UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...

UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ...
"EL CAPITALISMO NO ES NADA MÁS QUE UNA EMPRESA DE LADRONES COMUNES DISFRAZADA DE 'CIVILIZACION' QUE EXTENDIÓ, IMPERIALÍSTICAMENTE, A ESCALA GLOBAL, UN 'SISTEMA' (ECONÓMICO, POLÍTICO, IDEOLÓGICO Y SOCIAL) PARA LEGALIZAR Y LEGITIMAR CON LEYES UN ROBO MASIVO Y PLANETARIO DEL TRABAJO SOCIAL Y DE LOS RECURSOS NATURALES, ENMASCARADO DE 'ECONOMÍA MUNDIAL' " Manuel Freytas -- "LA SITUACION DEL CAPITALISMO HOY EN DIA NO ES SOLAMENTE UNA CUESTION DE CRISIS ECONOMICA Y POLITICA, SINO UNA CATASTROFE DE LA ESENCIA HUMANA QUE CONDENA CADA REFORMA ECONOMICA Y POLITICA A LA FUTILIDAD E INCONDICIONALMENTE DEMANDA UNA REVOLUCION TOTAL" Herbert Marcuse, 1932



"UN SISTEMA ECONÓMICO CRUEL


AL QUE PRONTO HABRÁ

QUE CORTARLE EL CUELLO"

¡ QUÉ GRAN VERDAD !
PORQUE FUÉ ESE MISMO
SISTEMA ECONÓMICO CRUEL,
PRECISAMENTE,
¡ EL QUE LE CORTÓ EL CUELLO A ÉL !


Friday, January 29, 2010

"E PLURIBUS UNUM", "ANNUIS COPETIS", "NOVUS ORDO SECLORUM",


El Imperium Washingtonianum,
al igual que su homólogo antecesor,
el Imperium Romanum,
tiene en su 'Great Seal' frases latinas inscritas
que no son muy conocidas.


En el reverso del Gran Sello Imperial,
y sobre la cima de una pirámide faraónica
con un ojo divino, hay una cinta con la inscripción de:
"ANNUIS COPETIS",
"Años Favorables a Nuestros Proyectos",
proyectos de 'Manifest Destiny'.
Y bajo la pirámide, otra que dice:
"NOVUS ORDO SECLORUM",
"Un Nuevo Orden de Siglos",
referencia a la Era Imperial Americana.
Despues, en el anverso,
está el águila calva que lleva en su píco
otra cinta con la frase de:
"E PLÚRIBUS ÚNUM",
"A patir de Muchos, Uno",
unidad cosificada de praxis mercantil.


-Jacobo Arbenz,
-Joao Goulart,
-Patricio Lumumba,
-Dewi Sukarno,
-Juan Bosch,
-Salvador Allende,
-Maurice Bishop,
entre otros muchos,
"no supieron latín"
y no pudieron entender
lo que esas frases llegarían a significar
para sus pueblos que fueron masacrados.


Todas esas "frases latinas"
del Gran Sello imperial,
apoyadas por la Oligarquía Satélite, 
se están cumpliendo ahora mismo,
en una campaña internacional
de Difamación,
Calumnias,
Mentiras y Manipulación
(manufacturada copia de la misma que llevaron
a cabo contra los derrocados líderes citados),
contra la República Bolivariana de Venezuela,
contra el Pueblo Venezolano,
contra su líder, Hugo Chavez Frias,
porque, simplemente, están construyendo
LA JUSTICIA Y LA DIGNIDAD,
LOS DOS ENEMIGOS MORTALES
DEL SISTEMA DE CAPITAL.


...Salvo que esta vez se han equivocado
porque al pueblo venezolano
la Historia le ha hecho "aprender latín",
y saben, perfectamente,
la clase rastrera y venenosa
de enemigo al que se enfrentan:
conocen, exactamente, el significado
de las últimas y Eternas palabras de Salvador Allende:
"TIENEN LA FUERZA. PODRAN AVASALLARNOS, PERO NO SE DETIENEN LOS PROCESOS SOCIALES, NI CON EL CRIMEN, NI CON LA FUERZA. LA HISTORIA ES NUESTRA, Y LA HACEN LOS PUEBLOS".


¡Víva el Socialismo!
¡Víva la República Bolivariana de Venezuela!
¡Vívan los Trabajadores!

Thursday, January 28, 2010

ERROR ORTOGRAFICO





                      
¿Que significa realmente eso de...
IN GOD WE TRUST?
¿Es que es un país 'creyente'?
¿Es que su política hegemónica está en función
de creer o no-creer en Dios?
¿Qué es Dios para los Estados Unidos de Norteamérica?
¿El Dios de Hiroshima, el de Nagasaky, el de Vietnam,
el de Iraq? ¿Cúal?
¿A qué clase de Dios se refieren?
¿Al Dios de los espacios infinitos?
¿Al Dios cristiano?
¿A Jesucristo, tal vez?
No; a Cristo no se pueden referir porque El dijo muy claramente que "No se puede servir a Dios y al dinero..."
"Porque será más fácil que un camello
pase por el ojo de una aguja
que un rico entre en el Reino de los Cielos"
¿Entonces, a que Dios mencionan?
Aqui, indudablemente, lo que hay es el más desapercibido error ortográfico de toda la Historia,
porque en la palabra GOD,
entre la O y la D, se han olvidado de poner una L:
IN GOLD WE TRUST.
Este debió ser el original.
Pasaría que, con el tiempo y las prisas,
a alguíen se le olvidó poner la L
y parece ser que nadie se dió cuenta
y se continuó omitiéndola hasta nuestros días.
Y ya, así, se ha hecho costumbre y hábito.
No puede ser de otra manera.
De lo contrario representaría la Blasfemia
mas insultante, cínica y tenebrosa de todos los tiempos,
y no creemos que esto pueda pasar en
"the land of the free and the home of the brave! ..."
Así que nos quedamos con el error ortográfico.
¿Alguna vez se darán cuenta de ello?
¿Es que no hay nadie que lo advierta?
¿O es que a todos nos han enmudecido?
Si se piensa bien resulta un tanto extraño...



