo que no vemos es que ello es intrínseco a su propia dinamica opretaiva: es el 'normal' 'modus operandi' del capitalismo: no  puede funcionar de otra forma, y aunque ello conlleve el constante reajuste de sus contradicciones internas, sale adelante, no por su 'psicopatologia', sino por su Logos para resolverla. Lo que llamaba Fromm la "psicopatología de la normalidad".


La psiquiatría no tiene pinzas para coger al capitalismo y estudiarlo por la sencilla razón de que sus dirigentes, su clase dominante y opresora, Sabe Muy Bien Que Hace, y como prueba de la racionalidad coordinadora con la que lo efectua, ahi está ese entero Orbe que ha conquistado. Es una dictadura tan bien montada para explotar, robar y saquear...que los únicos 'patológicos' 'panerológicos' y 'pathocrácicos' somos nosotros, que los votamos en el poder, que le pagamos los impuestos para que a cada instante puedan renacer, que le hacemos el juego para que ellos puedan florecer, que le pagamos toda la maquinaria de guerra y represión para que nos puedan joder. Ellos, los 'psicópatas' que ordeñan al rebaño, lo que hacen es reirse de nostros


Aún no hemos contestado a la pregunta 'par excellence', ¿qué es el hombre?; quizás porque es la interrogante que mas miedo nos dá responder.

Tengo una hipótesis.
Tengo que reconocerlo, me la pasó Oscar Kiss Maerth (recomiendo su libro, que, aunque desplomado en ciertas inferencias, la esencia de sus planteaminetos es bastante cohesionada y penetratnte)...pero es muy desagradable y fea.

Dice, en sencia, que el hombre es producto del canibalismo, que el "fruto prohíbido" que comimos, y por el que nos arrojaron del Eden, fue el cerebro del congénere (¡indudablemente no fue una "manzana"!), y es la única manera de poder explicar el por qué en dos millons de años se pasó de 400 centímetros cúbicos a 1500, algo totalmente desconocido en la evolución natural de los antropoides. La cuestión es que el presente corrobora la hipótesis, porque según vemos, nos estamos comiendo todo, estamos canibalizandolo todo: la tierra, la fauna, la flora, el mar, el aire, los hielos: nos estamos comiendo a nosotros mismos al engullir la propia Naturaleza. Por eso, el título del citado libro es: "El Principio fue el Fín". El alfa fue el canibalismo --comerse el 'fruto prohibido--, y, según vemos, el omega es lo que estamos haciendo: comernos el 'fruto prohibido' de nuestra propia raíces de vida: la Naturaleza.

Kiss mantiene que, al principio, el hombre se vició en el canibalismo porque le proporcionaba más placer sexual (hay que reconocer que nuestra 'vida sexual' es 'sui geneis' en todo el reino animal), sólo después fue experimentando que le daba mas inteligencia. Ya sabemos que sexo e inteligencia es lo que el hombre siempre trata de 'mejorar', de incrementar, como si nunca estuviesemos satisfechos con ello.

Asi, el volumen del cerebro creció a un rítmo desproporcional a la capacidad osea del craneo, por lo que el cerebro quedó comprimido dentro de aquel; y debido a ello tuvo que desarrollarse dándo multiples circunvalaciones que produjeron, en cierto lugar, "un corto circuito".

(Hay un detalle curioso en el mito del Génesis dónde, después de la Transgresión o Desobediencia, se le condena a la mujer a "parir los hijos con dolor". O sea, que antes de la Transgresión ésto no ocurría, pero después de comer el "fruto prohibido" --el cerebro del congénere--, creció la cabeza sin que el caño uterino acompañará éste aumento, y de ahí que la mujer tuvo, a partir de aqui, que, como castigo, "parir los hijos con dolor".
Añadamos que, tanto Freud como Reich, creían que el orígen del hombre se produjo por un "acto de desobediencia --Erich Fromm-- que implicó crimen, canibalismo y transgresión sexual". De aqui, también, las "hojas de higuera" con la que Adan y Eva se cubrieron, por verguenza y culpa, sus órganos sexuales cuándo Dios les increpó y les pidió cuentas del por qué habían comido del "fruto prohíbido")