Wednesday, January 27, 2010

"HIC ET NUNC" : AQUI Y AHORA

                                        El Presidente Lobo toma el poder en Honduras


"Hic et Nunc": Aquí y Ahora,
otra vez
el Lobo ha tomado el poder.
"Homo homini lupus",
'el hombre es un lobo para el hombre',
ésta vez en Honduras.
Asunto profundo y hondo,
Honduras.

Otro dato que se suma
a los ya repletos records históricos
que se tendrán que presentar
el día del otro Nuremberg del Juício Final.


El Pehistórico y canibalístico 'coup d'etat'
(en francés queda más soportable),
-La sangre derramada,
-Las lágrimas y el inmenso dolor causado,
-La dignidad de todo un pueblo pisoteado,
-La Ley Internacional estrangulada,
-Los "derechos humanos" convertidos
en la Notre Dame de los Quasimodos,
-El himaláyico insulto a la humanidad,
-La repugnante complicidad,
"Particiceps Criminis",
del Imperium y sus secuaces en lealtad,
tan 'democráticos' ellos,
tan del 'free-world' ellos
...y, nada, 'Hit et Nunc',
y no pasa nada.
Nada.


(Y, sin embargo, ayer condenaron
a diez años de cárcel
a un pobre desgraciado
que robó en un Super-Mercado
tres latas de atún, un pan y un pescado)


Y no pasa nada.
La Tierra sigue girando.
El mismo solfeo se sigue cantando.
Con la misma mano
nos tapamos los ojos
que ven lo censurado,
que piensan lo no-pensado.
Sísifocansado sígue subiendo su roca
por el mismo lado.
Los Crimenes síguen Impunes.
Los Sepúlcros Blanqueados síguen Gobernando.
La Frustación nos sígue Ladrando.
Niños, en esqueletos blancos,
síguen deambulando.
Las mentiras y omisiones
síguen mandando.
Cómo la 'Esfera' de Pármenides,
todo sigue estáncado.
El "Eppur si Muove" de Galileo
se nos ha congelado.
Nada se mueve, todo esta parado,
encartonado,
al mismo puerto anclado
dónde del barco se vacían las bodegas
para que unos mueran
y otros se queden hartos.
"Señales de los Tiempos"
se sígue publicándo,
y seguimos usando
la "libertad de expresión"
que los Lobos nos dan
para consolarnos,
y, "Hit et Nunc":
Aqui y Ahora,
continuamos con nuestros
inútiles e inservibles "comentarios".
Y no pasa nada.
Porque los Lobos,
(ya sin piel de cordero)
en control del rebaño,
del redil y de los pastos,
síguen asumiendo el poder
que el Imperium siempre les otorga
y les ha otorgado.

Y uno,
en su alienante cubículo,
encendíendo éste fatuo fuego sagrado,
piensa que,
Aqui -'Hic'- no venimos a oler la flor,
sino a regar la planta;
lo que pasa es que nos estamos
quedando sin agua
en éste 'Urbi et Orbi' del capitalismo,
dónde, como decía Jean-Paul Sartre,
( http://www.youtube.com/watch?v=Iz76Q6O51bI&feature=related)
uno ya no sabe como arreglar
sus contradicciones internas
con el caos exterior dónde,
según sus palabras,
"el imperialismo ha pasado
de una geopolítica para unas minorías
a una global geología metódicamente criminalizada",
dónde la Tierra sigue girando,
"sin que pasa nada",
en elípticas y excéntricas
dónde es díficil hallar ese agua...

Tuesday, January 26, 2010

PREGUNTAS Y RESPUESTAS



Pregunta:

¿Por qué será
que cuando nos cubrimos los ojos
vemos más?

Respuesta:

Porque cuanto más nos auto-reprimimos
y nos-reprimen la Realidad
mas intensamente Surgen Ojos
en el dorso de la mano
con la que los queremos Tapar.

Pregunta:

Entonces...¿para qué taparnos los ojos que quieren mirar,
que se quieren concienzar?

Respuesta:

Porque los ojos que ven están por afuera,
en el dorso de la mano que los quiere eclipsar,
mientras que la palma de esa misma mano,
que es la que queda hacia adentro,
solo oscurece los otros ojos del nervio óptico,
los que servilmente quieren sobrevivir al ostracismo
y al cobarde 'que dirán',
que son los que no quieren observar,
que son los ojos
que, por afuera, cada día ven mas...

Y aquí está la enorme angustía psíquica y social,
la contradicción mortal,
la de ese ser que tiene que mantenerse a flote
en medio de un mundo que se resiste a aceptar,
velándose los ojos del alma,
los de la Razon,
los de la Honestidad,
al mismo tiempo
que ello le produce un gran transtorno de la Verdad,
una gran epistemológica y política Visualidad:
esos nímbicos ojos de la Objetividad
que cada día ven más...

LA MUERTE





Platon:
La filosofía es una meditación de la muerte.


Ciceron:
Toda vida filosófica es una commentatio mortis.


Santayana:
Una buena manera de probar el calibre de una filosofía es preguntar lo que piensa acerca de la muerte.