Ni que decir tiene que ésto no tiene nada que ver con una evolución natural, sino con una evolución artificial, manipulada por el hombre mismo, la evidencia es que los "niños silvestres" (sobre los cuales hay estudios documentados), cuando se crían sin contacto humano, y después, a cierta edad, cuando se los encuentran, como dice Lucien Malson, sus problemas no son 'psicológicos' sino 'teratológicos', es decir: no son humanos; y no lo son porque al hombre, en el caso ontogenético, lo hace el hombre, no la Naturaleza, por lo tanto, en el nivel filogénetico ha tenido que pasar lo mismo: la criatura humana --su parte "sapiens"-- salió de la cultura humana, no de la Naturaleza (por eso quedó separada de ella)
Tal vez por ello, Erich Fromm llama al hombre "una anomalía", porque un proceso natural nunca puede crear a un ser que quede alienado de la Naturaleza (que lo desarrolló por centenas de millones de años), de él mismo y de sus congéneres.  Si ésto mismo lo víesemos en otra criatura aqui, en la Tierra, cazaríamos a ese extraño ser y lo llevaríamos al laboatorio para estudiarlo. Un antropóide vestido (¿por qué perdimos el manto protector de pelo si es fundamental para la sobrevivencia?) con una mortal contradicción entre mente y cuerpo,  sencillamente porque aquella se desarrolló en desproporción de éste....somos criaturas extrañísimas... Criaturas que han descubierto mucho del secreto matemático del cósmos y la materia y aqui, en la Tierra, no es que solamente no sabemos vivir en colectividad respetándonos y respetándo la Natauraleza que nos dá vida, sino, como nos dice M.Ch., estamos a puntos de hacernos saltar por el aire los unos a los otros....A ver, seamos honestos:  ¿quíen puede explicar esto?


La "anomalía" de E. Fromm, Kiss la trasformó en un "corto circuito"; su idea: como la masa encefálica tuvo que circunvalarse asímisma para acoplarse al contenedor oseo del cráneo que no creció en la misma medida, en un punto del cerebro, dos nervios se juntaron, dos neurotransmisores, sin aislantes ya, hicieron contacto producíendo un "corto circuito". Debido a ello, y a pesar de que en la actualidad se tienen todos los medios tecnológicos para hacer de éste planeta un verdadero paraíso, cada vez naufragamos más y más en nuestras metas, en nuestra supervivencia, y cada vez estamos mas descontentos: ¿por qué? 

¿Cómo se puede explicar ésto? ¿Es la 'pathocracia' que nos gobierna? ¿Es éste destructor capitalismo el que hace al hombre o es el hombre el que lo hace a él? ¿Cómo se combina y se concatena el acordeon de esta interrelación?


Lo que nos cuenta Michel Chossudovsky necesita, no solamente el concurso empírico de millones de hombres, sino toda una estructura sociopoliticaeconomicamilitar que lo sostenga y lo reproduzca y lo vote constantemente. Lo que nos cuenta M. Ch., para que ocurra, necesita que los habitantes de China, India, Africa, Asia, America, Europa, quieran coches, teléfonos, televisiones, computadoras, casas confortables, viajes, sexo, juguetes. ¿Habrá que producirlos, que dárselos, o decirles: se acabo la propiedad privada, ciudadanos del mundo, el planeta no dá más de sí, sus reservas se agotan, porque si quereís todo eso tendremos que canibalizar hasta la última gota de sangre de lo que nos da vida: la propia Naturaleza?
¿Por qué, dadas las superevidencias y necesidad que hay para ello, a nadie se le ocurre decir: STOP CAPITALISMO, o, lo que es lo mismo: STOP CANIBALISMO?
¿Será porque a un caníbal no se le puede decir que no canibalice?
Seguramente, porque, en cierta manera, todos queremos parte de éste festín canibalista que todos vemos por todas partes y nadie se atreve a mencionarlo por su nombre.
¿Estamos dispuestos a renunciar a la Propiedad Privada?
Estamos dispuestos a renunciar al canibalismo actual?
Porque ésta es la pregunta para conocer qué es el hombre.
Porque ésta es la Unica Salida.
¿Propone alguien ésto?
El conundrum del 'homo sapiens' no es material, es anímico. Si fuese material las gentes en los países ricos vivirian felices y no tan miserables como viven; ¿entonces?; si el progreso dicen que no tiene límites, ¿es que los males del hombre tampoco tienen límites?
¿Qué pasa aqui?
¿Será verdad como dijo Reich que "todo apunta a un sólo hecho: hay algo crucialmente y básicamente equivocado en la estructura de los procedimientos para -realmente- conocernos a nosotros mismos".? Y ese algo 'equivocado', ¿estará montado ahí porque, subconscientemente, sabemos, presentímos, intuímos, que, tras el 'motto' del Oráculo del Templo de Delfos de, "Conócete a ti Mismo", hay algo oscuro y desagradable que tememos ver?

Preguntas, nada mas.
Se acabó el rollo.
Corto el "corto circuito"

Blog Archive