Heidegger:
El ser para la muerte. La muerte pertenece al ser del Ser-ahí, por lo tanto es necesario, según Heidegger, demostrar cómo en este fenómeno se revela la existencia, la efectividad y la deyección del “ser-ahí”. El ser para la muerte se revela inmediatamente como posibilidad en su temporalidad porque es esta la que le da sentido a esa 'posibilidad'


Georg Simmel:
La muerte no es importante de 'per se', es que sin ella nada seria importante.


Ferrater Mora:
Las dos «direcciones»
Si hay «elementos últimos» que no cambian, entonces no cesan. Pero si no cambian ni cesan, entonces no existen. He aquí la tesis capital de esta sección: la equiparación de realidad con cesabilidad, o posibilidad de cesación.
Esto no quiere decir que todas las realidades naturales posean la misma forma de cesabilidad. Ciertas partículas se transforman en otras; de estados considerados «materiales» puede pasarse a otros descritos como «energéticos», y viceversa, etc. En el curso de estos cambios y transformaciones, que son a la vez cesaciones de una estructura o, si se quiere, de un estado para dar origen a otra estructura, 0 estado, ciertos elementos pueden ser más persistentes -más «perdurables»- que otros.

Ciertos cambios de posición espacial de los elementos dentro de una estructura pueden ser muy importantes para las transformaciones a que ésta pueda ser sometida, mientras que otros cambios, asimismo de naturaleza espacial, afectan a la estructura solo mínimamente.
¿Cabe equiparar realidad, o existencia, con cesabilidad? La respuesta es afirmativa. He aquí la primera de cinco proposiciones al respecto:


1.
Ser real (o existir) es ser cesable
¿Quiere esto decir que todas las cosas en la Naturaleza exhiben el mismo grado de cesabilidad? (¿0 que dejan de ser del mismo modo y en la misma medida?) La respuesta es negativa, como se ve en la proposición:


2.
Hay varios grados de cesabilidad, desde la pura y simple terminación de la existencia hasta lo que se entiende por «muerte».
A primera vista, las proposiciones 1 y 2 no encajan mutuamente. En todo caso, ofrecen una dificultad mayúscula: si, por un lado, ser real es ser cesable y, por el otro, se admiten grados de cesabilidad, habrá que concluir que «unas cosas» existen «más», o son más «reales» (por ser más cesables), que otras, y viceversa.
Evidentemente, esto sería absurdo.

Para hacer frente a esta dificultad, propongo lo siguiente: Primero, estimo que no hay lugar a admitir «grados de existencia» del Mismo modo que se admiten, o en el mismo sentido en que se admiten, grados de color o de temperatura. No tiene sentido, pues, decir que algo existe «más» o «menos». Ni siquiera cuando algo es realmente Posible y hasta altamente probable existe antes de actualizarse su Posibilidad. Segundo, nada cesa «más» o «menos» como si la cesación pudiera medirse y cuantificarse. En este sentido, la noción de cesación es tan unívoca como la de existencia. Por tanto, por 'grados de cesabilidad' hay que entender otra cosa.

Propongo que sea lo menor o mayor indeterminación con respecto a la duración posible, o a la posible permanencia, de aquello de que se trate. Con el fin de- evitar problemas enojosos, que, por el momento, además, no han sido aún completamente dilucidados, haré caso omiso del hecho, de que el universo haya podido tener un origen (posiblemente con el tiempo) y de que las condiciones reinantes al comienzo, o durante los llamados «los tres primeros minutos», hayan sido tan distintas de las que conocemos, que no valgan para ellas los esquemas ontológicos aquí presentados -como pudieran muy bien no valer tampoco las mismas leyes físicas que rigen el universo en nuestro presente momento. Una vez admitida esta restricción, cabe hacer una serie de afirmaciones relativas a la «duración», «permanencia» o «cesabilidad» de las «cosas» o «entidades» que hay en el mundo.

En las condiciones actuales conocidas, un electrón puede seguir siendo el mismo electrón durante cinco mil millones de años o durante un trillonésimo de segundo. El tiempo de duración de un sistema solar del tipo del nuestro es menos azaroso, en parte porque se trata de un objeto mucho más complejo -al fin y al cabo es una abrumadora estructura compuesta de muy diversos tipos de elementos en enormes cantidades- y en parte también porque tiene un «desenvolvimiento» -el que va, por ejemplo, de la nebulosa a la formación de planetas, satélites , etc. De todos modos, se trata de una duración relativamente poco definida y precisa. Una cordillera o un sistema fluvial en nuestro globo pueden durar más o menos, dependiendo de muy variados factores, que incluyen su posición en la geología del planeta y su relación con otros procesos geológicos. Pero la duración de una cordillera en nuestro globo está de una cordillera en nuestro globo está posiblemente más determinada y circunscrita que la de un sistema solar en virtud de su posición en la geología del planeta: algunas cordilleras pueden desaparecer bruscamente, en una gran convulsión geológica, y otras ir dejando de existir en cuanto cordilleras en virtud de, entre otras causas, las erosiones, pero no es absurdo hablar de «la vida (la duración) de una cordillera». Un organismo biológico -en todo caso, uno multicelular- está mucho más confinado temporalmente que cualquier otra realidad no orgánica. Su «ciclo vital» no puede extenderse indefinidamente o, en todo caso, arbitrariamente. Los organismos biológicos tienen, ya propiamente, una «vida» y están por ello sometidos a una «muerte».

La cesación configura un organismo biológico de un modo mucho más determinado que las realidades inorgánicas. Esta configuración por la cesación alcanza su máximo en el ser humano —y puede alcanzarla en cualquier especie capaz de objetivarse mediante productos culturales. Por eso se puede hablar aquí, ya más propiamente, de «una vida» -y de «una muerte»-. En suma, «cesar más o menos, es decir, exhibir un grado, todo lo flexible que se quiera, de cesabilidad» es aproximadamente lo mismo que «estar más o menos precisamente condicionado (en virtud de la propia estructura y de su posición y función en el mundo) para cesar». A la luz de lo dicho, siento otras dos proposiciones:


3.
La cesabilidad mínima es la de las realidades inorgánicas


4.
La cesabilidad máxima es la de los seres humanos.
Buena parte de la presente obra está destinada a aclarar, y a ilustrar, estas dos proposiciones. Concluiré con ésta:


5.
Si, para simplificar, se llama «mortal» a «ser cesable», cabe concluir que cada uno de los niveles -en orden de posible emergencia- de «la realidad» es analizable en virtud de su situación ontológica dentro de un continuo -el «continuo de todo lo que hay» caracterizado por uno, o, más pares de tendencias opuestas (y complementarias). El par de tendencias dilucidado a lo largo de esta obra está constituido por los dos siguientes opuestos (y complementarios) polos: la tendencia que va de «lo menos mortal» a «lo más mortal» y la tendencia que recorre el camino inverso.


Camus:
«No conozco nada más absurdo que morir en un accidente de auto», dijo Albert Camus en referencia a la reciente pérdida de Fausto Coppi, el histórico ciclista. Al día siguiente, 4 de enero de 1960, el propio Camus, el filosofo del absurdo, moria sobre el asfalto de la nacional 5, cerca de La Chapelle Champigny, en un accidente de coche.
“Lo absurdo impone la muerte, es preciso dar a este problema prioridad sobre los otros, al margen de todos los métodos de pensamiento y de los juegos del espíritu desinteresado”.
Dijo Camus en Le Myth de Sisiphe




Derrida:
"...No. Nunca he aprendido a vivir...Aprender a vivir deberia significar aprender a morir, a tener en cuenta, para aceptarla, la mortalidad absoluta, sin salutacion, ni resurección, ni rendición, ni para uno mismo ni para el otro. Después de Platon se trata de la gran interpretacion filosófica (injoction) :
 filosofar es aprender a morir




Hegel:
En la Dialéctica de Hegel la Muerte toma un rumbo muy interesante, el mas inteligente y profundo:


"Decir que el Hombre es un Individuo libre o histórico, significa que "aparece" (erscheint) en su existencia empírica (Dasein) como una entidad dialéctica, y, por consiguiente, es dialéctico tanto en su realidad objetiya (Wirklichkeif) como en su ser mismo (Sein"), vale decir (y es equivalente) que el Hom­bre es~y~existe en la medida en que se suprime dialéctica­mente, o lo que es igual, que se conserva y se sublima...


...Decir que el Hombre es dialéctico, no solo es decir que es individual, libre e histórico, sino también afirmar que es esencialmete finito.
Mas la finiud radical del ser y de la realidad "aparecen" en el plano "fenomenológico" humano como algo que se llama Muerte.


Por consiguiente, decir que el Hombre se "revela" como Individuo libre histórico (o cómo " Personalidad") y que "aparece" como esencial mente mortal en el sentido estricto del término, es expresar de manera diferente una sola y misma cosa: un individuo libre-historico es necesariamente mortal, y un ser verdaderamente mortal es siempre un individuo libre e historico.


Para quitarle a este aserto su aspecto paradojico, es menester decir cuanto antes que para Hege la muerte humana es esencialmente distinta a la finitud de los seres puramente naturales.


La muerte es una finitud dialectica.
El ser dialectico, es decir, el Hombre, es el unico ser mortal en sentido nato. La muerte de un ser humano difiere esencialmente del "fin" de un animal o de una planta, asi como de la "desaparicion" de una cosa por simple desgaste.

(Creemos que tambien difiere esencialmente de un animal en cuanto a la potencialidad del hombre de, conscientemente, 'auto-ordenarsela', es decir, 'elejirla' -en cuanto a tiempo y espacio- él a ella en lugar de ella a él)

Veremos que significa en Hegel ese carácter dialéctico de la Muerte humana. Por otra parte, ya sabemos que la "con-servacion y sublimacion" que comporta nada tiene que ver con la supervivencia, pues sabemos que el ser dialectico es necesariamente finito o mortal.
 Si el Hombre, segun Hegel, solo puede ser en verdad humano porque debe y puede morir, no muere para resucitar ni para vivir en otro Mundo que no sea el Mundo natural donde nace y crea por la Accion su propio Mundo histórico.

De manera general, la introducción de la noción de la
Muerte no modifica en nada la descripción hegeliana de la Dialéctica que ya conocemos.


En resumen, decir que el Hombre es mortal (en el sentido en que es consciente de su muerte, que puede alcanzarla voluntariamente o "negarla" en un mito de inmortalidad), es sostener lo mismo que cuando se afirma que el Hombre es una Totalidad o una entidad dialéctica: la Totalidad aparece siempre como un individuo libre e historico que necesariamente es mortal, y el ser en verdad mortal es por fuerza un individuo libre e historico, que es y existe como una Totalidad o entidad dialectica.


Pero se trata de ver algo mas de cerca el por qué es asi.
En principio es evidente que un ser dialectico o "total" no puede ser sino finito o mortal. En efecto, no hay por definicion Dialectica y por tanto Totalidad sino donde hay Negatividad. Pero la Negatividad en estado aislado es la Nada pura. Su "sintesis" con la Identidad o el Ser dado (Sein) solo puede ser una penetracion de la Nada en el Ser, es decir, un aniquilamiento de este ultimo o un aniquilamiento de la Nada en él.


Mas el Ser sólo se aniquila en el Tiempo y la Nada se aniquila en el Ser en tanto que Tiempo.
El Ser Dialectico Total (es decir, el 'Espiritu' en la "Fenomenologia del Espiritu", o la 'Vida' en la terminologia del joven Hegel) es pues necesariamente temporal: 'es el Tiempo realizado', o si se quiere, 'materializado'; es decir, un tiempo que dura ( en el Ser o en el Espacio).
Pero durar es tener necesariamente un comienzo y un fin (en el Tiempo) que "aparecen" como nacimiento y muerte.


Un ser dialectico o Total, en efecto, es siempre mortal, por lo menos en el sentido que su existencia empirica es finita o limitada en y por el Tiempo.


Pero la Muerte "dialectica" es mas que un simple final o limite impuesto desde afuera. Si la Muerte es una "aparicion" de la Negatividad, la libertad como sabemos, es otra de sus formas. La Muerte y la Libertad no son pues sino dos aspectos ("fenomenologicos") de una sola y misma cosa, de modo que decir '"mortal" es decir "libre" y a la inversa..."


("La Dialectica de lo Real y la Idea de la Muerte en Hegel",  A. Kojeve)


.............................................................................................................................


Como dijimos: nos parece interesantísimo.
Interesantísimo en cuánto que, epistemológicamente, ontológicamente, fenomenológicaqmente, argumentativamente, filosoficamente no digamos...el 'juego de abalorios' dialéctico que nos presenta Hegel es, simplemente, brillante. Con razón se gano por meritos propios el llegar a ser uno de los pensadores mas brillantes de la humanidad.
Los ultimos parrafos de Kojeve son calibrados con exactitud perinclita. Merece la pena repetirlos:


"Pero la Muerte "dialectica" es mas que un simple final o limite impuesto desde afuera. Si la Muerte es una "aparicion" de la Negatividad, la libertad como sabemos, es otra de sus formas. La Muerte y la Libertad no son pues sino dos aspectos ("fenomenologicos") de una sola y misma cosa, de modo que decir '"mortal" es decir "libre" y a la inversa..."




Al estalecerse que la muerte "es más que un simple final impuesto desde afuera", se la contiene, se la despoja de autonomia e independencia y el hombre, asi, pierde impotencia porque deja de ser marioneta total de ella. Aunque es verdad que con la Muerte 'aparece' la Negatividad (lo que nos niega, lo que nos suprime), tambien es verdad que esa misma Negatividad, es, a su vez, digamos, 'anti-Muerte', en cuanto que es otra expresion de la Libertad. Y ahora llega lo puramente genial:  "La Muerte y la Libertad no son pues sino dos aspectos ("fenomenologicos") de una sola y misma cosa, de modo que decir 'mortal' es decir 'libre' y a la inversa..."


¡¡¡La Muerte es la que le da al hombre su Libertad!!!.
Y es verdad.
Sin ella el hombre no podria ser libre porque quedaria sentenciado a no-morir,  a mantener infinitamente su ser, su 'Sein', por lo tanto quedaria condenado a no poder ser un ser dialectico, finito, mortal, que es, precisamente, lo que le proporciona su Negatividad, su Libertad.


Y que es para Hegel la Libertad no consiste en elejir entre disponibles datos, entre bifurcaciones o brazos; la Libertad para Hegel es la Negacion de lo Dado...en la misma medida que la Muerte, como Negacion, no elije tampoco entre datos sino que Niega, suprime lo Dado. Por esto mismo, para Hegel, el Pensar, el poner en la praxis esa Libertad, es negar lo que nos rodea, lo Dado que enfrentamos.
Y es la Negacion de lo Dado porque, de lo contrario, al quedarse forzado el individuo a seleccionar sobre algo que no ha seleccionado, perderia totalmente su Libertad, su Ser, al quedar asi supeditado 'a priori' a un reglamento que él no ha fabricado.



                                                                Georg W. F. Hegel

Monday, January 25, 2010

HACERLE EL JUEGO AL SISTEMA DE LOS "CULTOS MEDICOS"



El lema de "Señales de los Tiempos":

"Ignota, nulla curatio morbi",
'Es imposible curar una enfermedad
 que no se conoce'.
Si. Es verdad. Porque:
"Bona diagnosis, bona curatio",
‘Buen diagnóstico, buena curación’,
para curarse es necesario saber de qué se está enfermo.
Apoyamos la Digna labor de "Señales de los Tiempos".
Pero creo que se tendría que enfatizar
ciertas sutilezas implícitas
para poder tomar exacta conciencia
de estos tiempos tan entrampados dónde vivimos
donde el tratar de acoplar las ambivalencias personales
a las omnipresentes contradicciones capitalistas
bajo las que vivimos crea tantas neurosis y tantos conflictos. 

Empecemos diciendo
que los que, verdaderamente, conocen la 'enfermedad'
y tienen realmente los medios para combatirla
son los "cultos médicos" que se benefican de ella,
los que basan su dominio y sus fortunas
en la existencia de ella;
y la trágica paradoja radica
en que son esos mismos 'médicos'
a los que tenemos que pagar
cuando vamos a visitarlos con esa 'enfermedad'.

Por lo tanto,
no es cuestión de "conocer la enfermedad",
es cuestión de crear
(en lucha sin cuartel contra esa 'clase médica')
un sistema nuevo profiláctico-revolucionario
en el que se le pague a esos 'cultos médicos'
tan sólo cuando estemos sanos,
asi quedarían obligados
a defender sus intereses
cuídando siempre por la salud social de todos.
De lo contrario nunca nos curaremos
porque es, precisamente,
el buen funcionamiento de la "enfermedad",
de 'per se',
lo que hace posible el mantener engrasados
los engranajes de la Dictadura
del Negocio de esos 'médicos'.

Ahora entendemos el por qué
el hecho de 'dar a conocer esa enfermedad',
el hecho de usar esa decorativa 'libertad'
que los 'médicos' nos dán
para que la conozcamos y la publiquemos,
en esencia,
sólo los beneficia a ellos
porque son los únicos que cobran y ganan
'cuando estamos enfermos' y tenemos que ir a visitarlos.

Y es entonces, cuando, queriéndolo o no,
le hacemos el juego a éste sistema de 'cultos médicos'
mediante el uso de esa misma 'libertad' de cartón
(¡con la que creemos que vamos en contra de ellos!)
que nos otorgan para publicar
todas las "Señales de los Tiempos"
y todos los "Tiempos de Señales",
sin los cuales,
ni podrían tener la coartada de su "democracia"
ni podrían cobrarnos y ganar cuántiosas sumas
con todas nuestras "enfermedades".

Es, transbordando a nuestro caso
la famosa dialéctica de Hegel del "amo y el esclavo",
que en ésta ecuación del "medico y el paciente",
éste último es necesario para la existencia del primero,
la 'enfermedad' es el 'reason d'être'
para la supervivencia del galeno.
Por eso no 'curaremos nuestra enfermedad'
sólo con conocíendola,
denuncíandola o exponíendola 'digitalmente'
a través de los medios que tan 'generosamente' nos ofrecen,
sino que la curaremos derrocando la estructura médica
(que vive lujosamente de ella)
y sustituyéndola por un  racional sistema
higienico dónde los 'nuevos médicos'
sólo puedan aprovecharse de nosotros cuando estemos sanos
y no cuando estemos enfermos.

Es, simplemente, la necesaria revolución,
con la que, "mutatis mutandi",
podamos llegar algun día a montar
unas señales, que, al igual que las que regulan
el tráfico de vehículos en las carreteras,
sean respetadas y sirvan, con igualdad,
para los intereses de todos
y no para que los coches de lujos
se salten la luz roja cuando les de la gana.

Y no somos ingenuos:
ésto no quiere decir que se destierre la 'enfermedad',
porque la contradicción es endógena  al hombre,
pero por lo menos sacaremos de en medio
a una sociedad basada en la explotacion del hombre por el hombre que, en lugar de domeñarla,
la estimula y la alimenta al usufructuarla,
y, por lo tanto, la perpetua en lugar de curarla.

Porque estamos en un Contrato Social
de un nuevo Rousseau en el que se nos dice:
"Miren: yo seguieré explotando,
saqueando, derrocando, invadiendo,
matando, mintiendo, pero, ahora bien:
os concedo el derecho de denunciarme
si asi lo deseais,
porque ésta es la única manera que tengo
de probrar que vivimos en un 'mundo libre'
...'libertad', que, subsecuentemente,
me hace falta para seguir haciendo lo que hago".

Este es el Contrato que hemos firmado:
la manera funcional en la que,
queriendolo o no,
le hacemos el juego a este sistema
que, para la 'salud de su enfermedad',
digiere y excrementa, sin perjuicio ninguno,
todo lo que le echamos.


Si, es imposible curar una enfermedad que no se conoce,
"Ignota, nulla curatio morbi",
pero la que nos aflije hoy en dia la conocemos muy bien
...el unico obstaculo son los 'cultos medicos'
que se benefician de ella.

LA AUTODIDAXIA: DE MONAGUILLO A PAPA




     








Esta autodidaxia ha sido un proceso largo de estudios y trabajo que ha durado setenta años! Cómo veís, comencé de monaguillo, en el puesto ecleciástico más bajo; eran tiempos duros y lapidarios, de hambre, de represión y escarnio.  Daban "hostias" por todos lados.

Yo -cómo monaguillo- hacía las hostias con harina de pan blanco (una harina, que, por aquellos tiempos, era manjar sagrado; hoy creo que usan un sintético especial orgánico..dios ha camiado de gusto y de bocado)...aún me acuerdo...en un molde eléctrico que el cura me encargaba de tener siempre limpio y a mano; y el vino, antes de consagrarlo, tenía que tener sus adecuados grados (de alcohol), pués ya se habían dado casos en los que más de un sacerdote, a mitad de la misa, se había desplomado; entonces se tenía que tener mucho cuidado; y yo era el encargado de que todo estuviera siempre en perfecto estado.

El tiempo fué pasando y mi vocación y mi fé fueron aumentando. Así, que, poco a poco, pasé a ser sacristán, bautizos, bodas, entierros, dónde los muertos se hacían carne y pulso que aún no he olvidado, dónde la muerte y la vida, aprendí, siempre van de la mano, y litúrgias de domingos, cuando los evangelios del Apóstol de los Pobres, como empecé a llamarlo, me comenzaron a abrir inquietudes que después me abrirían nuevos campos.


Después...hasta me dá verguenza contarlo...una noche soñé que se me aparecía el arcángel San Grabiel y que me anunciaba algo, algo que al principio no entendí, pero que después fuí vislumbrando, y era que me pedía que ingresara en el Seminario, y yo le dije que no estaba peparado, pero me contestó que al Seminario que se refería era el de la Vida Misma, dónde hay matrícula libre y cada cual tiene que hacer sus estudios recorriendo sus caminos y enfrentando al Auténtico Cristo que es el que realmente nos enseña y nos ilumina la justicia y el espíritu que todos llevamos, y que aquí, las jerarquías ecleciásticas son tan sólo la madurez y la genuína razón que nos guía.
Y me gustó lo que me decía, así, que, aquella misma mañana, ingresé en aquel maravilloso Seminario que el arcángel, en mis sueños, me proponía.


Y me fuí por el mundo, por la existencia, por los pueblos, por la vida, por su Interperie, por sus abismos, por sus vaguadas, por sus avenidas...el mismo paísaje que una vez Cristo lo describió diciendo: "Las aves del cielo tienen sus nidos y las alimañas sus guaridas, pero el Hijo del Hombre no tiene una almohada dónde apoyar su cabeza".


Y ésto fué lo que yo fuí realizándo y verificando en el Seminario de la Vida. Y poco a poco, recorríendo las veredas y atajos de éste ancho y ajeno mundo, de sacristán, pasé a obispo, a cardenal, pués ya los birretes de las carreteras por las diferentes ramas de la humanidad que atravesaba se fueron poniendo rojos de tanta esperanza y sangre que de ellos emanaban. Y en una de las bifurcaciones de los caminos,  no hace mucho tiempo, conocí al Padre Miguel D'Escoto (Ex-Presidente de la Asamblea General de las Organización de las Naciones Unidas, ONU)...y me causó una impresión grandísima...¡ Me enseñó tantas cosas...!  Y fué él el que, realmente, me hizo ver al Verdadero Jesucristo (el que yo siempre, desde monaguillo, había presentido), y fué él el que me consagró Papa al comprobar que yo ya estaba preparado para conocer la Verdad: que el llamado Santo Padre del Vaticano es tan sólo un impostor al servicio del Capital, que tan sólo representa al Anti-Cristo al que tenemos que desenmascarar, pues el verdadero Cristo está en la Justicia que todos, hechos Papa ya, tenemos que llevarla a la práctica comprometiéndonos con aquel Apóstol de los Pobres, que, por subvertir revolucionariamente el orden establecido en aquella época del Sanedrín Imperial, fué condenado a muerte como todos los Redentores de la humanidad.


Y esta es mi autodidaxia, mi transcender, ese largo proceso de nuevos conocimientos y valores que vamos incorporando a nuestro saber hasta que, en contínua evolución, de monaguillo a Papa, podamos crecer.

Sunday, January 24, 2010

"POLVO DESORGANIZADO DE INDIVIDUOS"




"Señales de los Tiempos"
La consciencia es el mayor enigma de la ciencia y la filosofía.

Etiqueta: Ciencia y Tecnología
Francisco J. Rubia
Tendencias 21
23/01/10


"Estamos lejos de comprender el salto cualitativo que supone pasar de la actividad neuronal del cerebro a la experiencia consciente. La consciencia no es un fenómeno todo-o-nada, sino que existen diversos niveles de consciencia. Y la transición de la inconsciencia a la consciencia no es simplemente un cambio de una inactividad a una actividad neuronal, sino que supone un cambio en lo que hacen las neuronas, cambio que hoy por hoy es desconocido. El dualismo que subyace a algunas de las teorías sobre la consciencia plantea la cuestión de cómo superarlo, ya que este dualismo no ha podido aclarar cómo es posible que un ente inmaterial pueda interaccionar con la materia que es el cerebro. Estamos lejos de comprender el salto cualitativo que supone pasar de la actividad neuronal del cerebro a la experiencia subjetiva de la consciencia......."


Apasionadamente interesante.
Gracias por vuestro trabajo, "Señales de los Tiempos".
¿De dónde sacaís vosotros, constantemente, en contínuum, tantas genuínas noticias y artículos?
¿Es que teneís por ahí alguna 'mina de oro' gnoseológica-informativa escondida en algún lugar secreto?


Un día, a vuestros seguidores (aparte del técnico ¿"Quíenes somos...?"), les tendriaís que explicar a 'grosso modo', pero en concreto, cómo funciona vuestro equipo detrás de bastidores, sobre qué especificos cangilones se mueve vuestra noria, vuestro 'modus operandi', y quíen o quienes seres reales están detrás de los mandos de estos engranajes tan bien engarzados.


Es que hoy en día todo se dá en una tremenda abstractificación, totalmente deshumanizada ('virtual reality') en la que nunca "nos olemos unos a los otros como seres humanos"; tan sólo teclas, máquinas, artefactos via satélites, cacharros inalámbricos (que nadie entienden) y susurros y suposiciones que se cruzan por un mundo invisible que nunca palpamos con nuestros dedos.
Una desgracia.
Me pregunto si en el 'free world' ya no seremos -sin saberlo- "drones" en tierra tele-dirigidos desde un Panopticón o un Vaticano con mitra papal del Wall Street.
Una desgracia.
(¿Será cierto lo que dijo Kaczynski -el 'Unabomber'- que la mayor desgracia de la humanidad fué la llegada de la 'Revolución Industrial'?)


Es como si nos estuviesemos convirtiendo en fantasmas (los unos para los otros) sobre las inalcanzables distancias de éstas "cajas con teclas" que nos conectan (y nos desconectan emocionalmente) en una 'inter-red' de cables y ondas en la cual, en su "quantum pop", nadie sabe quíen es el otro (excepto por la 'mascara' de la escritura ¡que para colmo ni es caligrafía!), ni en qué rincón del mundo está ubicado ni en qué sensorialidad empírica de criatura de carne y huesos se desenvuelve su vida. Fantasmas dispersos.


Hace tiempo, Durkheim dijo que la sociedad consistía en un "polvo desorganizado de individuos". Tengo miedo de saber qué hubiese dicho hoy en éste cul-de-sac del 'homo abssurdissimum', que, al igual que en la novela de Kafka, 'El Castillo', no se sabe el por qué el protagosnista nunca termina de encontrar el camino para arribar a él.


En éste sentido, vosotros, "Señales...", estaís en ese "Castillo" kafkiano desde dónde nos proporcionaís vuestros interesantes artículos, y nosotros, desde nuestros cubículos, en cualquier parte del planeta (!!!), os escribimos en ellos nuestros comentarios sin encontrar nunca el camino humanístico que, entre todos, hilos inalámbricos, "polvo desorganizado", deberíamos de componer como mamiferos existenciales de sangre y esqueleto que transcienden ésta Alienante "realidad virtual" dónde nos hacen vivir estos canallas.


Y ésta, creo, es una buena manera de expresar eso que dice éste excelente artículo de ese "salto cualitativo que supone pasar de la actividad neuronal del cerebro a la experiencia consciente", porque, aporreando "neuronalmente" estas teclas, he ido pasando, Misteriosimante, sin saberlo (con razón la ciencia y la filosofía no lo entienen), a ésta "experiencia consciente" que os mando.
Algo es algo. Aunque seguimos de "polvo desorganizado.

Saturday, January 23, 2010

EL ORÁCULO DE DELFOS: CONÓCETE A TÍ MISMO: HORA CERO


Hora cero.
Caida al fondo.
La tramoya ha muerto.
La función cerró su puerto.
'Solus Ipse'.
'Hic et nunc'.
Todo abierto.
La soledad alzo sus vuelos.
Ahora,
sin una teja sobre la cabeza,
sin suelo.
A la interperie.
Tan sólo el profundo buceo.
Circunspectos marineros
en el mar infinito
que no contesta a nuestros ruegos.
Dejamos el barco navegar
disuelto ya el palio
de protecciones y apegos.
Libres y junto al abismo,
sentimos vacíos de vértigos:
nada ni nadie
nos educó para éste encuentro:
el conocernos a nosotros mismos:
Oraculo de Delfos:
que Miedo,
que Sobresaltos al vernos,
contínua recapitulación de todos los cerebros
que llevamos dentro,
al hundírnos en nuestros tuétanos,
sin trampas ni trámites,
sin coartadas,
sin mascaras,
sin pretextos,
desnudos de cuerpo entero,
vacíos de maquillajes
de actores y actrices
del 'teatrum mundi' siempre enhiesto.
¿Qué queda ahora
en nuestras alforjas de camineros?
¿Qué nos queda ahora
cuando, sin escudos de creencias,
de esperas,
de sentimientos,
de argumentos,
nos damos de cara con nosotros mismos,
salidos ya del circo
donde, amaestrados,
ejecutamos nuestro número
de `piruetas y trapecios?
¿Qué nos queda ahora,
cuando, 'hit et nunc',
en la Hora Cero,
paseamos afuera del reloj
y del tiempo y del escaparate
dónde, como maniquíes,
asistimos impávidos a nuestro propio entierro?
¿Qué nos queda ahora,
cuando, cortadas las amarras
de las necesidades,
de nuestros semejantes,
de nuestras emociones y afectos,
nos enfrentamos a nosotros mismos
y sentimos que lo que somos
de lo que creemos ser está tan lejos?

Friday, January 22, 2010

ADORNO



Best of the Web Psychopaths Among Us - ABC Report

Dr Jonica Newby
The Australian Broadcasting Company
Thu, 05 May 2005 12:26 EDT

"Signs of the Times"
Janary 22, 2010

Wrong State Of Things      By: manuel cidoncha-hinestrosa


As Adorno puts it: "the ontology of the wrong state of things"
('Negative Dialectic')
The products of this "wrong state of things",
individuals and their intellectual efforts,
can only be put wrong too.


"There's a growing realisation psychopaths are thriving in today's workplace".
Yes.
But these 'psychopaths' need to be understood
under their social and historical role in this society,
in our society,
and not only on their 'psychological' functions "treating others".


They must be viewed objectively
in the capitalist distortion under which we live,
namely: BEHAVI-ORAL ALIENATION.


For Marx, the history of mankind had a double aspect:
It was a history of increasing control of man over nature,
and, at the same time, was a history of the INCREASING ALIENATION OF MAN.


Alienation may be described as a condition
in which men are dominated by forces of their own creation,
which confront them as alien powers.
To Marx, all major institutional spheres in capitalist society,
such as religion, the state, and political economy,
were marked by a condition of alienation...
...WERE MARKED BY A PSICOPATHOLOGIC CONDITIONS,
BY AN ONTOLOGY OF WRONG STATE OF THINGS...


Added: Fri, 22 Jan 2010 05:15 EST

Thursday, January 21, 2010

"LITTEL BOY" AND "FAT MAN": HIROSHIMA Y NAGASAKY




A la bomba atómica que el Omnis Imperium
lanzó sobre la población
urbana indefensa de Hiroshima,
la llamaron:  "Little Boy", 'Muchacho Pequeño'.

A la otra bomba atómica (de plutonium)
que tiraron sobre la población
urbana e indefensa de Nagasaky,
tres días después
(¡¿no pudieron esperar a que se rindieran con la primera?!),
le pusieron: "Fat Man", 'Hombre Gordo'.

Hoy el mundo parece haberse olvidado
del 'Muchacho Pequeño' y del 'Hombre Gordo',
que, como dos personajes de un cuento escalofríante
producido por una Monstruosa Mente,
parece ser que han desaparecido
del consciente y subconsciente colectivo.

Es un olvido extraño,
una rara falta de memoria
en una sociedad tan sensible al terrorismo,
tan opuesta a la violencia,
tan fiel al Orden,
tan apegada a la Ley.

Pero nosotros sí lo recordamos.
Japón lo recuerda.
Los hombres sensibles lo recuerdan.
Es bueno recordar,
es condición 'sine qua num' de saber.
Por eso no dejan saber,
para no recordar,
para no saber lo que ha pasado,
para no saber lo que pasa.

Así, si algún día al Omnis Imperium
le hace falta llamar
al 'Muchacho Pequeño' y al 'Hombre Gordo'
para que traígan de nuevo
la temperatura del Sol sobre la Tierra
...para ese entonces ya,
absolutamente,
no sabremos lo que ha pasado
ni lo que pasa porque nuestra memoria
estará completamente calcinada.

Blog Archive